Carlos Arguedas C.. 2 julio
Cuando comenzó el juicio, el pasado 15 de junio, Alvin Stanford Diaz se abstuvo de declarar. En esa ocasión dijo que lo haría posteriormente. Foto de Reiner Montero
Cuando comenzó el juicio, el pasado 15 de junio, Alvin Stanford Diaz se abstuvo de declarar. En esa ocasión dijo que lo haría posteriormente. Foto de Reiner Montero

Alvin Stanford Diaz Hawkings alegó ser inocente de intentar violar y asesinar a una turista española en agosto del 2018 en la comunidad de Tortuguero, de Pococí, Limón.

La manifestación la hizo al declarar el miércoles en la tarde durante un juicio que se realiza en los Tribunales de Pococí, en el cual figura como acusado de los delitos de homicidio calificado e intento de violación en perjuicio de la Arancha Gutiérrez López, quien vacacionaba con su esposo y amigos.

El relato duró cerca de 15 minutos, lapso durante el cual no aceptó preguntas de ninguna de las partes. Diaz Hawkings, de 34 años de edad, se limitó a hacer un recuento de los sucedido durante la noche del 3 de agosto (previo al crimen) y mañana del 4 de agosto, cuando apareció el cuerpo de Gutiérrez.

El imputado básicamente contó que la noche previa, y la madrugada del día del crimen, estuvo ingiriendo licor y que llegó a dormir a su apartamento a las 4:30 a. m. del 4 de agosto.

En su declaración agregó que ese día se despertó a las 7:30 a. m., por lo que se fue rápido para su trabajo como misceláneo en un sitio de hospedaje cercano al hotel Laguna Lodge, donde se alojaba la turista asesinada.

Díaz precisó que al caminar por la playa escuchó ruidos en la maleza como de “una pareja en relaciones íntimas apasionadas” por lo que sintió curiosidad y se aproximó.

El acusado relató que en ese momento sintió que le pusieron una pistola por detrás de la cabeza y un sujeto le advirtió que cerrara los ojos y que si decía algo, ellos (supuestamente había otro individuo en el lugar y ambos cubrían sus rostros) sabían quién era y donde trabajaba.

Luego manifestó que uno de los sujetos lo obligó a escupir sobre el cuerpo de la mujer, que estaba tendido en el suelo y uno de ellos tomó la mano de ella y le rasguño la cara cerca del ojo derecho.

El relato de Alvin Stanford Díaz fue muy similar a una entrevista que concedió a Noticias Repretel y que fue divulgada en abril del 2019.

Aunque para este jueves estaba previsto que se recibiera la declaración de los padres de Arancha Gutiérrez, la diligencia que iba a realizarse mediante videoconferencia desde el consulado de Costa Rica en Madrid, España, debió suspenderse por incapacidad de una de las juezas.

Esa declaración quedó programada para el 14 de julio. Luego, el juicio se pretende continuar el 21 de julio cuando los jueces y las partes se trasladen a Tortuguero para hacer una inspección del lugar donde ocurrieron los hechos. Finalmente, se tiene previsto empezar conclusiones el 3 de agosto.

Arancha Gutiérrez López, fue asesinada mientras vacacionaba con su esposo y amigos en Tortuguero. Foto tomada de Facebook
Arancha Gutiérrez López, fue asesinada mientras vacacionaba con su esposo y amigos en Tortuguero. Foto tomada de Facebook
Breve recuento

El homicidio que se juzga ocurrió el 4 de agosto del 2018, cuando la víctima salió a correr por un sendero en la población de Tortuguero.

Arancha Gutiérrez, de 31 años, fue hallada sin vida a las 7:30 a. m. de ese mismo día en un camino cercano al hotel donde se hospedaba, con signos de estrangulación.

Horas después fue arrestado Díaz, de nacionalidad nicaragüense, como único sospechoso del delito, con base en la versión de lugareños de que el día antes lo vieron conversando con la española.

Sin embargo, dos días después del crimen, un Juzgado Penal rechazó por falta de pruebas la solicitud de la Fiscalía de dictarle prisión preventiva; no obstante, él permaneció preso por razones migratorias.

Díaz iba a permanecer 30 días bajó las órdenes de Migración y Extranjería, mientras se tramitaba su deportación. Mientras transcurrió ese lapso salieron las pruebas de laboratorio que determinaron que la saliva encontrada en los senos de la víctima correspondía al ADN de Díaz.

Además de que los restos de piel encontrados en las uñas de las manos de la víctima coincidían también con las muestras tomadas al nicaragüense.

El tribunal que dirige el debate está integrado por Cristian Corrales Lugo, quien preside, así como Alexánder Gómez Moreno y Nazira Merayo.

Asimismo, en este caso la familia de la española demandó civilmente tanto al hotel Laguna Lodge como al imputado por la suma de ¢850 millones.