Perfiles

Dos ingenieras instan a derribar brecha de género en el campo informático

Estas profesionales no permitieron que ningún comentario machista las desviara de sus metas de convertirse en especialistas de software.

Ingrid Artavia tiene 41 años de edad, en el 2005 se graduó como ingeniera informática; Mariel Peña tiene 21 años, es ingeniera en sistemas graduada en el 2021. A pesar de la diferencia generacional entre una y otra, ambas profesionales encontraron las mismas barreras al cursar una carrera STEM (acrónimo de Science, Technology, Engineering y Mathematics).

Frases como “es una profesión de hombres”, “usted no pertenece a este espacio” o “le va a costar más por ser mujer”, llegaron a oídos de estas dos mujeres. Sin embargo, tanto Ingrid como Mariel, comparten factores positivos que les permiten desenvolverse como las ingenieras exitosas que son: han tenido un objetivo claro de lo que desean para sí mismas, cuentan con una familia que las apoya incondicionalmente, se enfocan en el cumplimiento de metas, y ambas laboran en la empresa costarricense CMA, la cual implementa políticas de igualdad de género.

“Las mujeres solemos ser minoría en el ámbito de la informática. Nuestras historias reafirman, una vez más, que las mujeres tenemos una lucha constante para apropiarnos de los lugares que nos pertenecen”, expresa Ingrid Artavia.

Según el Programa Estado de la Nación, aunque las mujeres mantienen -en promedio- un mejor perfil educativo que los hombres, los estereotipos de género mantienen alejadas a las niñas de las áreas STEM, las cuales suelen ser mejor remuneradas.

Mariel Pérez es de las pocas desarrolladoras de software que hay en Costa Rica. Su curiosidad por resolver problemas y estar en constante aprendizaje, inclinaron la balanza por la carrera de Informática Empresarial de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Para esta oriunda de Puntarenas, la modalidad de trabajo híbrido en CMA ha sido un aliado para laborar desde su natal puerto.

Mariel tiene experiencia en manejo de datos con las herramientas SQL Server, Oracle, MySQL, Microsoft SQL Server Management Studio, Robo 3T y Mongo DB; desarrollo web con JavaScript, HTML y CSS; programación Java, configuración de redes y desarrollo ágil de software, entre otros.

Desde la universidad se destacó por ser una persona activa, participando en Drupal Camp 2019, el VII Simposio de Informática, Empresarialidad y Desarrollo Regional; y fue presidenta del Club de mujeres informáticas en la UCR sede del Pacífico.

“Yo considero que es importante que las jóvenes reciban información más acertada sobre las carreras STEM y todos sus rangos de aplicación, son profesiones con muchas posibilidades y mayores oportunidades laborales”, detalla la ingeniera.

Ingrid Artavia se desempeña como especialista en SharePoint y Microsoft 365 en Grupo CMA desde hace 19 años, es graduada de informática de la Universidad Nacional.

Esta profesional, oriunda de Puriscal e hija de agricultores, destaca que las mujeres aportan un liderazgo más empático en las organizaciones, generando consensos y aportando puntos de vista distintos para hacer crecer los negocios. “Al ser muy pocas mujeres en esta área, solemos ser muy líderes, agarramos la batuta y guiamos el camino a seguir, impregnamos a los equipos con nuestro sexto sentido femenino, impulsamos y hacemos que las cosas sucedan”, comenta Ingrid.

Esta es una de las razones por las cuales el empoderamiento económico de la mujer es un buen negocio. Según ONU-Mujeres, “las empresas se benefician enormemente al aumentar las oportunidades en cargos de liderazgo para las mujeres, algo que ha demostrado aumentar la eficacia organizacional”. Se estima que las compañías donde tres o más mujeres ejercen funciones ejecutivas superiores registran un desempeño más alto en todos los aspectos de la eficacia organizacional.

Igualdad de oportunidades

Se estima que en todo el mundo las mujeres podrían aumentar sus ingresos hasta en un 76% si se superara la brecha en la participación en el empleo y la brecha salarial entre mujeres y hombres, de acuerdo con datos de ONU-Mujeres.

“Somos conscientes de que las persistentes brechas de género no solo perjudican a las mujeres y a sus familias, sino que dificultan que el país pueda lograr mayores niveles de desarrollo. Por eso, la empresa CMA fomenta la igualdad de condiciones, trabaja en abrir nuevas oportunidades para el género femenino y contribuir así al desarrollo de la economía costarricense”, concluye Cristina Arias, Coordinadora de Mercadeo en CMA.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.