Otros deportes

Sherman Guity tuvo recibimiento inolvidable al ser figura en Juegos Paralímpicos de Tokio

El atleta fue recibido por familias del cantón de Belén, quienes salieron a la calle para felicitar al medallista de oro paralímpico

No importó el frío, la llovizna o la espera; el atleta Sherman Guity se acercó a la malla de la salida de emergencia del Aeropuerto Juan Santamaría y mostró orgulloso sus medallas de oro y plata que ganó en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

El monarca de los 200 metros lisos en la categoría T64 y el subcampeón de los 100 metros lisos, con una enorme sonrisa agradeció al pueblo de Costa Rica su apoyo y en son de broma lamentó que no se transmitieran sus competencias.

Sherman, a pesar del frío y el cansancio por el largo viaje desde Japón, se trasladó en un vehículo que acondicionó una silla en el cajón, en el cual pudo agradecer a las personas que en San Antonio de Belén y alrededores salieron con banderas a la vera del camino a felicitarlo y aplaudirlo. La mayoría en pequeños grupos de familias

“¡Grande Sherman. Eres un ejemplo, felicidades campeón!”, eran las frases más comunes entre los costarricenses quienes no dejaron pasar la oportunidad de vitorear al campeón paralímpico.

“Estas medallas son para toda Costa Rica, para mi familia. Fue un duro proceso para mí. Estas medallas son mías por todo el esfuerzo que hemos realizado durante los últimos meses“, comentó Guity.

“De verdad que la buena vibra y el apoyo de todos los ticos se sintió desde allá. Para mí y Costa Rica fue un gran logro y estoy muy feliz por esto”.

En compañía de su madre, Nelly Guity, sus hermanos y abuela, Sherman compartió uno de los momentos más felices de su vida, tras el accidente automovilístico del 2017, cuando le fue amputado su pie izquierdo.

“Estamos felices y contentos de poder celebrar estas medallas en familia. Es muy importante y bueno también estoy un poco enojado porque no transmitieron mis competencia”, manifestó Guity en broma.

Ticos Pura vida. “La verdad no esperaba un apoyo tan grande, los ticos somos Pura vida, era algo que me tenía que imaginar. En el hospital, después de la amputación me dije que sería el mejor atleta paralímpico y lo pude lograr. El ver a las personas hoy aquí en Belén fue emocionante y gracias a Dios les pude cumplir esa promesa”, comentó Guity.

“Sin duda el recorrido ha sido increíble. Desde el inicio me emocioné bastante por el cariño de todas las personas, quienes sin conocerme me felicitaron y salieron de sus casas. Les agradezco, me encantó, voy contento y sin duda es muy especial para mí”.

En la conferencia de prensa dada a su llegada, Sherman aseguró que no cambiaría nada de aquel día del accidente, porque a partir de ese momento logró forjarse una carrera llena de éxitos.

“Quizás solo cambiaría a mi entrenador (Emmanuel Chanto)”, bromeó Guity.

“El accidente fue un momento muy duro, pero logramos superarlo. La vida continúa; a pesar de haber perdido una pierna uno debe salir adelante, no darse por vencido. Es claro que uno tiene que esforzarse para lograr sus metas, pero estamos muy contentos de lo que hemos logrado”.

Sherman pidió a las entidades privadas el apoyo, porque su deseo es repetir la gesta en los Juegos Paralímpicos de París 2024, pero requiere fogueos y más contenido económico para mejorar sus prótesis.

“No es fácil para un atleta de alto rendimiento salir adelante. Mis fogueos son en Estados Unidos y requiero prótesis especiales para correr. La Ortopédica Cartaginesa me ayudó bastante, pero es muy oneroso, así como tener una buena alimentación”, dijo Guity.

Este viernes en la provincia de Limón tendrá una nueva caravana de bienvenida e incluso se le estarán entregando las llaves de la ciudad.

Juan Diego Villarreal

Juan Diego Villarreal

Egresado de la Universidad Federada. Entre sus coberturas destacan los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, compromisos eliminatorios de la Sele, así como Juegos Panamericanos y Centroamericanos y del Caribe.