Mujer se había separado de agresor hace 22 días

Por: Katherine Chaves R. 19 marzo, 2017

Un hombre baleó a su expareja y al hijo de ella, de 14 años, este domingo en San Sebastián. Luego, se movilizó hasta Los Guido de Desamparados, donde mató a otro sujeto y además se suicidó.

Los fallecidos fueron identificados como Jorge Arturo Robles Mora, de 42 años y quien fue el homicida; y Ronaldo Francis Loney Francis, de 60 años, según informó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Robles tenía un balazo en la sien derecha, mientras que Loney presentaba varias heridas en la espalda y en la cabeza.

Los heridos son Denise Barquero Madrigal, de 32 años, quien tenía dos balazos en el cuello, mientras que el menor presentaba un disparo en la cabeza. Ambos fueron remitidos al hospital Calderón Guardia, en San José, donde fueron reportados como estables.

Hasta el momento, el OIJ desconoce qué motivó la tentativa de homicidio y el crimen. Lo único que trascendió es que Barquero se había separado de Robles desde hace 22 días.

Este caso ocurrió horas después de que otro sujeto, de 41 años, asesinara de seis puñaladas a su pareja, de 16 años en Guápiles, Limón.

Dinámica del hecho

Según Francisco Cordero, subjefe de Fuerza Pública de San José, el asesino habría llegado a las 11:24 a. m. de este sábado en un automóvil blanco hasta las cercanías del parque de Jardines de Cascajal de San Sebastián.

Hombre asesinó a otro en una humilde casa en Los Guido de Desamparados.
Hombre asesinó a otro en una humilde casa en Los Guido de Desamparados.

En el sitio estaban la mujer, de 32 años, y el adolescente, a quienes les habría disparado sin mediar palabra alguna.

El agresor huyó del sitio; sin embargo, según la Policía Judicial, la afectada logró indicarles que el sujeto tomaría rumbo hacia el sector 8 en Los Guido de Desamparados, donde tenía un local comercial.

En esa zona, dejó el carro abandonado e ingresó caminando al negocio, que está tapado con latas de zinc, donde mató de varios balazos a Loney. El OIJ indicó que, en apariencia, ese sujeto le alquilaba a Robles ese terreno.

Después del homicidio el hombre se suicidó de un balazo.

"(La herida) nos dice para dónde se fue (el agresor) y comenzamos con un dispositivo importante en el lugar; también les avisamos a las autoridades locales para que estuvieran atentas. Cuando llegamos al sitio, escuchamos unas detonaciones dentro de una vivienda y, al entrar, encontramos la escena", mencionó Cordero.

La Fuerza Pública resguardó el vehículo, que quedó a unos metros de la casa donde ocurrió el crimen.

Los agentes judiciales llegaron al sitio para decomisar ese auto y para hacer el levantamiento de los cuerpos, los cuales fueron trasladarlos a la Medicatura Forense, en San Joaquín de Flores, Heredia.

Etiquetado como: