Katherine Chaves R.. 14 marzo
Gómez fue trasladada vía aérea a San José, para que sea indagada. Foto: Cortesía de Colosal Informa
Gómez fue trasladada vía aérea a San José, para que sea indagada. Foto: Cortesía de Colosal Informa

Cristel Yariella Gómez Espinoza, conocida como La Reina del Sur, pasará seis meses más en prisión preventiva por ser sospechosa de narcotráfico y legitimación de capitales.

La decisión la tomó la semana pasada el Juzgado Penal de San José y fue comunicada por medio del boletín de prensa del Poder Judicial.

Actualmente, Gómez Espinoza, de 24 años, está recluida en una celda especial de la cárcel Vilma Curling, en Desamparados.

Para el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), ella era la principal proveedora de cocaína de la banda de Erwin Guido Toruño, alias Gringo, quien fue asesinado de 139 puñaladas, en diciembre del 2017.

Por esa razón, la Policía Judicial intentó detenerla, en noviembre del 2018, cuando realizó varios allanamientos para desmantelar la organización del Gringo. Sin embargo, en aquella ocasión, ella no fue ubicada en su vivienda, en La Cuesta de Corredores.

Desde ese momento, sobre ella pesaba una orden de captura internacional. Pese a eso, logró estar en fuga durante nueve meses.

Un día de agosto del año pasado, su suerte cambió cuando una llamada confidencial ingresó al OIJ para indicar que ella estaba en un centro comercial de Palmar Norte de Osa, Puntarenas.

Gracias a la intervención de agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y oficiales de la Fuerza Pública, la Reina del Sur fue capturada y trasladada casi de inmediato, por vía aérea, a la Fiscalía de San José, para ser indagada.

Presencia cada vez más fuerte

Según una nota que publicó este medio meses atrás, la Reina del Sur comenzó a construir su imperio desde que tenía 19 años.

A esa edad, ya la Policía la reconocía, puesto que enfrentó su primera causa penal por portación ilegal de armas.

Luego, en el 2015, Gómez fue capturada junto a dos hombres más en San Isidro de El Guarco, Cartago, como sospechosa de transportar 15 kilos de heroína con 82% de pureza. Desde entonces, era conocida como la Reina del Sur.

Por este caso enfrentó un juicio en el 2016 en el que la sentenciaron a 15 años de prisión. Sin embargo, sus defensores apelaron la sentencia y lograron que se le absolviera en un segundo debate, en enero del 2017.

Al año de su absolutoria, trascendieron sus vínculos con Guido Toruño.