Revista Dominical

La acuariofilia, el ‘hobby’ que salva los arrecifes

La llamada ‘terapia azul’ consiste en criar y cuidar organismos acuáticos, bajo condiciones controladas. Este es un pasatiempo que termina aportando beneficios al medio ambiente y a la salud del ser humano

Seguramente en algún momento de sus vida habrá quedado hipnotizado por la pecera en el consultorio de su dentista o en algún restaurante.

La afición por criar y cuidar organismos acuáticos, bajo condiciones controladas, se denomina como acuariofilia. Se puede llevar a cabo la imitación a pequeña escala tanto de un ecosistema de agua dulce como de agua salada. Esto tiene una razón de ser, además de lo estético.

El acuarismo también es conocido como “terapia azul” y sus beneficios son numerosos. Entre ellos figuran la reducción del estrés, la ansiedad, la presión arterial y el ritmo cardíaco. Se trata de un pasatiempo que requiere bastante compromiso y desde el cual en Costa Rica se intenta hacer un impacto positivo a nivel ambiental.

Para valientes

Un hecho es que para encontrar el éxito en este hobby, se debe asumir la responsabilidad de investigar constantemente. Como explica Hernán Azofeifa Delgado, acuarista reconocido por el blog Mi Arrecife, incursionar en la acuariofilia trae consigo aprender sobre materias como biología, al entender compatibilidad entre especies; o de química, al medir factores como la alcalinidad del agua.

Azofeifa es abogado y desde niño estuvo en contacto con la flora y la fauna, impulsado por su abuelo, que laboraba como agricultor. En ese entonces, su interacción fue principalmente con peces tropicales. Más adelante, en el año 2000, se retiró del agua dulce y dio el siguiente paso para incursionar en la acuariofilia marina. Esta última se enfoca en peces del océano o agua salada, que supone un mayor reto a la hora de su cuidado y mantenimiento.

En la época en que don Hernán emprendió su afición, debía suscribirse a revistas internacionales que llegaban cada 3 meses al país para formarse en cómo mantener su acuario sano. El resto, lastimosamente debía aprenderse a base de prueba y error.

Actualmente, Hernán Azofeifa dirige el blog Mi Arrecife, en el cual comparte lo que ha aprendido durante su larga trayectoria como acuarista: “Creo que mucho de lo que hoy hago en el blog y mi participación con la Asociación Costarricense de Acuariofilia Marina, tiene que ver con esos inicios. Siempre procuré con esto que hago que esa curva de errores que uno cometió, en la cual lamentablemente perdí organismos, no lo cometieran otros acuaristas. Entonces no me reservo mi conocimiento.”

Las prioridades de Azofeifa son su trabajo y su familia, por lo que su pasatiempo suele ser nocturno, en horas de la noche cuando la terapia azul es la fiel acompañante en medio de la dificultad de conciliar el sueño. Estas horas extra son las que permiten que don Hernán publique una entrada semanal en el blog, un video quincenal en el canal de YouTube y conduzca un programa semanal en Radio Monumental con ASOCAM.

El aumento de visitas al blog ha traído consigo la posibilidad de generar una pequeña suma de ganancia a partir de publicidad. Sin embargo, esta no es percibida directamente por don Hernán, ya que optó por redirigirla a causas relacionadas a la restauración coralina, dentro o fuera de Costa Rica.

El tener tráfico en el blog y en el canal de YouTube ya implica por sí solo la obtención de otra pequeña suma de ingresos. Esta se invierte en comprar equipo y donarlo a instituciones que lo necesitan, como el Parque Marino del Pacífico. Esta labor es especialmente importante en pandemia, ya que espacios como este, dado el cierre al público general, han dejado de percibir el dinero que sustenta sus gastos.

Preservación de los arrecifes coralinos

Hablar de acuariofilia en Costa Rica es hablar de la Asociación Costarricense de Acuariofilia Marina (ASOCAM). Esta organización sin fines de lucro inició hace 6 años con la intención de reunir a un grupo de acuaristas aficionados que pudiese facilitar la difusión de conocimiento y promover las buenas prácticas dentro del hobby.

Son la única asociación de acuariofilia en el país debidamente legalizada, lo cual les permite formar parte de mesas de discusión con entidades gubernamentales como el Sistema Nacional de Áreas de Conservación, el Servicio Nacional de Salud Animal, Incopesca, en las que se abarcan temas de interés para la acuariofilia. Por ejemplo, actualmente son parte de una comisión interinstitucional que busca darle orden jurídico a la acuariofilia para la exportación e importación de especies ornamentales al país.

Su éxito en esta comisión le daría la capacidad al país de llevar el sustento a alrededor de las mil familias que dependen económicamente de este mercado. Según el presidente de ASOCAM, Ricardo Calvo Eby, ese cálculo de hogares involucrados en la actividad se hace a partir de la cantidad de acuarios, distribuidores y criaderos.

Además, permitiría enfrentar el mercado negro que explota nuestros mares mediante la extracción de sus organismos. El presidente de la asociación lo explicó firmemente: “Una de las columnas vertebrales de ASOCAM es que nosotros hemos tratado de que haya un respeto completo a los recursos naturales. Entonces, por ejemplo: no fomentamos que se exploten nuestros mares costarricense extrayendo ningún tipo de ser vivo, así sea ornamental.”

Para generar un impacto positivo a nivel ambiental, desde ASOCAM se promueve que la comunidad de acuaristas responsables no solo está para recibir, sino también para dar. Esto les ha llevado a colaborar con organizaciones como Raising Coral Costa Rica e instituciones como el Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR) de la Universidad de Costa Rica y el Parque Marino del Pacífico.

De hecho, en mayo del 2020, ante el cierre de los laboratorios por la pandemia, el CIMAR le convidó fragmentos de coral a la ASOCAM, que hoy en día son colonias, para su respectivo cuido hasta que nuevamente se pudiese regresar a las instalaciones. Estos corales serán devueltos no solo en excelentes condiciones, sino con toda la data que los mismos acuaristas han recopilado sobre el proceso de cuido y crecimiento de estos organismos.

“La acuariofilia tiene un papel muy importante también en la preservación de los arrecifes coralinos porque al final de cuentas nos estamos convirtiendo en custodios de grandes bancos de ADN de los corales. Y si en algún momento llegaran a desaparecer de los océanos, podemos retornar esos corales que tenemos en custodia”, explicó Ricardo Calvo.

Promover el cuidado de los arrecifes coralinos implica un arduo trabajo de sensibilización. Es por ello que ASOCAM cuenta con un programa sin fines de lucro en Radio Monumental, llamado Acuariofilia Marina, el cual se lleva a cabo todos los sábados en horas de la mañana.

Ricardo Calvo, presidente de la asociación, lo describe como “una vitrina para sensibilizar a las personas de los problemas que están sucediendo con los océanos y una oportunidad para formar a las personas que tienen acuarios o que no tienen acuarios pero que eventualmente querrán tenerlos.”

Si bien la información es poder bajo todo contexto, cobra especial importancia cuando hablamos de acuariofilia, ya que el aumento de conocimiento también conlleva la elevación de los estándares a la hora de comprar especies ornamentales marinas o equipo para el funcionamiento del acuario. Es decir, la industria debe innovar y perfeccionar sus procesos de producción para cumplir con las exigencias de la comunidad acuarista.

A largo plazo, este equipo innovador es el mismo que podrá ser utilizado por la comunidad científica para la reproducción sexual de los corales y eventualmente preservar los arrecifes coralinos. Calvo explica: “Entre las personas se informen más como acuaristas responsables, vamos a meterle menos presión a los océanos”.

La asociación también está afiliada a las Sociedades de Acuarios Marinos de América del Norte, (MASNA, por sus siglas en Inglés), lo cual le ha permitido tener acceso a conferencistas internacionales que colaboran en mejorar el conocimiento local sobre el pasatiempo. Esto va de la mano con otro de los ejes de acción de ASOCAM: la Convención de Acuaristas Marinos de Costa Rica (CAMCO).

Se trata de una exposición anual de acuariofilia en el país que toma lugar en el Centro de Convenciones de Costa Rica. Esta actividad lleva 3 años de hacerse, a excepción del año pasado por pandemia. Tanto en el 2018 como en el 2019, alrededor de 3000 personas fueron partícipes de este evento. Este año se espera que sea posible realizarla el 12 de diciembre.

Dentro de los stands de esta actividad figura la presencia de universidades y fundaciones, además de tiendas de distribuidores. Además, se realizan charlas sobre acuariofilia y conservación. El dinero que se recolecta se utiliza para pagar los gastos del evento y el monto restante, al final de la misma actividad, se dona a alguna causa en específico, como Raising Coral.

Consejos para principiantes

Un factor muy importante en la formación de Hernán Azofeifa como acuariofilo ha sido la constante consulta de documentación científica. Es decir, leer el trabajo de expertos en biología marina para que todo el proceso de su acuario se lleve a cabo bajo la línea de lo natural y bajo el entendimiento de la causa y efecto de cada componente.

Además de leer y ser crítico de las fuentes de donde se obtiene la información, recomienda ser parte de ASOCAM, para contar con el acompañamiento de acuariófilos experimentados cuya ayuda podría evitar cometer errores comunes.

Sobre ASOCAM

Actualmente la Asociación cuenta con aproximadamente 80 acuaristas marinos, quienes mensualmente colaboran con 3 mil colones para ser miembros. Este dinero permite cubrir los gastos de mantener legal a la asociación y el resto se invierte en donaciones a instituciones como el Parque Marino del Pacífico o iniciativas como Raising Corals.

Las personas miembras de ASOCAM tienen acceso a un chat de los asociados desde donde se atienden dudas de cualquier tipo sobre el hobby, desde el punto de vista del acuarismo responsable. Además, cuentan con descuentos por parte de los negocios patrocinadores.

También, dedican su tiempo a participar como voluntarios en jornadas laborales en instituciones como las anteriormente mencionadas. Estas experiencias son beneficiosas para ambas partes, como comenta Ricardo Calvo, presidente de la asociación:

“Al ir adquiriendo esa experiencia, nos encontramos con instituciones que tienen mucha teoría aprendida pero poca práctica realizada. Entonces otro de los aspectos fundamentales para nosotros es cómo nos sentamos y colaboramos con el Parque Marino en Puntarenas, con la escuela del CIMAR en la Universidad Costa Rica, con Raising Coral en el Golfo Dulce en restauración de arrecifes coralinos, también en Sámara y en el Caribe”.

Ricardo Calvo Eby, presidente de ASOCAM, lleva alrededor de 8 años de ser acuariofilo marino y 2 años de estar en la presidencia de la asociación. Este pasatiempo lo inspiró a certificarse como buzo e iniciar su propio negocio: Aquarium Planet, en Guachipelín de Escazú.

Para quienes estén interesados en formar parte, no hay ningún requerimiento más allá de ser mayor de edad y de cubrir la cuota mensual. Calvo, presidente de ASOCAM, sí recomienda que sea persona con acuario marino, ya que sobre este enfoque en específico versan los temas que se abordan.

Si quieren ser parte, pueden contactarles por medio de la página de Facebook ASOCAM o por la página web: asocam.cr.org

Cómo puede aportar usted

ASOCAM no recibe donaciones, pero redirige a las personas interesadas en colaborar económicamente directamente a las causas e instituciones que la organización apoya.

Para donar al Parque Marino del Pacífico puede depositar dinero a la cuenta del BCR 001-227160-5. La cuenta está a nombre de Fundación Parque Marino del Pacífico, notifique al correo info@parquemarino.org o al fax 2661-5270. Las donaciones son deducibles de impuesto. También, se puede ser parte del programa de padrinos y adoptar un animal que necesite de cuidados o ser parte del programa de voluntariado.

En el caso de Raising Coral, una ONG que busca restaurar los arrecifes de corales costarricenses, se puede donar por medio de su página web: raisingcoral.org