Desastres

Tormenta tropical Bonnie en Costa Rica en vivo: Dos condiciones se conjugaron para que daños sean menores

Siga aquí los últimos acontecimientos relacionados con la tormenta tropical Bonnie que afecta al país

Pese a que la tormenta tropical Bonnie ya está a más de 400 kilómetros de cabo Blanco, su efecto indirecto aún se percibe en el país, con lluvias intermitentes en la zona norte y el Valle Central, con valores entre 20 y 100 mm y de emtre 20 y 60 mm en el Pacífico Central y Sur.

El Instituto Meteorológico Nacional insiste en que se mantenga la precaución de zonas propensas a deslizamientos e inundaciones, pues los suelos están saturados.

Este sábado en Cuajiniquil, la Fuerza Pública tuvo que ayudar a familias que debieron trasladarse a albergues debido a las inundaciones. Foto; MSP.

La disminución en las lluvias permitió cambiar las alertas dispuestas en varias regiones del país, impactadas por la tormenta tropical Bonnie. Por ejemplo, el Caribe Sur pasó de alerta amarilla a verde; mientras que el Pacífico Sur, Central y Valle Central, a condición amarilla. Por otro lado, la zona norte, el Caribe Norte y el Pacífico Norte pasan a alerta naranja, a excepción de los cantones de Liberia y La Cruz, los cuales continúan en alerta roja.

Para este domingo, el Instituto Meteorológico Nacional prevé que la influencia del fenómeno se diluya y regresen las precipitaciones propias de la estación lluviosa, con montos estimados entre 30 mm y 70 mm en 24 horas.

No obstante, los especialistas piden particular cuidado en la zona norte y el caribe montañoso, donde hay suelos saturados, producto de las lluvias intermitentes.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) autorizó este sábado el retorno paulatino a sus hogares a 3.536 personas evacuadas de manera preventiva ante el embate de la tormenta tropical Bonnie.

Toda esa población se movilizó para salvaguardar sus vida en un proceso en el que participaron cuerpos de rescate, comites locales, municipalidades y empresarios de las comunidades. Se trató, principalmente, de habitantes de los cantones de Cañas, Sarapiquí, Guatuso, Pococí y La Cruz. Los cuales, en un proceso paulatino, pueden retornar a sus viviendas. Sin embargo, se mantienen habilitados albergues en La Cruz y Liberia Guanacaste donde aún hay alerta roja y las lluvias, hasta la noche del sábado, persistía.2:30 p. m. Dos condiciones se conjugaron para que daños sean menores.

Dos condiciones climáticas se conjugaron para que el paso de la tormenta tropical Bonnie hiciera menos estragos de lo esperado en el norte de Costa Rica, explicó Werner Stolz, director Instituto Metereológico Nacional (IMN).

La primera fue que su desplazamiento fue muy rápido, a un promedio de 35 kilómetros por hora, y la segunda que los vientos más fuertes se concentraron al norte del sistema, añadió Stolz.

“Generalmente, cuando este tipo de fenómenos se desplaza con esa velocidad tiende a generar mucho menos efectos (...), y los vientos se dieron más al norte y noreste, excepto en Guanacaste en su sector norte”, detalló.

Durante la mañana de este sábado, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) reportó que “afortunadamente hemos tenido únicamente 26 incidentes por inundación y tres incidentes por deslizamiento”. La tormenta tocó suelo costarricense el viernes a las 8:30 p.m. y durante la madrugada de este sábado salió hacia el lago de Nicaragua.

El presidente de la República, Rodrigo Chaves, aseguró que el paso de la tormenta tropical Bonnie “no causó el daño que pudo haber causado si hubiera seguido otra trayectoria”, y anunció que la Comisión Nacional de Emergencia (CNE) no declarará estado de emergencia para el país.

Así lo dijo el mandatario este mediodía, pese a que las instituciones apenas empiezan a valorar los daños del fenómeno y aún persisten fuertes lluvias en cantones como La Cruz, en Guanacaste.

“Le doy gracias a Dios que no ha habido muertes, que no hay daños mayores, que tenemos la capacidad de responder y, en ese sentido, no vamos a emitir un decreto de emergencia”, declaró Chaves.

Añadió que “vamos a tratar con urgencia dentro de los mecanismos establecidos por el Estado. El hecho que no se declare la emergencia no quiere decir que no vamos a atender a miles de familias afectadas

Rodrigo Chaves, presidente de la República, informó que a esta hora se registra un acumulado de lluvia de hasta 300 litros por metro cuadrado en el cantón de La Cruz, en Guanacaste, pese a que la tormenta tropical Bonnie salió del territorio nacional y se interna en el Oceáno Pacífico.

Las lluvias son asociadas a las bandas del fenómenos. El mandatario celebró, en conferencia de prensa realizada en casa Presidencia, que el paso de la tormenta “no causó el daño que pudo haber causado si ha seguido otra trayectoria”, al tiempo que aseguró que aún no se reportan muertes de personas.

“Afortunadamente no vemos que los ríos se vayan a desbordar muchísimo más”, añadió. Chaves indicó que más de 3.500 personas se mantienen evacuadas en 54 albergues, principalmente ubicadas en la Zona Norte, al tiempo que felicitó la labor de prevención realizada por múltiples institucionales.

Anunció que ahora viene la parte “curativa”, es decir, la evaluación y atención de daños. El Ministerio de Vivienda y Hacentamientos Humanos (Mivah) empezará hará el inventario de las casas que necesitan reparación y cuáles ciudadanos necesitan de ayuda económica para esa reconstrucción. La labor se hará junto con el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

Producto de las fuertes lluvias por el paso de la tormenta tropical Bonnie, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) registró averías en comunidades de los cantones de Limón, Talamanca, Matina, Siquirres, Pococí, Sarapiquí, Guácimo, Turrialba y Paraíso, para un total de 8.593 clientes afectados.

Antes de este mediodía el ICE había el 99% de los servicios en las comunidades de la región del Caribe, a nivel nacional la recuperación era de un 15% de los servicios. Además, los equipos técnicos atienden 7.308 averías en Guatuso, Upala, La Cruz, Liberia, Carrillo y Tilarán.

La Planta Daniel Gutiérrez de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), ubicada en San Ramón, se encuentra de operación producto de una crecida en el río. El resto plantas del ICE operan con normalidad, informó la institución.

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) reporta cierre en la Ruta 32, Ruta 739 en el sector de La Rita por la caída del puente sobre el río Balsa, San Carlos.

Cuadrillas del ICE laboraban este sábado para restablecer gran cantidad de servicios que fueron afectados por la fuerte lluvia y vientos que dejó la tormenta Bonnie a su paso por nuestro territorio. Foto: Edgar Chinchilla.

El aeropuerto de Guanacaste, ubicado en Liberia, mantiene este sábado su operación “normal” pese a que las bandas asociadas a la tormenta tropical Bonnie mantienen su influencia sobre el Pacífico Norte de Costa Rica, informó la la Dirección General de Aviación Civil (DGAC).

Sin embargo, la administración de la terminal aérea informó que, debido a los efectos del fenómeno, se registran demoras en seis rutas entre las 11 a.m. y 2 p.m., por lo que invitó a los pasajeros visitar la página www.guanacasteairport.com y sus redes en Facebook y Twitter para conocer la condición de los vuelos.

“Si su vuelo eventualmente apareciera como reprogramado, solicitamos a los pasajeros no acudir a la terminal y contactar a su aerolínea”, informó el aeropuerto.

En tanto, Aviación Civil asegura que por el momento “no hay ningún aeropuerto afectado, pero por la condición de lluvia, visibilidad y techo es probable que la operación se manifieste variable durante el día. “Pueden darse momentos en que las condiciones no permitan los vuelos, pero no se prevé se vayan a tener cierres prolongados en los aeropuertos, aunque sí algunas demoras dependiendo de las condiciones meteorológicas”, advirtió la DGAC.

La empresa administradora del aeropuerto en Liberia, Coriport, espera un mayor repunte del tránsito en la terminal cuando se reactiven vuelos a Canadá y Europa. Foto: Cortesía

El ojo de la tormenta tropical Bonnie se aleja del sur de Nicaragua y se interna en el Océano Pacífico a una velocidad de 22 kilómetros por hora, con vientos de 65 kilómetros por hora, de acuerdo con el Instituto Metereológico Nacional (IMN).

Sin embargo, las bandas asociadas persisten en la zona pacífica norte de Costa Rica y también de Nicaragua. El IMN pronostica que en los próximos días el disturbio, ya en el Océano Pacífico, aumente de intensidad hasta convertirse en huracán, el martes próximo a las 7 a.m.

En tanto, este sábado, producto de la influencia en nuestro país, se han registrado durantes las últimas seis horas acumulados máximos de lluvia de hasta 220 litros por metro cuadrado en el Golfo de Santa Elena, 200 litros por metro cuadrado en Cuajiniquil, en el cantón de La Cruz, y hasta 150 litros por metro cuadrado en Sardinal.

Los suelos en norte de la provincia de Guanacaste se encuentran saturados.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) ha evacuado de zonas de riesgo a 3.536 personas, quienes se encuentran en 54 albergues. La alcaldesa de Upala, Yamileth López, informó que en el cantón se mantienen más de 400 personas en ocho albergue, de alrededor de 1.200 que en un principio se pusieron a resguardo.

Sobre condición climática del cantón, añadió, dijo que no está lloviendo, solo se encuentra nublado. “Hay una evaluación bastante significativa en Cuatro Bocas, estamos evaluando los daños”, indicó López

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) ha evacuado de zonas de riesgo a 3.536 personas, producto de las lluvias provocadas por la tormenta tropical Bonnie.

Las personas se encuentran distribuidas 54 albergues, añadió el presidente de la CNE, Alejandro Picado. Sin dar más detalles, el jerarca comunicó la mañana de este sábado que producto de las lluvias “afortunadamente hemos tenido únicamente 26 incidentes por inundación y tres incidentes por deslizamiento”, sin ubicar la zona donde ocurrieron. Añadió que la Ruta 32 se mantiene cerrada.

Añadió que durante el día la CNE continuará monitoreando el fenómeno con la asesoría del Instituto Metereológico Nacional (IMN), mientras que el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) se mantendrá laborando de manera permanente para realizar coordinación entre las instituciones.

Por su parte, Rodrigo Alfaro, subdirector regional de la Fuerza Pública, informó que en la desembocadura hacia del río Colorado, en el Atlántico, hubo una crecida durante la madrugada, sin que se registraran mayores indicentes.

Alfaro añadió que ha existido mucho monitoreo de los ríos y comunidades, y mucha coordinación entre las instituciones. Pidió a las personas ubicadas en los albergues que mantengan la prudencia, pese a la mejoría de las condiciones climáticas, la mañana de este sábado.

El centro de la tormenta tropical Bonnie se encuentra en este momento en el sur pacífico sur de Nicaragua, sin embargo, provoca fuertes lluvias en la provincia de Guanacaste.

El Instituto Metereológico Nacional (IMN) informó que, desde la madrugada y por lo menos hasta las 7:30 a.m. se registran “intensos aguaceros” en esa provincia fronteriza con Nicaragua, con acumulaciones de hasta 175 litros por metro cuadrado . Por ello, el Instituto recomienda “alta precaución” a los habitantes.

En tanto, las autoridades reportan cinco incidentes de caídas de árboles a lo largo de la frontera norte, principalmente, durante la noche del viertes y esta madrugada. Esto son en los distritos de La Colonia y Carrandi, en los cantones de Pococcí y Matina, en Limón; en Colonia Puntarenas, en Upala, y Zarcero, Alajuela; y en Pueblo Nuevo, Lberia, Guanacaste.

Ingenieros y El Progreso, dos de las comunidades del cantón de Upala, amanecieron sin luz este sábado, luego del paso de la tormenta tropical Bonnie que generó averías en el tendido eléctrico por la caída de ramas. Otros sectores como La Verbena, Delicias, Buena Vista, Yolillal y Chimurria también sufrieron interrupción del servicio producto de averías ocasionadas por la caída de ramas de árboles.

A pesar de las lluvias que alcanzaron los 130 litros por metro cuadrado este cantón fronterizo con Nicaragua no registra, por el momento, mayores incidentes, luego del paso por el fenómeno cuyo centro se que se encuentra en el lago de Nicaragua. Esto, a diferencia del 2016 cuando el huracán Otto provocó seis víctimas mortales, se atendieron 2.345 personas en 17 albergues formales y otras 339 recibieron atención en 10 albergues informales.

El río Zapote registró durante la madrugada una leve crecida.

El medio Sancarlosdigital.com asegura que, pese a las fuertes lluvias durante la noche del viernes y la madrugada de este sábado, las autoridades no reportan eventos dramáticos, pese al panorama devastador que se esperaba.

Sin embargo, los vecinos reportan el río San Juan está bastante lleno y los vecinos temen por inundaciones, de acuerdo el medio digital.

El paso de la tormenta tropical Bonnie ha provocado lluvias de hasta 130 litros por metro cuadrado durante la noche del viernes y la madrugada de este sábado en Liberia, y de hasta 115 litros por metro cuadrado en Santa Rosa, en la provincia de Guanacaste.

En otros sitios de la Zona Norte como en Upala, frontera con Nicaragua, las lluvias alcanzaron los 90 litros por metro cuadrado; y en Carrillo 85 litros por metros cuadrados.

Más al interior del país, como en Orotina, las precipitaciones alcanzaron hasta los 60 litros por hora, según el Instituto Metereológico Nacional (IMN). “Debido a lo anterior, se encuentran saturados los suelos en la provincia de Limón, el cantón de Sarapiquí, en Heredia; y los cantones de San Carlos, Los Chiles, Guatuso y Upala”, añadió el instituto.

Por ahora, Bonnie se encuentra sobre el lago de Nicaragua, a unos 85 kilómetros al noreste de la ciudad de Liberia, luego de ingresar a las 8:30 p. m a suelo costarricense por la isla Portillo (isla Calero), en Pococí, en el Caribe norte, de acuerdo con el IMN.

El Instituto pronostica lluvias de variable intensidad en el país durante la mañana de este sábado que alcanzaría montos de entre 100 y 250 litros por metro cuadrado en el Caribe Norte y Guanacaste, entre 100 y 150 litros por metro cuadrado en el Pacífico Central y el Pacífico Sur, y entre 40 y 70 litros por metro cuadrado en el Valle Central, especialmente en zonas montañosas.

El Centro Nacional de Huracanes, por su parte, prevé que el fenómeno salga de territorio nicaragüense esta mañana y siga en paralelo por las costas de El Salvador, Guatemala y el sur de México, en el Océano pacífico. Sin embargo, advierte que en Costa Rica y Nicaragua continuará el riesgo de inundaciones súbitas y deslizamientos por la saturación de suelos.

A pesar de las fuertes lluvias que deja a su paso la intensidad del fenómeno ha disminuido, de acuerdo con el último reporte del IMN. Cuando ingresó al territorio nacional los vientos eran de 85 kilómetros por hora, a la media noche bajararon a 75 kilómetros por horas y esta madrugada registró vientos de 65 kilómetros por hora.

La actualización del Centro Nacional de Huracanes, esta mañana, indica que se sigue moviendo hacia el oeste con una velocidad de 22 kilómetros por hora.

Lluvias de intensidad variables continuarán este sábado por el paso de la tormenta tropical Bonnie, principalmente en la frontera con Nicaragua, pronostica el Instituto Metereológico Nacional (IMN). Luego de ingresar a territorio costarricense la noche de este viernes, el centro del fenónemo se encuentra sobre el lago de Nicaragua, a unos 85 kilómetros al noreste de la ciudad de Liberia, se desplaza a una velocidad de 22 kilómetros por hora con dirección Oeste, con vientos sostenidos de 65 kilómetros por hora, informó a las 4 a.m. el IMN.

Se prevé que el sistema abandone tierra el sábado por la mañana y se dirija a las costas de El Salvador, Guatemala y el sur de México, pero las lluvias continuarán con variable intensidad en Costa Rica, principalmente en los cantones de Liberia y La Cruz, en la frontera con Nicaragua. En el Valle Central, el acumulado de lluvia alcanzaría entre los 40 y 70 milímetros, sobre todo en zonas montañosas.

Por su parte, el Centro Nacional de Huracanes reportó que este sábado se registrarían inundaciones repentinas y deslizamientos en la frontera entre Nicaragua y Costa Rica.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.