Esteban Valverde. 8 julio
Óscar Ramírez durante el juego ante Serbia en el Mundial de Rusia 2018. Fotografía: Archivo GN
Óscar Ramírez durante el juego ante Serbia en el Mundial de Rusia 2018. Fotografía: Archivo GN

Óscar Ramírez, estratega de Costa Rica en Rusia 2018, compartió con Celso Borges y Alexandre Guimaraes, en el podcast Celso y Guima. En la conversación, el timonel dio a conocer una lección que le dio el torneo del orbe que disputó como seleccionador.

El Machillo no escondió su dolor, en el tono de voz, al recordar cómo Costa Rica recibió su primer golpe en el partido frente a Serbia. Ese marcador prácticamente sentenció el futuro nacional en el certamen.

La Selección perdió 1 a 0, sin embargo Ramírez aún se lamenta al revivir la oportunidad de gol que tuvo la Sele previo al gol rival, cuando en un tiro de esquina un jugador tico cabeceó solo frente al marco pero el disparo salió por encima del marco.

Minutos después vino una falta en las cercanías del área tica y Kolarov castigó a Keylor Navas con un remate al ángulo.

En una analogía de lo vivido en Italia 90 y lo que le tocó vivir a él como entrenador, el Macho revivió la acción.

“Es que en ese nivel, Guima sabe, porque va con dos mundiales, la que quede hay que meterla. Bora (técnico en 1990) nos insistía mucho en eso. Ya nos tocó vivirlo y es verdad: si no metemos la primera o no condicionamos el partido, en un Mundial un error te lo cobran”, dijo.

“Es que ahí estás a un alto nivel que es... Es el mínimo, ya nos pasó. Acordate contra Serbia, la jugada aquella que nos daba el 1 a 0 y se nos acomodaba el partido, resulta que no... Después vino el error, otra circunstancia y ahí sí nos la cobraron. Nos condiciona, es fútbol, a veces toca la buena, en otras la mala”, recordó hablándole a Celso.

Los tres hombres de fútbol también externaron su preocupación por el balompié nacional actual. Así, por ejemplo, Guimaraes mencionó que a él le generaba curiosidad el fenómeno de que los mejores goleadores tienen una edad avanzada.

"Saborío a sus 36 años, me cuesta entender que sea el goleador, Bolaños que sea el goleador sin ser delantero y con su edad", pronunció.

Ante esto, Ramírez añadió: ”Yo siento que hay algo, saber marcar es un arte, también saber moverse dentro del área, no hay nada más complicado para uno que es pasador que el delantero se quede rígido, no diga para dónde va. Por ejemplo, me acuerdo de Gugui Ulate que tenía un juego de espalda tremendo. De espaldas al marco metía un montón de goles. Yo le preguntaba: ¿cómo sabe usted que el portero está en el primer palo si está de espalda? Y él me decía por la posición del balón, si comenzamos atacando por la derecha el portero va contra el primer palo y yo ataco el contrario”, acotó.

“A nosotros realmente nos falta gente que ayude a formar. Un centrodelantero como Álvaro Saborío tiene que quedarse en la Selección, un Rolando Fonseca, toda esa experiencia tiene que aprovecharse. Uno debe aprender con los maestros”, añadió.

El Macho Ramírez no olvida a su vez como Bora Milutinovic les enseñó en el 90 la responsabilidad táctica. Por ejemplo, recordó las pruebas que hizo con él, Roy Myers y Marvin Obando para encontrar el ’10′ que quería en la Selección.

Contrario a lo que Óscar creía, en aquel momento Milutinovic no pedía movilidad excesiva sino apertura por la banda izquierda y control de pelota.

“En Alajuela me decían que estuviera dónde estaba el balón, el hecho que llegara Bora puso a Roy, a mí y Obando y fue simple, porque me dijo: ‘Cuando tenemos el balón, te abrís al costado; cuando perdemos la pelota te cerrás hacia la derecha. Y si usted es obediente, me juega el Mundial”, profundizó.

La conversación de Óscar Ramírez con Celso Borges y Alexandre Guimaraes: