Juan Diego Villarreal. 17 diciembre, 2017
El Comité Organizador de los Centroamericanos Managua 2017 avaló como oficial la disciplina del sambo, que combina el yudo y el boxeo y que en un principio solo era de exhibición, con lo cual suman 12 preseas de oro y aspiran a desplazar a Costa Rica del segundo lugar de las justas. Fotografía Juan Diego Villarreal
El Comité Organizador de los Centroamericanos Managua 2017 avaló como oficial la disciplina del sambo, que combina el yudo y el boxeo y que en un principio solo era de exhibición, con lo cual suman 12 preseas de oro y aspiran a desplazar a Costa Rica del segundo lugar de las justas. Fotografía Juan Diego Villarreal

Managua, Nicaragua. -El Comité Organizador de los Juegos Centroamericanos Managua 2017 echó marcha atrás en su intención de oficializar la disciplina de exhibición sambo, con lo que pretendían sumar 12 medallas de oro. Los comités olímpicos de la región se pusieron de acuerdo para no permitir la decisión unilateral de la dirigencia pinolera.

En reunión solicitada esta mañana por los comités olímpicos de Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Honduras y Panamá ante el Comité Organizador de las justas se llegó a la determinación de que la disciplina del sambo no se incluiría dentro del medallero oficial, tal y como estaba establecido desde un principio.

Ante la presión ejercida por las organizaciones del área, la dirigencia de Managua 2017 desistió de otorgar oficialidad a ese deporte, que es una combinación de yudo con boxeo y artes marciales.

Nicaragua pretendía darle oficialidad al sambo, al que en principio la Organización Deportiva Centroamericana (Ordeca) había admitido su inclusión como disciplina de exhibición.

La intención era sumar las 12 preseas de oro al medallero, que los pinoleros habían ganado entre el viernes y sábado y así desplazar a Costa Rica del segundo lugar de las justas.

Henry Núñez, presidente del Comité Olímpico de Costa Rica, comentó que el sábado al conocer la noticia le embargó un sentimiento de mucha molestia, pero tras la reunión y la presión de los comités olímpicos los nicaragüenses desistieron.

“Fuimos claros que no podían de un día para otro tomar esa determinación (oficializar el sambo) y cambiar las reglas. Expusimos nuestra posición y ellos (Nicaragua) entendieron que los reglamentos y las decisiones las toma Ordeca. Nos pidieron que se diera un medallero alternativo con el sambo y otro sin este deporte, pero no aceptemos. Al final entendieron y el sambo continúa solo como exhibición y sus medallas no cuentan”, expresó Núñez.