Kimberly Herrera. 2 mayo
Hasta ahora lo que las autoridades han concluido es que el nuevo coronavirus surgió en un mercado de animales en la ciudad china de Wuhan. Foto: AFP.
Hasta ahora lo que las autoridades han concluido es que el nuevo coronavirus surgió en un mercado de animales en la ciudad china de Wuhan. Foto: AFP.

Del covid-19 todos tienen algo que decir.

Más allá de las explicaciones que han expuesto autoridades y científicos del mundo, hay personas que se niegan a creer que no hay una historia oculta detrás del origen de la enfermedad que hoy tiene al mundo en cuarentena y a las economías en problemas. No importa que las tachen de ocurrencias, que de todas maneras las teorías de conspiración nacidas a partir del nuevo coronavirus cuentan con muchos adeptos. Demasiados.

Por ejemplo, hay quienes afirman que el nuevo coronavirus ni siquiera existe; otros aseguran que se está cumpliendo una profecía maya, y algunos se aventuran a decir que en el 2020 una pandemia tenía que ocurrir sí o sí, como cada 100 años.

El hecho de que se trate de un mal nuevo, y del que no se tiene aún una cura, ha dado pie a un sinfín de creencias, algunas más disparatadas que otras. Y pese a que las autoridades oficiales han negado en reiteradas ocasiones las múltiples teorías, un porcentaje de la población mundial se muestra escéptica.

La gran cantidad de información que circula en redes sociales e internet, ha permitido que estas ideas no confirmadas se propaguen rápidamente, generando una extenuante polémica.

Según Tedros Adhanom Ghebreyesus, director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Alex Ng, vicepresidente de Tencent Healthcare, estas informaciones falsas representan una zancadilla para los expertos, quienes tratan de encontrar la forma de controlar la propagación del virus, así como la cura.

"Hay muchas teorías conspirativas sombrías sobre el virus (...), teorías falsas que se propagan rápidamente por Internet Es algo que está sucediendo en todos los países del mundo, y en muchos más idiomas que en los oficiales de las Naciones Unidas. Se trata de una amenaza que no se limita a la comunidad sanitaria. La desinformación por Internet afecta a muchos ámbitos. En relación con la actual emergencia de salud pública, la desinformación puede obstaculizar la lucha contra la enfermedad y su contención, con consecuencias que pondrán en peligro la vida humana”, explicaron los expertos en un artículo de opinión publicado por el diario español El País.

Hasta ahora nombres como Bill Gates y Donald Trump, así como la tecnología 5G figuran entre algunos de los protagonistas de estas hipótesis que han surgido conforme avanza la pandemia.

Sin embargo, lo único cierto hasta ahora y en lo que insisten las autoridades sanitarias, es que este coronavirus apareció en un mercado de la ciudad de Wuhan, en China. Y aunque continúan investigando su origen, la OMS ha sido enfática en que la mayoría de estos tipos de virus tienen su origen en animales.

Un porcentaje de la población mundial se muestra escéptica ante el posible lugar en que apareció virus por primera vez (foto con fines ilustrativos). Shutterstock
Un porcentaje de la población mundial se muestra escéptica ante el posible lugar en que apareció virus por primera vez (foto con fines ilustrativos). Shutterstock

"Toda la evidencia disponible sugiere que el virus tiene un origen animal y no es manipulado o construido en un laboratorio o en otro lugar (...). Es probable, probable, que el virus sea de origen animal", afirmó la vocera de la OMS, Fadela Chaib, el pasado martes 21 de abril durante una conferencia de prensa.

La experta añadió que aunque se habla de que este virus pasó de un murciélago a un humano, todavía no hay certeza de ello, ni de cómo fue que se transmitió y aseguró que esta es una de las investigaciones que actualmente realiza la OMS.

Volviendo a la teorías de conspiración sobre el origen del coronavirus, existen al menos tres hipótesis que le continúa quitando el sueño a muchos ciudadanos y que resuena con fuerza.

El laboratorio chino

Posiblemente la teoría de conspiración sobre el origen del covid-19 que más ha hecho eco, hasta ahora, es la que afirma que este virus fue creado en un laboratorio de China. Y es que los elementos que giran en torno a esta hipótesis son bastante jugosos.

Esta polémica teoría parte del hecho que el nuevo coronavirus supuestamente salió de un laboratorio chino, cuyo paciente cero apareció en un mercado de animales ubicado en Wuhan. Justamente en esta ciudad se encuentra el Instituto de Virología de Wuhan, que alberga el Laboratorio Nacional de Bioseguridad, el primero de nivel cuatro de China, es decir, tiene la capacidad de manejar los virus más peligrosos que se transmiten de persona a persona.

Una de los teorías no confirmadas que más resuena afirma que el virus surgió en un laboratorio ubicado en Wuhan. Foto: Shutterstock.
Una de los teorías no confirmadas que más resuena afirma que el virus surgió en un laboratorio ubicado en Wuhan. Foto: Shutterstock.

Según su página web, es el banco de virus más importante de Asia y en el que se preservan más de 1.500 variedades.

Sin embargo, en múltiples ocasiones las autoridades chinas han rechazado que el nuevo coronavirus haya salido de su laboratorio. En una entrevista reciente a la emisora ​​estatal china CGTN, Yuan Zhiming, subdirector del Instituto de Virología de Wuhan, afirmó que en ese centro mantienen un régimen regulatorio estricto y un código de conducta de investigación, por lo que están seguros que el virus no salió de ahí.

"Como personas que realizan estudios virales, sabemos claramente qué tipo de investigación se está llevando a cabo en el instituto y cómo el instituto maneja los virus y las muestras. Como dijimos al principio, no hay forma de que este virus provenga de nosotros", dijo.

De igual manera, reconocidos científicos internacionales han coincidido con el hecho de que este no es un virus creado en ningún laboratorio, y, por el contrario, manifiestan que proviene de un animal.

Sin embargo, la teoría ha sido avivada por medios como The Washington Post, que reveló que dos años antes de la pandemia, funcionarios de la embajada de Estados Unidos visitaron varias veces ese centro de investigación en Wuhan y advirtieron sobre “la seguridad inadecuada en el laboratorio”, que estaba realizando estudios riesgosos sobre coronavirus de murciélagos.

Mientras que Fox News, ha dicho que el “paciente cero” de la pandemia podría haber sido infectado por una variedad de virus de un murciélago que estaban estudiando en el laboratorio y que luego pasó a la población de Wuhan. Por lo anterior, muchos críticos de China no descartan que el covid-19 sea el resultado de un accidente de laboratorio.

Esta es la versión en la que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump ha insistido. El mandatario ha reiterado en varias ocasiones que cree que el virus salió de un laboratorio chino y ahora es una teoría que respalda al menos el 30% de la población estadounidense, según un reciente estudio del Centro de Investigaciones Pew.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha insistido en que el virus fue creado en un laboratorio chino. Foto: Shutterstock.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha insistido en que el virus fue creado en un laboratorio chino. Foto: Shutterstock.
Bill Gates

Hace cinco años, el cofundador de Microsoft, Bill Gates subió a un escenario en la ciudad de Vancouver, Canadá, para dar una charla TED.

Durante esta conferencia, en el 2015, el empresario vaticinaba una pandemia causada por un virus altamente infeccioso, el cual se iba a propagar a gran velocidad por todo el mundo. En ese entonces, Gates dijo que iba a ser un virus para el que la población no estaba lista para luchar.

Ahora, cinco años más tarde, su conferencia ha sido reavivada y utilizada por diferentes grupos para asegurar que el billonario es quien está detrás de la covid-19.

De acuerdo con The New York Times, las teorías que involucran al cofundador de Microsoft con la creación de la covid-19 provienen de grupos conservadores, antivacunas y seguidores de Trump.

Según este sector, existen dos posibilidades: que Gates, de 64 años y quien es uno de los hombres más ricos del mundo, planeó usar la pandemia para implementar un sistema de vigilancia global. O bien, que es miembro de un complot para sacrificar a la humanidad.

“De febrero a abril, las teorías de conspiración que involucran a Gates y el virus se mencionaron 1.2 millones de veces en las redes sociales y transmisiones de televisión”, afirmó The New York Times con base en los datos de la plataforma de inteligencia Zignal Labs.

Las teorías más incendiarias dicen que Gates quiere usar un programa de vacunación mundial para implantar microchips digitales que de alguna manera rastrearán y controlarán a las personas.

El cofundador de Microsoft, Bill Gates ha insistido en la necesidad de masifica la creación de vacunas contra el covid-19.Foto: AFP.
El cofundador de Microsoft, Bill Gates ha insistido en la necesidad de masifica la creación de vacunas contra el covid-19.Foto: AFP.

Desde que aparecieron los primeros casos de covid-19, Gates pidió a las personas que se quedaran en el hogar, así como el desarrollo masivo de vacunas. De hecho, la Fundación Bill y Melinda Gates dijo que financiaría fábricas para las siete posibles vacunas más prometedoras.

Además, el empresario, quien ha sido un crítico abierto al gobierno de Trump, criticó el apoyo económico que Estados Unidos le quitó a la OMS, mientras que su fundación donó $10 millones para ayudar a los trabajadores médicos en China y África.

“No hay duda de que Estados Unidos perdió la oportunidad de adelantarse al nuevo coronavirus”, dijo en un artículo de opinión difundido por The Washington Post.

Esa actividad proactiva de Gates, sumado a las múltiples críticas a Trump, también han generado sospechas entre diversos grupos detractores, quienes sospechan que algo busca uno de los mayores filántropos con el nuevo coronavirus.

Hasta ahora, el empresario no ha querido referirse a las teorías de conspiración en su contra.

Las redes 5G

Entre las teorías de conspiración más recientes destaca que el nuevo coronavirus en realidad es propagado por las redes de telecomunicación 5G. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud ha sido enfática en que eso no es posible.

Como se ha informado en reiteradas ocasiones, el covid-19 se transmite por medio de gotículas minúsculas de secreciones respiratorias expulsadas cuando una persona infectada tose, estornuda o habla.

También es posible infectarse si se toca una superficie contaminada y posteriormente se lleva la mano a los ojos, a la boca o a la nariz. Sin embargo, según quienes defienden la teoría del 5G, el virus se transmite inexplicablemente por medio de radiación electromagnética.

Días atrás, un grupo de personas quemó torres 5G al creer que el nuevo coronavirus se propaga por la red celular. Foto: AFP.
Días atrás, un grupo de personas quemó torres 5G al creer que el nuevo coronavirus se propaga por la red celular. Foto: AFP.

“Los virus no se desplazan por las ondas electromagnéticas ni las redes de telefonía móvil”, dice la OMS en su sitio web.

Otra teoría relacionada a la red 5G es que el virus debilita al sistema inmune, provocando que las personas en contacto con esta red, sean susceptibles a contraer el virus.

Esta es una teoría que ha tomado mucha relevancia en lugares como el Reino Unido, donde incluso, usuarios temerosos de contraer el virus quemaron al menos siete torres de telefonía en ciudades como Birmingham, Belfast y Merseyside, como medida de “protección.”

Todo esto aún cuando la OMS ha explicado que el covid-19 se está propagando en numerosos países en los que no existe una red 5G.

Otras teorías de conspiración que han surgido por el origen del nuevo coronavirus y que han generado intriga, afirman que este es un virus que fue inventado en Estados Unidos y que se implantó en China. También que este es un arma biológica, para despoblar el planeta.

Se puede seguir hablando por horas de muchas otras teorías sin fundamento sobre el covid-19, muchas de ellas en el espectro de lo inaudito y risible. Posiblemente usted ya haya escuchado de al menos una de ellas, porque así como el nuevo coronavirus se ha expandido rápidamente por el mundo, las hipótesis han hecho lo suyo en redes sociales.

Por lo pronto, las autoridades insisten en informarse por fuentes oficiales. Y usar el sentido común.