Carlos Láscarez S., Mario Cordero, Corresponsal GN. 26 octubre, 2018
La Fuerza Pública acudió al lugar junto con el padre de la fallecida, ya que desde hace varios días no sabían nada de ella. Foto: Mario Cordero, corresponsal GN
La Fuerza Pública acudió al lugar junto con el padre de la fallecida, ya que desde hace varios días no sabían nada de ella. Foto: Mario Cordero, corresponsal GN

Una mujer identificada como Angélica Esperanza Fallas Romero, de 29 años, fue hallada muerta la tarde de este viernes, estaba envuelta en sábanas y en la cama de la casa que alquilaba en Pérez Zeledón.

Según datos de la Fuerza Pública, el crimen fue confirmado a eso de las 2 p. m. cuando el padre de la víctima y varios oficiales ingresaron a la vivienda en calle Allamanda de Villa Nueva. El progenitor tenía tres días sin saber de su hija y por eso pidió ayuda a los policías.

Al parecer, Fallas contaba con medidas de protección, luego de que había denunciado por violencia doméstica a su pareja, de apellido Abarca, de 41 años, quien ahora es buscado por la Policía Judicial.

Además de estar envuelta, la mujer tenía un mecate arrollado a su cuello, indicó una fuente ligada a la investigación. La casa la alquilaba desde hace cuatro meses, señalaron familiares que prefirieron no identificarse.

(Video) Policía investiga muerte de mujer en Pérez Zeledón

De acuerdo con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), la víctima ya estaba en estado de descomposición, por lo que no fue posible determinar si presenta algún tipo de herida. Fallas habitaba en esa casa con su hijo de 10 años, quien estaba con sus abuelos estos días.

Si se confirma que se trata de un feminicidio, sería la víctima 19 en lo que da del año.

Los otros tres casos:

El 22 de octubre Flor de María López Dávila, de 44 años fue asesinada a puñaladas por su compañero sentimental de apellido Rivas (41), quien se entregó después del hecho. El crimen ocurrió en Rincón de Arias de Grecia, Alajuela. Era madre de cuatro mujeres y un varón. Laboraba en una finca agrícola

Un día antes (21 octubre) , Marili Catalina Rojas Jiménez, también de 44 años, fue asesinada al parecer por su compañero sentimental, en Cariblanco de Alajuela. El sospechoso, de apellido Pérez, fue detenido en Nicaragua. Además de ser ama de casa, también laboraba en la empresa El Ángel.

El 16 de octubre, en barrio San Agustín de Guápiles, en Pococí murió asesinada a manos de su esposo Margarita Flores Castro, de 45 años. Su deceso se produjo en el Hospital de Guápiles, donde fue trasladada luego de que recibió múltiples puñaladas. Como sospechoso del ataque figura un hombre de apellidos Venegas Villalobos (47), quien permanece en fuga. Flores era profesora de Artes Plásticas y madre de dos hijos.