Carlos Arguedas C., Eillyn Jiménez B., Francisco Barrantes. 17 noviembre, 2017
El ataque se produjo el jueves a las 10 p.m. cuando las víctimas se encontraban en la casa que se observa a la izquierda. / Fotografía: John Durán.
El ataque se produjo el jueves a las 10 p.m. cuando las víctimas se encontraban en la casa que se observa a la izquierda. / Fotografía: John Durán.

Una disputa por el control de territorios para la venta de drogas es, para las autoridades judiciales, el móvil de un triple asesinato perpetrado el jueves en la noche en calle Mónica, en Carrillos Bajo, en Poás de Alajuela.

La rivalidad viene desde hace varios meses, y no se descarta que este hecho pueda tener relación con un doble asesinato ocurrido en setiembre pasado en Sabanilla de Alajuela, y una balacera cometida en octubre en la iglesia católica de Carrillos, cuando se realizaba el funeral de una de las víctimas de Sabanilla.

La balacera del jueves sucedió a las 10 p. m., cuando las víctimas se encontraban en una pequeña casa. Los fallecidos fueron identificados como Keylor Andrés Campos Espinoza, de 22 años; Timoteo Pérez Cruz, de 27, y Daniela Judith Corella Castro, de 25. Resultó herido Christofer David Campos Espinoza, de 24 y compañero sentimental de Daniela.

La policía informó de que a Keylor Campos lo asesinaron de un balazo en la cabeza, en la entrada de la vivienda. A Timoteo Pérez de dos balazos en la cabeza y uno en el tórax, en la parte trasera del inmueble y la mujer murió en la cama de una habitación. Ella tenía disparos en la cabeza y los brazos.

Wálter Espinoza Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), confirmó que una niña de ocho meses, que se encontraba en la cama junto a su madre, Daniela Corella, resultó ilesa.

Respecto a Christofer Campos, no fue posible conocer en qué lugar se encontraba. Este hombre tenía impactos en el tórax y el cuello y fue llevado al Hospital San Rafael de Alajuela, donde permanece estable.

Christofer Campos, de 24 años, resultó herido y fue llevado en una ambulancia de la Cruz Roja al Hospital San Rafael de Alajuela. Este viernes se informó que está estable. Foto Francisco Barrantes.
Christofer Campos, de 24 años, resultó herido y fue llevado en una ambulancia de la Cruz Roja al Hospital San Rafael de Alajuela. Este viernes se informó que está estable. Foto Francisco Barrantes.

Este viernes, familiares de los afectados rechazaron hablar con la prensa y pidieron a los medios alejarse del lugar.

El sitio del ataque esta a un kilómetro de distancia de la carretera principal que comunica Carrillos con Tacares de Grecia. Se trata de una calle pavimentada y solitaria que lleva al bar Monte del Mago. La calle se conoce como calle Mónica, pues al final se encuentra la hacienda Mónica.

Arremetida a grupo familiar

De acuerdo con el informe de la Policía Judicial, la agresión la perpetraron al menos cuatro individuos, que viajaban en una automóvil de color blanco.

Tres ocupantes bajaron y sorprendieron a cinco adultos y la niña, que estaban dentro de la casa que mide cerca de 25 metros cuadrados. Además de la niña, otro ocupante de la vivenda salió ileso.

Los agresores huyeron en el vehículo, pero pudieron ser vistos por vecinos y familiares de las víctimas, quienes habitan a unos 25 metros de la vivienda donde sucedieron los hechos.

Las autoridades prefirieron no ahondar en detalles del suceso, pues alegaron que cualquier dato que trascienda podría afectar la investigación.

Al revisar los expedientes policiales, solo Pérez tenía antecedentes por robo agravado y protación ilegal de arma permitida.

En tanto, el adulto que resultó ileso debe presentarse a firmar a un despacho judicial de Alajuela, pues tiene un proceso penal por un delito relacionado con el tráfico de drogas.

Tranquilidad alterada

Vecinos de Carrillos de Poás se mostraron preocupados pues, según dijeron, durante el último año la escalada de hechos delictivos viene creciendo y genera inseguridad.

En Carrillos Alto habitan 10.413 personas y es el distrito más poblado del cantón de Poás. Vecinos dicen que la tranquilidad la vienen perdiendo desde hace un año. Foto: Albert Marín.
En Carrillos Alto habitan 10.413 personas y es el distrito más poblado del cantón de Poás. Vecinos dicen que la tranquilidad la vienen perdiendo desde hace un año. Foto: Albert Marín.

Carlos Emilio Rojas Campos, presidente de la Asada de Carrillos Bajo, dijo que perciben que se trata de un desplazamiento de delincuentes de otros lugares.

"La policía hace operativos en el Infiernillo (barrio Santa Rita de Alajuela, a cuatro kilómetros de distancia) y muchas de las personas emigran. Igual aquí ha venido gente de otro lado y se une a gente de aquí (...) Carrillos se volvió un pueblo conflictivo y si los vecinos no actuamos, esto se vuelve tierra de nadie", agregó.

Carrillos tiene una población de 10.413 habitantes y es el distrito más poblado del cantón de Poás, cuya población total es de 32.563 personas, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

"Aquí ya se ocupa una delegación de la Fuerza Pública, preferiblemente con dos radiopatrullas. No es con eso que se va a acabar la delincuencia, pero hay que hacer prevención y que los vecinos denuncien lo que pasa" concluyó Rojas.

(Video) Vecino de Carrillos habla sobre el triple crimen

Otro poblador, quien pidió no mencionar su nombre por temor a represalias, dijo que un vecino propuso hace tres meses, en una reunión de la Asociación de Desarrollo Comunal de Carrillos Alto, que se instalara un ambicioso sistema de vigilancia con cámaras.

Agregó que al principio todos los vecinos se mostraron muy interesados, pero conforme pasó el tiempo casi nadie llegaba a las reuniones. Ese plan tenía un costo de ¢60 millones.

Randal Picado, jefe de la Fuerza Pública de Alajuela, admitió que el crecimiento de la población en Carrillos es importante, pero sostuvo que la Policía realiza patrullajes constantes.

Asimismo, hizo ver que la policía administrativa ha pasado diversos informes sobre los sitios conflictivos y los supuestos responsables del tráfico de drogas. "Lo que es criminalidad organizada no lo resuelve la Fuerza Pública. No puedo meterme a una casa y detener a una persona. Eso requiere una investigación" alegó.