Fiorella Masís. 1 abril

Hasta hace poco, el campeonato nacional de fútbol playa estaba reservado para hombres.

Los primeros partidos del Campeonato Nacional de Fútbol Playa se disputaron el sábado en el Proyecto Gol. Foto: Cortesía DT Comunicación
Los primeros partidos del Campeonato Nacional de Fútbol Playa se disputaron el sábado en el Proyecto Gol. Foto: Cortesía DT Comunicación

Pero este sábado, cinco equipos conformados por mujeres hicieron historia, al convertirse en pioneros de esta disciplina.

Por primera vez en la historia se disputaron fechas oficiales del torneo que pretende ser un impulso más al aprendizaje y desarrollo del fútbol playa femenino.

Fue algo que tomó prácticamente diez años, porque en 2009 tuvieron un espacio como deporte de exhibición en Juegos Nacionales, pero después hubo un parón y hasta 2016 volvió en ese escenario y desde entonces, tuvo mayor aceptación.

Durante el año anterior se jugaron festivales para promocionarlo y ahí se terminó de confirmar lo que califican como un logro.

"Para nosotros es alegría y orgullo que la gente se anime, porque en Costa Rica estamos un poco atrasados; en países como España, Brasil o Portugal ya hay campeonatos. Nosotros queríamos dar ese paso y ahora somos la única liga organizada en Centroamérica", explicó el presidente de la Liga de Fútbol Playa (Lifupla), Stewart Gómez.

Muchas de las jugadoras tienen bases del fútbol once o incluso algunas del fútsal, pero el reto será acoplarse a una disciplina completamente diferente.

EIF Inter Génesis (blanco) perdió en la primera fecha contra Dimas Escazú. Foto: Cortesía DT Comunicación.
EIF Inter Génesis (blanco) perdió en la primera fecha contra Dimas Escazú. Foto: Cortesía DT Comunicación.

"Como sucedió con la liga masculina, van a tener que ir aprendido conceptos básicos y cómo jugar fútbol playa", dijo Gómez.

El dirigente señaló que las diferencias radican en la forma de correr, el tipo de terreno y algo básico como levantar la bola.

“El fin de semana hubo mucho desgaste, porque, por ejemplo, en fútbol pueden jugar hasta 90 minutos, pero en este deporte son 36 minutos y el desgaste es mayor”, agregó.

Los cinco equipos inscritos en el campeonato son Dimas Escazú, Sámara ADG, Alajuelita, Valencia y EIF Inter Génesis.

En el club escazuceño ha sido usual la migración de futbolistas de once a playa, pues también cuentan con un equipo en esa rama.

Este grupo entrena desde enero y se han enfocado en mejorar el desarrollo de la técnica y movimientos específicos de la disciplina.

"Hay jugadoras que vienen del fútsal y del fútbol, algunas exjugadoras de primera y segunda y otras actuales jugadoras. Estamos haciendo un plan para desarrollar el fútbol playa femenino de forma adecuada", mencionó Geovanny Vargas, entrenador de Dimas.

En otros grupos como el Valencia, no preocupa tanto el aprendizaje, pues su técnico, Luis Mora, señaló que la mayoría de sus jugadoras tienen las bases por un proceso que iniciaron desde hace dos años.

Eso sí, también cuenta con casos que pasan del fútbol once a la playa.

"Más que todo es adaptarse a la arena, que el pie se acostumbre a que está caliente y pueden salir las ampollas", detalló.

El certamen consta de una fase regular de cinco jornadas, que se disputan en una misma sede, donde cada equipo juega dos partidos por fecha y acumula puntos en una tabla general. El primer lugar clasifica a la final mientras que el segundo y tercero se disputarán el otro boleto a la final.

Resultados de la primera fecha: EIF Inter Génesis 4 – 9 Dimas Escazú, Dimas Escazú 5 – 0 Valencia, Samara ADG 8 – 1 EIF Inter Génesis, Valencia 3 – 6 Sámara ADG.