Este año registraría más de los 603 crímenes sucedidos en 2017

Por: Eillyn Jiménez B. 2 enero

El récord de 603 homicidios registrados en el 2017 podría quedar atrás cuando finalice el 2018, indicaron autoridades del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Michael Soto, jefe de Planes y Operaciones de la Policía Judicial, reconoció este lunes en conferencia de prensa que se estima que para el 2018 se den más asesinatos, ya que desde el 2012 se ha presentado un incremento.

Sin embargo, el jerarca dijo que prefiere ser optimista y creer que se puede bajar esa línea.

"Numéricamente hablando es probable que aumente si no hacemos algo diferente o extraordinario, pero quiero ser positivo y dar un mensaje a la ciudadanía de que las cosas van a cambiar”, dijo Soto.

Soto dijo que se debe apostar a una solución integral en la que se fomente el deporte y la cultura, así como a fortalecer la economía y ofrecer más oportunidades de trabajo para bajar la cifra de homicidios. Precisó que para ello deben unirse ciudadanos, autoridades y Gobierno.

“Todos tenemos nivel de responsabilidad porque vivimos en esta sociedad. Debemos buscar una solución e implementar una estrategia diferente que involucre aspectos sociales, culturales, entre otros”, explicó el jefe judicial.

El 2017 cerró con un total de 603 crímenes, aunque la cifra puede variar luego de unos análisis que realizará el OIJ en los próximos días.

"Hay casos que se tienen que revisar en detalle, porque en algunos la causa de muerte no está clara", detalló Soto.

Con esa cifra, la tasa es de 12 muertes violentas por cada 100.000 habitantes. Después de 10 se cataloga como una epidemia, según la Organización Mundial para la Salud (OMS).

En el 2015, la tasa de crímenes fue de 11,5 por cada 100.000 habitantes, mientras que en el 2016 ascendió a 11,8 por cada 100.000 habitantes.

También el ministro de Seguridad, Gustavo Mata, expresó su preocupación y llamó a declarar la violencia por narcotráfico como una emergencia nacional.

En entrevista con este diario, Mata recordó que viene advirtiendo del peligro que representan las organizaciones de narcotraficantes, dentro de las cuales ya no hay grupos pequeños.

Como la Policía Judicial, Mata estima que los próximos cinco años podrían ser aún más complicados.

"Lo que se avecina en estos años es mayor producción de coca, mayor penetración del crimen organizado en la modalidad de narcotráfico, eso lo manejamos a nivel de inteligencia, eso va a provocar mayores tasas de homicidio en la región, por lo tanto, mayor trasiego de droga, por lo tanto, mayor cantidad de robos y asaltos", dijo.

Las autoridades registraron 603 homicidios al finalizar el 2017. Foto: Archivo
Las autoridades registraron 603 homicidios al finalizar el 2017. Foto: Archivo
Arma de fuego, la más utilizada

Michael Soto mencionó que, del total de crímenes registrados en Costa Rica el año pasado, 410 (68%) se hicieron con un arma de fuego.

Agregó que los ajustes de cuentas o venganzas siguen siendo la principal causa de enfrentamientos, ya que 289 muertes (48%) se atribuyen a este motivo.

El jefe de Planes y Operaciones también aseveró que del total de homicidios hasta ahora se han vinculado 151 (25%) con el narcotráfico. "La mayoría de estos crímenes tienen que ver con pugnas de narcomenudeo en diferentes zonas del país que las tenemos bien determinadas, como lo son Limón cantón central, Pococí, Pavas y sur de la capital”, expresó Soto.

Etiquetado como: