Hugo Solano C.. 14 mayo
A finales de abril hubo lluvias leves en Cartago e hicieron que muchas personas recurrieran a abrigos y sombrillas. La temporada lluviosa llega la próxima semana al Valle Central en medio de la pandemia por covid-19. Foto: Rafael Pacheco.
A finales de abril hubo lluvias leves en Cartago e hicieron que muchas personas recurrieran a abrigos y sombrillas. La temporada lluviosa llega la próxima semana al Valle Central en medio de la pandemia por covid-19. Foto: Rafael Pacheco.

Los aguaceros aislados y tormenta que se esperan la tarde de este jueves en San José y otros puntos cercanos, son parte de la transición a la época lluviosa de este año que llegará con cinco días de retraso al Valle Central.

Así lo confirmó Daniel Poleo, del Instituto Meteorológico Nacional, quien dijo que el debilitamiento de los vientos alisios y la cercanía de la zona de convergencia intertropical son factores que favorecen a los aguaceros vespertinos y la rayería.

También habrá lluvias en el Pacífico central y sur, donde serán precipitaciones más fuertes, con montos de hasta 70 litros por metro cuadrado en periodos de seis horas, pues esa zona ya está en plena temporada de lluvias. Un aguacero promedio genera 30 litros por metro cuadrado.

En las montañas del Caribe y zona norte se tendrán algunas lluvias y aguaceros aislados, con montos acumulados de entre 5 y 30 litros por metro cuadrado en períodos de seis horas. Se prevé que las lluvias disminuyan para el período nocturno.

El IMN recomienda a quienes trabajen a la intemperie refugiarse en un sitio seguro, en caso de escuchar tormenta eléctrica o percibir fuertes ráfagas de viento.

Primer aviso

Aunque faltan 18 días para que comience la temporada de huracanes del Atlántico, que va del 1.º de junio al 30 de noviembre, los meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes siguen de cerca un sistema de baja presión localizado en el estrecho de la Florida.

Ese disturbio podría desplazarse hacia Estados Unidos en los proximos dos días y convertirse en el primer ciclón, cuyo nombre sería Arthur.

Según Daniel Poleo, ese fenómeno no tendrá ninguna influencia sobre nuestro país, pero dejará lluvias fuertes y vientos a su paso por las Bahamas.

Aunque no es usual, suele suceder que antes de que comience oficialmente la temporada de huracanes, se formen algunos ciclones en el Atlántico.

Al desaparecer este año la influencia del Fenómeno de El Niño, se espera una temporada más fuerte y que se formen unos 19 ciclones en el Atlántico. No se descarta que al menos siete de ellos alcancen la categoría de huracán.

Los tres primeros ciclones serán Arthur, Bertha y Cristóbal.