Fanny Tayver Marín. 16 julio, 2016
Andrey Amador antes de tomar la partida en la etapa 16 del Giro de Italia.
Andrey Amador antes de tomar la partida en la etapa 16 del Giro de Italia.

Andrey Amador le hacía frente a una etapa de peligro, de alta montaña y de lluvia en el Tour de Polonia.

El pedalista nacional cuenta que la carretera parecía que estaba enjabonada y en el kilómetro 120 sufrió una caída que lo obligó a abandonar la competencia.

"Antes de entrar al circuito final, llevaba a (Michal) Kwiatkowski delante de mí. El polaco se cayó y como la calle estaba completamente mojada, yo también me fui", relató Andrey Amador a La Nación.

Cuando se vio obligado a abandonar la carrera, el tico estaba alarmado.

"Me asusté un poco al inicio porque recibí un golpe fuerte en el mismo codo que me fracturé hace un año; pero gracias a Dios estoy bien; nada más con lo típico de una caída, pero sin problemas", mencionó.

Y agregó: "Ahora lo que tengo es el raspón, pero eso no es nada, fue más el susto del momento".

En esta etapa que él disputaba bajo un diluvio, debía afrontar siete premios de montaña de primera categoría; mientras que para el domingo venía un serrucho con quince ascensos.

Sin embargo, eso no le preocupa a Amador, porque con las etapas que corrió en Polonia ya reactivó sus piernas y ahora hará una concentración de altura en Andorra, como preparación final para los Juegos Olímpicos.

El 6 de agosto, Andrey portará el uniforme de Costa Rica en la prueba de fondo en carretera de Río 2016.