Desastres

Sixaola inundada, sin agua potable y sin combustible

Pobladores piden pronta reparación de hundimiento en puente sobre río La Estrella

El distrito de Sixaola, en el cantón de Talamanca, Limón, amaneció este sábado inundado, sin agua y con escasez de combustible.

La situación de emergencia en este distrito fronterizo con Panamá, de 12.000 habitantes, comenzó desde las primeras de la noche del viernes. El río Sixaola empezó a desbordarse en comunidades como Daytonia, Celia, Paraíso y Catarina, entre otras.

Decenas de personas debieron abandonar sus hogares y buscar refugio en iglesias o lugares más altos. Muchos de los damnificados se albergaron en las rampas de aproximación al nuevo puente binacional entre Costa Rica y Panamá, sobre el río Sixaola.

Asimismo, los cuadrantes de fincas bananeras, como el de Finca 96, estaban totalmente cubiertos de agua.

Uno de los lugares donde se abrió un albergue fue la Escuela Líder de Daytonia.

La preocupación de los pobladores, según manifestaron en redes sociales, es la falta de agua potable, pues las corrientes de agua destruyeron la tubería en varios sectores.

También, otra de las preocupaciones es la falta de combustible, ya que desde la noche del viernes, los dueños de vehículos comenzaron a acudir a las estaciones de servicios para llenar los tanques. La mañana de este sábado, la única bomba con gasolina era la de Hone Creek, (a 36 kilómetros del centro de Sixaola), donde era notable la presencia de carros.

El temor de los vecinos, no solo de Sixaola, sino de Bribri, Puerto Viejo, Hone Creek y Cahuita, en el Caribe sur, de Limón, es quedarse desabastecidos. Ellos temen quedar varios días incomunicados debido al hundimiento en uno de los accesos al puente sobre el río La Estrella, cerca de la comunidad de Penshurt.

El daño está en la ruta 36 que comunica el centro de Limón con Sixaola, en la frontera con Panamá.

El Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), en su página digital en Facebook, anunció que coordina esfuerzos para colocar un puente bailey y así darle acceso a los usuarios de forma provisional.

Esa opción fue bien recibida por pobladores como Marlon Sibaja, quien expresó: “Por favor sería genial, ya que hay más de 400 personas buscando salir o entrar”.

Otra persona que se encuentra en el Caribe sur, Jose Vargas, dijo: “Por Favor urge la reparación del puente. Muchos quedamos atrapados del lado de Penshurt”.

Empero, ese no es el único inconveniente que presenta la ruta 36, pues también hay un hundimiento a un lado de la vía entre Bribri y Hone Creek, donde solo hay habilitado un carril. Los vecinos temen que, si no lo reparan pronto, se pueda afectar el tramo en buen estado.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.