Perfiles

Debi Nova nos comparte sus sentimientos más profundos tras la llegada de su hija Paloma

En esta oportunidad la cantautora Debi Nova nos permitió conocerla más allá de su faceta artística, justo cuando vive una nueva etapa de su vida: la de mamá. Ella dio a luz a Paloma a inicios de setiembre y nos cuenta su experiencia, lo que sueña para su hija y cómo la quiere guiar. Además, habla de su futuro musical.

Cuando están en Costa Rica, Debi Nova y su esposo John Osborne viven en Tamarindo, en Playa Langosta. Un lugar en el que disfrutan de la naturaleza costarricense, pero principalmente del mar. Ambos son surfistas y las olas son su placer: con el tiempo han aprendido que ninguna es igual. En el mar todas las condiciones son diferentes y es justo así como la reconocida cantante describe la maternidad. Cada amanecer es distinto, por eso la premisa en su familia de tres, desde que llegó su hija Paloma, es vivir un día a la vez.

A mí me interesa mucho que ella crezca sabiendo que puede ser una mujer líder. Que no hay carreras más para hombres que otras, que ella tiene el camino por delante para hacer lo que su corazón quiera... y trataré de ser un ejemplo de que puede ser todo lo que quiera.

Paloma Osborne Nowalski nació el 6 de setiembre del 2021 en Costa Rica. Con su llegada al mundo, el corazón de su madre Debi se abrió y de él emanaron las emociones más intensas.

Al momento de esta entrevista, la artista costarricense tenía casi seis semanas de haberse convertido en mamá y en medio de todo lo que este maravilloso y desafiante acontecimiento implica, ella accedió a conversar telefónicamente sobre una etapa nueva, la más feliz y reveladora de su vida y en la que nos permitió conocerla en una faceta muy diferente. Es Debi en su versión más humana, real y plena.

Hoy se encuentra con los sentidos más agudos para detectar cualquier necesidad de su bebé, es más veloz con los bocados, pues en este nuevo rol todo lo que requiera Paloma es a demanda. Se siente inspirada y también con mucho sueño, pero está allí, con los suyos, con su esposo y su hija valorando la tranquilidad de la familia mientras vive en un lugar de paz separada de los viajes constantes en los que ha buscado el éxito.

Su creatividad y mente inquieta no la dejan, son inherentes a ella y ahora con su niña en brazos todo fluye más. Ya hay proyectos cercanos. Paloma es vida e inspiración, justamente su nombre viene de una canción que llegó al corazón de su mamá cuando ella trataba de concebir.

Los primeros meses Paloma los vivirá en Costa Rica, luego de enero, cuando su mamá termine de trabajar en su nuevo álbum, viajarán a su otra casa, en Los Ángeles, Estados Unidos. La niña vivirá en ambos países: disfrutará de la naturaleza tica y aprenderá de la ciudad estadounidense.

Por ahora, Debi y su familia disfrutan de los suyos. Su madre y suegra han sido una compañía esencial en estas primeras semanas de su nueva vida.

No soy la misma Debi que era hace dos meses. Es una transformación absoluta, mi arte es un reflejo de mi vida. No tengo otra opción que transformarme y transformar mi arte.

Debi, ¿cómo están usted y Paloma?

Estamos muy bien. Gracias a Dios ella muy sanita. El parto fue muy bien.

¿Puedo preguntar por el parto que eligió? Dicen que esto influye en la recuperación...

Era originalmente natural, al final decidimos cesárea: ella no se puso en posición. Todo salió súper bien. Ya estoy casi recuperada. Voy a cumplir mis primeras seis semanas el lunes (18 de octubre). Las primeras semanas han sido un poquito más complicadas, pero por dicha ya saliendo y me siento con mucha fuerza y ganas de retomar para hacer un poquito de ejercicio.

¿Cómo ha sido este proceso de ser mamá, cómo la ha inspirado su madre? ¿Se ha dejado llevar por sus propios instintos?

Es una combinación. Dicen que a uno los hijos lo escogen. Eso fue algo muy bonito que aprendí durante el embarazo y es que aunque uno crea que no sabe cómo ser mamá por que nunca lo ha hecho antes, hay que confiar en esa intuición de que Paloma me escogió a mí y soy la mamá perfecta para ella.

Creo que confiar en esa intuición y en esa voz interior es muy importante. Sin embargo, tener a mi mamá cerca ha sido de gran ayuda. Sobre todo en estas primeras semanas que son de tanta intensidad, que es una de una actividad constante de darle de comer, ponerla a dormir. Mi mamá me ha enseñado mucho y está vuelta loca con su nietita. Es muy bonito, como muy enternecedor.

(Debi tiene una hermana y un hermano, además, sobrinos mucho más grandes que Paloma, quien es la nieta menor).

¿Por qué el nombre Paloma?

Es una historia bonita. Hace como un año conocí a un chamán colombiano que se quedó en Costa Rica por la pandemia. Es músico, una persona muy conocedora de la selva, de plantas medicinales. Hicimos una conexión muy bonita, escribimos algunas canciones y en una oportunidad él me dijo, cuando ya estaba de vuelta en Los Ángeles, que si en algún momento escribía alguna melodía o algo que podríamos terminar juntos, que se la enviara.

En ese momento me metí a la ducha a bañarme y nació esta canción que se llama Palomita blanca que escribí con letra y todo y realmente yo no entendía de qué se trataba la canción pero en ese momento yo estaba tratando de concebir. Llevábamos muchos meses y yo no quedaba embarazada: la canción trata de eso, de un alma que estoy esperando. La escribí en setiembre (2020) y quedé embarazada en diciembre. Le dije a mi esposo que si era mujer era Paloma (risas). Paloma vino. Fue muy bonito. Entonces esta canción se la agradezco a este chamán colombiano, Luis Gabriel Osorio.

Entonces Paloma tiene su propia canción…

Tiene su canción, vino anunciada, ella vino con nombre (risas).

Yo creo en algo muy místico de las canciones en general. Las canciones a veces vienen de lugares que uno no se explica, porque así es la inspiración. Y lo que me pasa es que a veces yo escribo canciones y no entiendo por qué las escribo y meses después lo entiendo, como que vienen cargadas de mucha sabiduría. Creo que es que cuando uno está componiendo, no está pensando, está como en esa parte del cerebro que es menos racional y ahí es donde está nuestra mayor presencia en el universo.

Entonces con esa canción (Palomita blanca), la escribí yo, pero vino de algún lugar... de allá arriba.

Usted creció en Costa Rica (se fue a Estados Unidos a los 17 años), ¿de lo que vivió y aprendió de niña que valores quisiera transmitirle a su hija?

Le agradezco mucho a mis padres que no me pusieron límites a la hora de escoger mi carrera. Cuando yo llegué de adolescente diciendo que me quería dedicar a la música no me pusieron peros, si se preocuparon porque es una carrera tal vez un poco difícil, sobre todo para una mujer; pero en realidad el arte y cultura siempre es una carrera… se me van las palabras porque no he dormido en seis semanas, ehh (risas)… no es tan consistente, tiene muchos altos y bajos. Y ellos siempre me apoyaron. Eso es algo muy bonito que rescato de crecer aquí, de la dicha de tener esta familia. Me gustaría poder ser esa figura para Paloma, para decirle que no hay límites, que puede hacer lo que quiera en esta vida, lo que sueña y darle el apoyo que se merece.

Siempre siguiendo esta línea, ¿por qué camino quiere guiarla?

Me gustaría como poder abrirle oportunidades, caminos. Mostrarle el mundo y que ella decida que es lo que tiene más resonancia en su corazón. Obviamente enseñándole valores de amor, honestidad, de tener un camino espiritual. También agradecer cada día, yo aprendí eso tarde en mi vida, eso me tomó mucho tiempo y sí quisiera que ella tenga esa práctica diaria de agradecer lo que tiene a su alrededor. Es hasta una práctica espiritual el estar contento con lo que tiene y agradecerlo. Eso le cambia a uno la vida.

Ahorita que mencionaba las seis semanas sin dormir, ¿cómo ha sido adaptarse a este rol de mamá?

(risas). Esto es a demanda. Ha sido una intensidad grande. Yo siento que es como que a uno le abren el corazón y todas las emociones son más intensas. El amor es absolutamente profundo e intenso, pero también lo es el miedo, el cansancio y la inseguridad porque uno no sabe, a veces cuando está llorando, qué es lo que tiene. Entonces es un día a la vez, es nuestro lema en casa. Es como el mar que no tiene las mismas olas todos los días, siempre está cambiando. Mi esposo y yo somos surfeadores, usamos mucho el mar de referencia porque sabemos que a veces las olas son un poco más tormentosas que otras.

Entonces creo que hay que estar presente, llevarlo un día a la vez, tratar de reírse mucho, disfrutarlo y cuando están los momentos retadores tenerles mucha paciencia.

Sé que es muy pronto, pero, ¿le gustaría que la familia crezca, que Paloma tenga una hermana o un hermano?

Estamos abiertos a la posibilidad, pero que sea lo que Dios quiera. Yo ya tengo 41 años y la realidad es que las probabilidades no son tan altas de que yo quede embarazada y creo que si nos toca y es un proceso natural estaremos muy felices, pero no creo que sea algo que queramos buscar con procesos de fertilidad. Si llega seremos felices y si no llega también.

Debi, usted es una mujer líder, fuerte e inspiradora. ¿Cuál es ese principal ejemplo y legado que quisiera transmitirle a Paloma?

Me gustaría que sepa que no hay límites y que ser mujer no es ninguna limitante. Estamos en un momento en la historia de nuestra humanidad en la que vemos esos cambios, que la mujer está tomando roles de liderazgo que antes no tomaba. A mí me interesa mucho que ella crezca sabiendo que puede ser una mujer líder. Que no hay carreras más para hombres que otras, que ella tiene el camino por delante para hacer lo que su corazón quiera. Me interesa que se dé a respetar, que tal vez a veces nos cuesta a nosotros las mujeres darnos ese lugar, que ella sepa y trataré de ser un ejemplo de que puede ser todo lo que quiera.

Siempre ha demostrado su poder y capacidades como mujer, ¿ahora que es mamá cómo se siente?

Me siento muy poderosa. Es como una cosa muy interesante, todavía estoy descifrándolo en esta nueva identidad como mamá en esta tierra, porque hasta hace meses no era mamá y de repente uno es mamá y es algo muy profundo, es una transformación muy profunda. Lo que siento es mucho poder: veo a mi alrededor, a las mujeres, a las madres y les tengo tanto respeto.

Siento como que somos invencibles porque dar a luz es fuerte, y después criar a nuestros hijos también y aún así las mujeres hacen eso y salen a trabajar y lo hacen sin ningún problema, me ha hecho tenerle más respeto a las madres a mi alrededor, a mi mamá sobre todo, saber lo que ella hizo por nosotros ahora lo estoy viviendo. Me siento muy completa y muy poderosa.

¿En este momento qué le dirías a las mujeres, sean madres o no?

Ahora que lo estoy viviendo, sé que no tenemos limites. Somos increíbles siendo madres o no madres, aunque creo que todas somos madres de alguna manera, aunque no lo seamos de otro ser humano. Siempre me sentía así, hasta ser mamá de Paloma, me sentía en constante creación, tenemos ese poder de crear y ese poder lo tenemos todas. Mi mensaje sería que confíen en ese poder interno que tenemos. En esa voz e intuición que tenemos. Ahora puedo decir que es real, que es poderosa y que todas las tenemos,

Su arte (y más de Paloma)

Debi Nova estuvo más cerca de los costarricenses meses atrás cuando participó como jueza masiva en Nace una estrella, de Teletica, plataforma que la llevó a un público masivo. Sin embargo, su nombre es recurrente por sus nuevos proyectos, trabajo duro y reconocimientos como las pasadas nominaciones a los Grammy y Grammy Latino por su disco 3:33.

En julio se publicó su álbum En Vivo desde el Teatro Nacional de Costa Rica y por supuesto que para su prolífica carrera viene más.

¿Qué viene para Debi Nova?

Ahorita estoy trabajando en un nuevo álbum. Este año sacamos un álbum en vivo y tenemos un sencillo más que sale este mes. El nuevo álbum va a salir el próximo año, obviamente lo puse en pausa porque mis manos están llenas (risas). Ahora en enero empezamos a reactivar otra vez lo que dejamos en pausa en mayo.

¿Ahí vamos a conocer Palomita blanca?

Ahí van a escucharla, sí. Esa ya la grabamos y la van a poder escuchar. Si Dios quiere el álbum va a salir por ahí de mayo del próximo año.

¿A qué Debi vamos a encontrar en esta nueva propuesta?

Creo que va a ser una devolución, una construcción de 3:33 mi álbum pasado y que definitivamente me marcó y en el que encontré un sonido muy mío. Va a ser como una devolución, una construcción sobre eso. Voy a trabajar con el mismo productor. Este es un álbum que voy a grabar aquí en Costa Rica, ya comencé y es la primera vez que voy a grabar alguno de mis álbumes aquí. Creo que todo el concepto es sobre eso, como regresar a las raíces, tiene mucho que ver con regresar al principio de las cosas, entre eso la gestación. Temáticamente va a tener mucho de eso, sobre el poder femenino y siempre hay que dejar campo para que el proceso lo sorprenda a uno.

¿Hasta cuándo planea estar en Costa Rica?

En enero vamos a estar grabando y el plan después de eso es regresarnos a Los Ángeles.

Con la llegada de Paloma nacen nuevos sentimientos y emociones, ¿le gustaría plasmarlos en su arte?

(Risas) No tengo opción. Eso va a estar plasmado sí o sí en todo lo que voy a hacer desde que ella nació en adelante. Eso no se acaba. No soy la misma Debi que era hace dos meses. Es una transformación absoluta, mi arte es un reflejo de mi vida. No tengo otra opción que transformarme y transformar mi arte.

¿Esta es su mejor etapa?

Definitivamente. Es un momento que empecé a vivir el año pasado, aunque el covid ha sido totalmente muy triste y nos ha hecho perder muchas cosas; a nivel personal me ha hecho regresar a un lugar de paz, en casa, sobre todo, que había perdido de vista por estar viajando, estar constantemente como tratando de tener más, buscando más éxito, no sé, era como una búsqueda constante y el año pasado aprendí a estar en casa y estar muy feliz, me dio mucha felicidad estar con mi esposo y bueno nació Paloma, ahora estamos los tres en casa y es una cosa que nunca había cultivado. No es ni tarde ni temprano, pero en mis cuarentas es algo que tiene una dulzura. Lo estoy saboreando. Creo que es como el secreto de la vida, el poder tener eso: construir una familia, poder tener amor en casa y lo agradezco cada día.

Por lo que ha mostrado parece que siempre se sintió completa junto a su esposo, ya eran una familia, ¿Paloma llega a elevar esta sensación?

Totalmente. Es un lazo de lo más profundo que he sentido y ese lazo se profundiza con mi esposo: ahora tenemos una bebita que es de los dos, que compartimos. Es fortalecer y profundizar esos lazos. Es una sensación... no termino de entender la magnitud de lo que estamos viviendo. Creo que le pasa a muchos papás primerizos, o no necesariamente primerizos, pero sí que estos primeros meses son de tanta intensidad que toma un tiempo entender la magnitud de lo que estamos viviendo. Definitivamente la palabra que se me viene a la cabeza es mucho amor. Me siento rodeada y llena de amor.

¿Qué es lo que más le gusta de su bebé, qué es lo que más ha disfrutado junto a ella?

Todo, todo. Es tan bonito. Como que nos estamos conociendo, aunque es como si nos hemos conocido toda la vida, pero al mismo tiempo comenzar a conocerle su personalidad es tan bonito y ahora que está sonriendo como que le empiezo a entender ciertas cosas. Y obviamente el olor, besarla, cuando está comiendo en mi pecho… la estoy disfrutando demasiado.

Y la ropita, ¿ese tema la ilusiona?

Oh, sí. La ropita de bebé es de lo más divino.

Bueno, y ya conocemos a Paloma, usted la mostró (en redes sociales), ¿por qué decide mostrarla a sus fans?

Ella es parte de mí, aunque he sido muy privada con mi vida no me pongo límites. Siempre he seguido mi corazón en ese aspecto, si me dan ganas de postear una foto con mi esposo lo he hecho, con mi mamá lo he hecho. Al mismo tiempo es lo mismo con mi hija. Ahorita es en lo que estoy, no estoy trabajando, lo que puedo mostrar es mi tiempo con ella y la verdad es que me siento muy feliz y orgullosa de mostrar este momento.

¿Cómo está su corazón ahora mismo?

Pleno y lleno.

***

Un ligero llanto llama a Debi, quien de inmediato quiere acudir para atender a Paloma, su bebé. La entrevista concluye. Debi se despide con su gracia, amabilidad e innatas risas.

Un poco más de Debi Nova

Tras la entrevista, Debi aceptó responder algunas otras preguntas a través de audios en las que nuevamente comparte más de la mujer y, por supuesto, de la artista.

¿En escena conocemos a una Debi Nova fuerte, talentosa... pero fuera de este escenario cómo es Debi? ¿Cuál es la Debi que está conociendo Paloma?

Creo que soy como todos, que a veces tenemos días en los que nos sentimos fuertes, días en los que nos sentimos débiles, pues así soy yo… igual que el mar: a veces la marea es alta, a veces me siento pues muy creativa. Cuando me siento muy bien estoy creando en mi cabeza y cuando me siento un poquito abajo me entran miedos, creo que lo normal.

De esto hablo en mi álbum anterior, de los ciclos, de la vida, y esos ciclos también tienen que ver con los altos y bajos, los picos y valles que he atravesado en la vida. Lo que he tratado en estos últimos años es de abrazar y bienvenir la experiencia humana de esos días que no son tan positivos y en los que tal vez nos entran miedos. Entonces estoy tratando de siempre estar creciendo de esa manera, de no juzgarme. De disfrutar y agradecer al máximo.

¿Cómo se ha sentido en el postparto, qué sentimientos no tan positivos ha vivido y cómo hace para enfrentarlos?

El posparto es un gran ejemplo de un momento en el que uno tiene que tenerse mucha paciencia y no juzgarse porque es una transformación muy profunda que atravesamos las mujeres. De repente somos mamás en este mundo y ese es un cambio de identidad muy fuerte y es hermoso. (...) Todo se ha vuelto más intenso y eso incluye el miedo, la impotencia cuando Paloma está llorando y no puedo calmarla, o no hemos dormido lo suficiente y me siento cansada. Obviamente hay momentos que son retadores y bueno, lo que he tratado es siempre regresar al amor, al agradecimiento, a mirarla fijamente a los ojos y se me derrite el corazón. Pero sin duda hay días que son más difíciles que otros.

¿Luego del proyecto de Nace una estrella siente más cercanía de las personas, cree que el programa la acercó a un público que no la conocía tan bien?

Nace una estrella fue una experiencia lindísima, más que todo porque pude vivir mi embarazo aquí en San José, cerca de mi familia. Fue un momento muy bonito para mí y definitivamente la televisión te da una exposición que tal vez uno o dos conciertos al año no te pueden dar. Fue bonito poder tener esa exposición semanalmente, es un programa que se vive con mucha emoción, entonces me gustó ser parte de esa celebración y poder estar aquí en mi país.

¿Tras este trabajo en televisión le gustaría hacer algo similar?

Siempre he tenido el gusanito de la actuación. Lo he estudiado durante muchos años y nunca he tenido la oportunidad de realmente practicarlo, así que es algo que tengo para futuro que me encantaría poder explorar y bueno, si sale alguna otra oportunidad en televisión también lo consideraría.

¿Qué más quiere darle a Costa Rica?

Este va a ser mi quinto álbum de estudio y nunca había podido grabar algo en mi país, en Costa Rica. Entonces estoy trabajando en un álbum que va a ser honor a eso, a regresar a mis raíces, a este hermoso país y que era algo que me quedaba pendiente.

¿Qué espera de este país, que quisiera recibir de esta tierra?

Este país me ha dado todo lo que necesito. No hay nada más que le puedo pedir: me dio mi familia, me dio mi hogar, me dio un público hermoso y de aquí a futuro quiero seguir construyendo aquí; proyectos musicales, proyectos con mis Círculos 3:33 que es un espacio para mujeres y poder seguir dando conciertos.

Luego de una carrera tan prolífica, ¿qué le falta por conquistar?

Tengo muchísimos sueños: me encantaría, como te decía anteriormente, actuar; además, trabajar en música para algún largometraje que aunque ya he hecho canciones no he hecho soundtracks enteros, es un reto que me gustaría tener. También hacer una gira por todo el mundo que todavía no he hecho solita, solo con otros artistas, ese sería mi sueño número uno: poder hacer una gira con espectáculo.

¿Con qué colegas artistas te gustaría colaborar?

Hay muchas mujeres que admiro y que están haciendo cosas increíbles en la música y he tenido pocas colaboraciones con mujeres, así que me gustaría hacer algo con Natalia Lafourcade, me encantaría hacer algo con Alicia Keys si puedo soñar muy en grande, con una artista inglesa que me encanta y que se llama Lianne La Havas. Estoy apuntando a colaborar con más mujeres a futuro.

Fernanda Matarrita Chaves

Fernanda Matarrita Chaves

Periodista y Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Latina de Costa Rica.