Katherine Chaves R.. 21 julio
Los nicaragüenses llegaron hasta la frontera de Peñas Blancas para intentar cruzar a su país, pero no se lo permitieron. Foto: Archivo
Los nicaragüenses llegaron hasta la frontera de Peñas Blancas para intentar cruzar a su país, pero no se lo permitieron. Foto: Archivo

Alrededor de 150 nicaragüenses están varados actualmente en Peñas Blancas, Guanacaste, luego de que el Gobierno de aquel país les impusiera un nuevo requisito para permitirles el ingreso a su territorio: comprobar que no portan el nuevo coronavirus.

La Dirección Nacional de Migración y Extranjería confirmó la situación ante una consulta de este medio. Según indicaron, esos extranjeros se fueron acumulando en ese sitio durante las últimas 24 horas.

Explicó que los foráneos llegaron solos hasta la frontera para intentar pasar a su país natal.

De acuerdo con la legislación vigente, hicieron el proceso migratorio de salida de Costa Rica. Una vez que lo terminaron y como es habitual, se dirigieron hacia su país.

No obstante, en el borde fronterizo, las autoridades nicaragüenses les pusieron este nuevo freno: portar un resultado negativo de la prueba de covid-19. De momento se desconoce si hay negociaciones entre ambos gobiernos, para facilitar el tránsito de esta población.

Las autoridades migratorias aclararon que este grupo de extranjeros nada tienen que ver con los traslados encapsulados que, en alianza con Panamá y Nicaragua, se vienen haciendo desde principios de julio, con el objetivo de que nicaragüenses regresen, de forma segura, a su país.

“El proceso acordado entre las autoridades migratorias de Panamá, Costa Rica y Nicaragua para el tránsito de nicaragüense desde Panamá, el cual se realiza de forma encapsulada desde la frontera sur, se mantiene con normalidad, siendo esta una situación independiente a la presentada por los nicaragüenses que se mantienen en Peñas Blancas en espera de la autorización para su ingreso”, aseguró Migración.

Migración se refiere a cientos de migrantes de Nicaragua que viajan todos los años a Panamá a la corta de caña.

Sin embargo, la temporada de zafra ya culminó y ahora están de regreso hacia su país. Por ello, se les moviliza en autobuses, cuyo pasaje ellos mismos costean, y con estrictos controles para garantizar que no ingresan a Costa Rica con síntomas.

Colaboró el corresponsal: Reiner Montero.