Fiorella Masís. 8 junio

A sus 42 años, José Adrián Bonilla vuelve a ponerse la Vuelta a Costa Rica como meta, pero esta vez de una manera muy diferente.

Jose Adrián Bonilla durante la segunda etapa de la Vuelta a Occidente en 2013, año que se retiró del ciclismo profesional. Archivo
Jose Adrián Bonilla durante la segunda etapa de la Vuelta a Occidente en 2013, año que se retiró del ciclismo profesional. Archivo

El ciclista brumoso, quien se retiró en 2014, quiere volver a la carretera para despedirse formalmente, pues en su momento no pudo hacerlo.

Por eso, “Champu” se organizó con varios amigos para crear un equipo y darle el adiós definitivo a la competencia que ganó en dos oportunidades (2003 y 2011).

Este pensamiento lo tuvo en su cabeza durante mucho tiempo, pero hasta ahora, asegura, se dan las circunstancias para anunciarlo.

Hace seis años él no tenía planeado dejar el profesionalismo, pero una oferta del extinto equipo Coopenae Movistar Economy lo hizo adelantar el retiro.

En la edición de 2013 Bonilla concluyó en el noveno puesto, sin saber que esa sería su última vuelta. Después su escuadra le pidió tomar las riendas como técnico y aceptó.

“Se dieron las situaciones para que cambiara de labor dentro del equipo, pero no estaba planeado”, recuerda.

Eso le dejó una espinita durante varios años, la cual desea sacarse este año.

“En 2014 nació mi hijo mayor, entonces me mantuve en otras cosas, pero nunca tuve como una despedida. Decir, ‘bueno, ya es la última vez que cruzo la meta y cerramos el capítulo’. Eso no fue posible”.

Durante la transmisión de la Vuelta 2019 su esposa, Milagro Céspedes, aumentó ese deseo, cuando le dijo que la corriera por última vez.

Así fue dándole forma a la idea de volver. Para eso lo acompañarán Felipe Nystrom, campeón nacional de ruta, Enrique Artavia, excompañero suyo y otros ciclistas que estarían debutando en esta carrera. Se trata de Mariano Herrera, con pasado ciclista pero un retiro anticipado, además de Fernando Jiménez y Sebastián Bolaños.

“Ellos empezaron en el deporte a una edad avanzada entre comillas y no les dio chance de ser élites, pero tienen nivel”, explicó en referencia a Jiménez y Bolaños.

Consciente de que su meta no es ganar la carrera, Bonilla lo ve como una posibilidad de disfrutar, aunque cumpliendo con un buen nivel.

Por ahora el equipo no tiene nombre, pues están empezando la búsqueda de patrocinadores, una tarea difícil, sobre todo en estos tiempos.

Sin embargo, ya ha tenido conversaciones con algunos. Sin duda, su cartel le hará llamar la atención de los involucrados en los pedales.

“Es un año complicado para pedirle a la gente que te patrocine, pero es un buen año deportivamente hablando porque los equipos llegarán en mayor igualdad de condiciones. No me preocupa tener que llegar demasiado bien, solo es tener los fogueos necesarios”, agregó.

Para ir a la Vuelta deberán disputar varias carreras, las cuales anunciará la Federación Costarricense de Ciclismo, y así sumar puntos en el ranquin de conjuntos nacionales.

De acuerdo con Javier Munich, para este año se admitirán diez equipo, por lo que posiblemente haya campo para todos.

“En este momento ni siquiera tenemos los diez, posiblemente que todos sean invitados, tendría que ser que uno muestre un nivel muy muy bajo para que se quede por fuera”, comentó Munich.

La Fecoci también está obligada a invitar a cinco equipos extranjeros, pues el evento está catalogado como categoría 2.2 por parte de la Unión Ciclista Internacional.