Reiner Montero, José Andrés Céspedes. 22 julio
En la escena, frente a la vivienda, se ubicaron 5 casquillos de bala de arma tipo escopeta calibre 12. Foto: Reiner Montero
En la escena, frente a la vivienda, se ubicaron 5 casquillos de bala de arma tipo escopeta calibre 12. Foto: Reiner Montero

Un hombre fue asesinado a balazos frente a su pareja la tarde de este miércoles en Naranjal de Puerto Viejo, en Sarapiquí de Heredia, debido a un posible ajuste de cuentas, según información preliminar de las autoridades.

El hecho se reportó a las 6:46 p. m. y fue atendido por dos unidades de socorro, indicó la Cruz Roja. El hombre fue impactado en la espalda y en una de sus piernas. Su pareja y un menor de edad que se encontraba en el lugar también fueron heridos.

Las personas fueron trasladadas de emergencia a la clínica de Puerto Viejo, donde posteriormente el hombre, que se encontraba en estado crítico, fue remitido al hospital de Guápiles, Limón. Sin embargo, horas después falleció.

Según una fuente policial, las víctimas se encontraban en el corredor de su casa, cerca de la entrada al hotel El Gavilán, cuando tres hombres encapuchados llegaron con armas de fuego para atacarlos.

En la escena, frente a la vivienda, se ubicaron cinco casquillos de bala de arma tipo escopeta calibre 12.

Al parecer, los gatilleros habrían escapado por la zona boscosa frente a la casa de habitación, la cual queda a los márgenes del río Sarapiquí.

No obstante, a las 9.20 p. m. el Ministerio de Seguridad Pública informó de que los tres sospechosos fueron detenidos luego de una exhaustiva búsqueda, en la que también participó una unidad canina del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Dos de los sospechosos son hermanos y fueron identificados con los apellidos López Lumbi. Sobre el otro pistolero solo se supo que es de apellido Jarquín.

En la foto, uno de los sospechosos que fue detenido por la Fuerza Pública y el OIJ. Foto: Reiner Montero
En la foto, uno de los sospechosos que fue detenido por la Fuerza Pública y el OIJ. Foto: Reiner Montero
Posible venganza

Las autoridades comentaron que el evento de este miércoles tiene relación con el homicidio de un hombre a escasos 30 metros de esta vivienda hace dos semanas, por lo que podría tratarse de un ajuste de cuentas motivado por una “venganza”.

Ese asesinato ocurrió el 7 de julio y fue cometido por dos encapuchados que se trasladaron a bordo de una motocicleta.

En ese entonces, de acuerdo con la Policía, los gatilleros tocaron la puerta del hombre de 31 años y, cuando la víctima salió de su vivienda, fue atacada a balazos.

“Fuimos alertados para atender un herido. Al llegar ubicamos un masculino afuera de una casa con dos heridas de arma de fuego en la cabeza y otra en el pecho. Se declara fallecido en el lugar”, explicó el socorrista de la Cruz Roja, Diego Miranda.

El fallecido fue identificado como Ever Olivera Aguilar, quien, al parecer, había sufrido un ataque días atrás.

En ese momento se indicó que los sospechosos escaparon por un yucal, por lo que la Policía rastreó la zona y capturó a un hombre para determinar si tenía relación con los hechos.

Aunque los homicidas llegaron en moto, esta fue abandonada, informaron las autoridades.

El crimen en Sarapiquí se registró el martes 7 de julio por la mañana. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN
El crimen en Sarapiquí se registró el martes 7 de julio por la mañana. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN