Vida

Café La Mancha: el lugar donde la pasión por la fotografía y el café se combinan

En diciembre del 2014, con cuatro años de trabajar como fotógrafo para The Tico Times, a Alberto Font se le ocurrió que quería tener su propia marca de café. Con ayuda de un barista, David Navarro, contactó con productores de café de especialidad de Tarrazú y tras comprar varios quintales de café en grano verde y aprender las técnicas de tostado nació "La Mancha".

En diciembre del 2014, con cuatro años de trabajar como fotógrafo para The Tico Times, a Alberto Font se le ocurrió que quería tener su propia marca de café. Con ayuda de un barista, David Navarro, contactó con productores de café de especialidad de Tarrazú y tras comprar varios quintales de café en grano verde y aprender las técnicas de tostado nació "La Mancha".

Font escogió este nombre porque en el gremio cafetalero "la mancha" es como se conoce al adelanto de dinero que se le da al productor de café cuando lo entrega en un beneficio, y luego se le paga el resto. Así, con su trabajo como fotógrafo y comercializando su café entre familia y amigos, llegó a sus oídos la oportunidad que estaba buscando para abrir una cafetería.

"En agosto del 2015 estábamos entrevistando a Julián Mora, quien remodeló el edificio Steinvorth (ubicado en calle 1, entre avenida central y avenida 1). Él contaba con que el espacio se convirtiera en un lugar en el que la gente pasara un buen rato en San José Centro. A mí se me prendió una luz y cuando terminó la entrevista yo le dije que me sonaba la idea poner una cafetería ahí. Me contestó: 'ponga la cafetería ahí, en noviembre se desocupa un local, agárrelo'", contó Font.

Luego de remodelar el local y equiparlo con todo lo necesario, este oasis en medio de la ciudad abrió sus puertas durante la primera semana de enero. En La Mancha usted puede encontrar café preparado con distintos métodos, repostería artesanal, sándwiches hechos con pan de masa madre -de la marca Cumpanis- e ingredientes orgánicos, entre otras opciones más, con precios que van desde los 500 y hasta los 3.500 colones.

El horario del local es de lunes a viernes, de 9 a. m. a 6 p. m. y sábado de 10 a. m. a 7 p. m. Dentro del café también hay un estudio de fotografía, en el que Font continúa ejerciendo su pasión. Este se puede alquilar para quienes no tengan un espacio propio, ya que está equipado con todo lo necesario para la toma de fotos.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.