Katherine Chaves R., Eillyn Jiménez B., Reiner Montero, corresponsal GN. 27 agosto, 2020
El hombre quedó a las órdenes de las autoridades, luego de entregarse a la Policía. Foto: MSP para LN
El hombre quedó a las órdenes de las autoridades, luego de entregarse a la Policía. Foto: MSP para LN

Un niño de 10 años pidió auxilio a sus vecinos luego de que su padrastro agrediera hasta matar a su mamá, confirmó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El feminicidio ocurrió a eso de las 7:25 p. m. de este miércoles en una vivienda en Roxana de Pococí, Limón, en perjuicio de Iris Aracelly García Hernández, de 47 años. Ella presentaba una puñalada en el pecho.

Las autoridades confirmaron que, seis horas después, el compañero sentimental, identificado con los apellidos Sandí Delgado, de 52 años, se entregó en la delegación policial de la zona.

La tarde de este jueves, la Fiscalía comunicó que solicitará medidas cautelares en contra del sujeto; sin embargo, no detalló cuáles. La audiencia por este caso aún no ha sido programada por el Juzgado Penal de la zona.

La investigación se desarrolla dentro del expediente 20-001808-66-PE.

Pleito mortal

Según la versión preliminar de las autoridades, la pareja comenzó a discutir por razones que se desconocen. En un momento, la riña comenzó a escalar al punto de llegar a agresiones físicas.

Trascendió que la mujer intentó protegerse en un cuarto de la casa; no obstante, Sandí ingresó con un cuchillo y la atacó.

Fue entonces cuando el menor, hijo solo de la fallecida, salió en busca de auxilio. Los vecinos acudieron al llamado del niño y se dirigieron a la vivienda.

Ellos ingresaron por la parte trasera y ahí, en el patio, fue donde encontraron a García tendida en el piso. Alertaron a la Cruz Roja, la cual al llegar al sitio la declaró fallecida.

“Se nos alerta de una agresión por violencia intrafamiliar (...) Se valora a la víctima pero ya estaba sin signos vitales. En paralelo se valoró a dos víctimas más por crisis nerviosa”, declaró el socorrista Gerardo Salas, quien no detalló quiénes fueron los otros que requirieron atención médica.

Mientras intentaban socorrerla, salió de la casa su pareja y principal sospechoso. Según dijeron los lugareños al OIJ, el hombre tiró un arma blanca que tenía en sus manos y huyó hacia un sembradío de yuca que hay detrás de esa vivienda.

No obstante, seis horas después del crimen, el hombre se apersonó a la delegación policial de Roxana para hacerse responsable de lo ocurrido.

Mientras él rendía su declaración, los oficiales le observaron heridas de arma blanca en su estómago, por lo que ahora los expertos deberán analizar si esas lesiones fueron provocadas por la fallecida en medio de un forcejeo o si, por el contrario, él mismo se las provocó.

El Cindea de San Antonio del Humo lamentó la muerte de la mujer, pues indicó que ella estaba en la sección 6P-3 del Satélite de Roxana.