Accidentes

Sobreviviente de accidente en Miramar viajó a Costa Rica con dos amigas que murieron en el choque

Ciudadana estadounidense, de 54 años, relató que regresaban de Monteverde hacia la capital, pues este sábado dejarían territorio tico

La estadounidense Leslie Wilson Wilson, de 54 años, es la única pasajera del microbús de turismo que sobrevivió al mortal accidente ocurrido este viernes en la carretera Interamericana Norte, a su paso por Miramar de Montes de Oro, en Puntarenas. Ella ingresó a Costa Rica, procedente de Oregón, el pasado 1.° de enero para disfrutar de San José, San Carlos, La Fortuna y Monteverde.

Este sábado, a las 2 p. m., tenía previsto regresar a territorio norteamericano en compañía de sus dos amigas de viaje: Lisa Renee Anderson (45 años), y May Lin Johnson (49), quienes fallecieron en un aparente falso adelantamiento realizado por el conductor del microbús en que viajaban. Al parecer el chofer, Rafael Eduardo Artavia Solís, de 60 años, aceleró la buseta para sobrepasar a un tráiler; sin embargo, este último golpeó un costado del transporte de turismo, lo que provocó que la unidad de pasajeros se estrellara contra unos árboles a la vera del camino y que el furgón les cayera encima con una carga de cuatro toneladas de azúcar.

Además de las estadounidenses, en el accidente murieron el conductor del microbús y otro pasajero suizo identificado como Fehle Valentin, de 25 años. El chofer del tráiler, un salvadoreño identificado como José Hernández, no requirió traslado a un centro médico.

Wilson relató que fue en San Carlos donde conocieron a Rafael Eduardo Artavia y ahí lo contrataron para que las llevara a La Fortuna y luego a Monteverde, donde pasaron una noche. Es en este último punto donde conocieron al ciudadano suizo, con quien el viernes hacían el retorno a la capital.

La mujer, que solo sufrió golpes en su ojo izquierdo, y en el brazo y la pierna derechas, fue dada de alta este sábado del Hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas. Al recordar cómo ocurrió el accidente, a eso de las 9 a. m. del viernes, las memorias son escasas. Ella dice que venía conversando con sus amigas cuando sintió el golpe y luego todo se puso “oscuro”.

El personal de socorro se encargó de extraerla de entre las latas del microbús y trasladarla al centro médico, a donde ingresó a eso de las 10:30 a. m. Según relata, fue ahí donde pidió un teléfono para poder comunicarse con sus familiares y decirles que estaba bien.

Esta era la segunda ocasión en la que Leslie Wilson visitaba Costa Rica.

Sobre don Rafael Eduardo Artavia, desde el viernes trascendió que era oriundo de San Pedro de Poás, en Alajuela. Sin embargo, era vecino de Cedral de Ciudad Quesada desde hace varios años. Deja una hija de casi 14 años. Sus familiares mencionaron este sábado, en redes sociales, que el funeral se llevará a cabo el domingo por la tarde, en Ciudad Quesada.

Trascendió que era amante del ciclismo, la literatura y la música y que trabajaba para una empresa privada en el transporte de turismo.

Vanessa Loaiza N.

Vanessa Loaiza N.

Editora de Sucesos. Trabaja en la Redacción de La Nación desde 1998. Se especializó en temas de Infraestructura, concesión de obra pública, contratación administrativa y Transportes.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.