GDA . 25 agosto, 2020
Photo by Marco Secchi on Unsplash
Photo by Marco Secchi on Unsplash

Gracias a su sinfín de propiedades naturales, los tés e infusiones deberían estar incluidos en nuestra dieta.Una taza de té podría ser más beneficiosa para su salud de lo que usted cree. Esta bebida era utilizada con fines medicinales, poco a poco se fue adoptando una que otra taza por placer, ya sea té verde, negro o manzanilla siempre es momento para incrementar los beneficios y propiedades a su cuerpo en forma de tacita de té.

“El té comenzó como una medicina y se convirtió en una bebida”, escribe Okakura Kakuzo, en su publicación El libro del té.

Le decimos cuáles son las principales infusiones benéficas para su salud, tome nota y disfrute de su infusión favorita mientras cuida su salud.

1. Té verde

De acuerdo con Medical News Today, sitio web operado por Healthline Media UK y uno de los 10 más populares del mundo, el té verde puede aumentar el funcionamiento cognitivo relacionado directamente con una mejor memoria de trabajo, aprendizaje y toma de decisiones. Este beneficio se relaciona con su contenido de polifenoles, que son micronutrientes con propiedades antioxidantes. Por otra parte estos antioxidantes protegen del daño celular relacionado con el envejecimiento, así que anote el té verde como herramienta clave para una buena memoria y piel siempre joven.

Por si fuera poco, de acuerdo con un estudio de 2017 que se publicó en el Journal of American Chemical Society, el té verde puede frenar el crecimiento de las células tumorales de ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de páncreas y reducir el riesgo de enfermedad de Alzheimer gracias a uno de sus polifenoles, el epigalocatequin galato.

2. Té de jazmín

Las flores de jazmín contienen antioxidantes, que pueden proteger a las células del daño relacionado con la edad, además se relacionan con una mejora del bienestar físico y reducen el impacto del estrés.

Después de una investigación, el profesor Eliezer Flescher, de la Universidad de Tel Aviv en Israel, descubrió que el metil jasmonato, un compuesto que se encuentra en la planta del jazmín, induce la muerte de las células cancerosas del cuello uterino.

Además una investigación que se publicó en el European Journal of Applied Physiology explicó que el olor del té de jazmín es calmante, puede calmar los nervios y puede ayudar a regular el estado de ánimo.

3. Manzanilla

El té de manzanilla tiene efectos calmantes, eso lo convierte en la ayuda perfecta para poder conciliar el sueño.

Según estudios que explican los efectos de la manzanilla en el cuerpo, publicados por el Centro Nacional para la Información Biotecnológica (NCBI por sus siglas en inglés), se cree que la manzanilla tiene efectos antibacterianos, antiinflamatorios y protectores del hígado.

Además, puede ayudar a combatir la diarrea y las úlceras de estómago. Un estudio también publicado por NCBI, encontró que el té de manzanilla reduce los síntomas del síndrome premenstrual y mejoras en los niveles de glucosa en sangre, insulina y lípidos en la sangre.

4. Menta

El té de menta apoya la salud del tracto digestivo, además de contener propiedades antioxidantes, anticancerígenas, antibacterianas y antivirales.

Estudios referentes a los efectos de la menta en la salud, publicados por el Centro Nacional para la Información Biotecnológica (NCBI por sus siglas en inglés), han demostrado que las preparaciones de aceite de menta pueden ayudar a aliviar la indigestión, las náuseas y el dolor de estómago.

La menta es eficaz para relajar los espasmos en los intestinos, el esófago, el colon y aliviar los síntomas del síndrome del intestino irritable. En conclusión, el té de menta es un gran remedio natural para tratar molestias digestivas, ya sea por cólicos, náuseas o indigestión.

5. Jengibre

El té de jengibre se distingue por ese sabor picante, además contiene una gran cantidad de antioxidantes saludables que combaten las enfermedades, ayudan a combatir la inflamación, estimular el sistema inmunológico y eliminar náuseas. El jengibre también puede ayudar a prevenir las úlceras estomacales y aliviar la indigestión o el estreñimiento.

Por si fuera poco, estudios publicados por el Centro Nacional para la Información Biotecnológica (NCBI por sus siglas en inglés), encontraron que los suplementos de jengibre ayudan con el control del azúcar en la sangre y los niveles de lípidos en la sangre.