Esteban Valverde. 3 mayo
Celso Borges controla una pelota en un entrenamiento del Goztepe turco. Fotografía: Facebook del Goztepe.
Celso Borges controla una pelota en un entrenamiento del Goztepe turco. Fotografía: Facebook del Goztepe.

Celso Borges vive con intensidad el cierre de la liga de Turquía. El Goztepe, club en el que juega el tico, logró salir de zona de descenso a falta de cuatro partidos para terminar el campeonato; sin embargo, quedan los duelos más tensos que determinarán el futuro del plantel.

El volante costarricense habló con La Nación para evaluar lo hecho hasta ahora y no escondió que la victoria 2 a 0 lograda ante el Istanbul Buyuksehir, líder del torneo, fue clave para lograr un impulso de cara al cierre del año deportivo.

“Fue una muy buena victoria, el equipo contra los grandes ha rendido muy bien. Estamos reaccionando, nos vino en un momento bueno porque la situación es muy delicada, pero con esto, aunque sea, se saca un poco la cabeza y se puede ver con ansias lo que viene”, afirmó.

El Goztepe enfrentará a Antalyaspor, Sivasspor, Bursaspor y Ankaragücü en las últimas jornadas. El cuadro de Celso está en la posición 15 con 30 unidades y tiene los mismos puntos que el primer inquilino de la zona roja: el Bursaspor.

El tico contó que en el club tienen muy claro la fórmula para ganar las batallas y es una gran mentalidad acompañada del rendimiento deportivo.

“Esta situación no es tranquila, el torneo se vive más. Aquí es el último que arroja la toalla el que vencerá, las derrotas son muy duras y hay que mantener una mentalidad ganadora cuando se pierde, una persona ganadora o un grupo triunfador no es el que gana muchos partidos, sino es el que logra mantener una estabilidad en su comportamiento, inclusive cuando se pierde, entonces esos son los grupos sanos y buenos”, explicó.

El cuadro rojiamarillo ha pasado por todas las fases de la tabla desde el inicio del campeonato, ya que tuvo un buen arranque al punto que estuvo en los primeros lugares, luego cedió terreno y cayó en la zona media, ahora lucha por no descender.

“Hemos pasado por todas las fases de la tabla, a veces es difícil explicar, pero hemos tenido lesiones de jugadores que son vitales. Somos 12 jugadores nuevos desde inicio de temporada y a veces es difícil lograr la dinámica que se requiere para una estabilidad, pero estamos luchando. La victoria nos dio un impulse diferente para el cierre, porque tenemos tres en casa y uno ante un rival directo. No estamos en la situación ideal, pero la vida se presenta así”, pronunció.

Celso considera que ha crecido en muchos aspectos este primer año en tierras turcas y que la intensidad ofensiva ha sido beneficiada por la exigencia de la liga.

“Exceptuando el último juego, todos de titular, es importante tener esa regularidad. La liga me ha sorprendido sobre todo por la calidad que hay del medio del campo hacia el frente, acá la competencia es alta y puede pasar cualquier cosa. Yo he crecido porque tengo más herramientas, diferentes conceptos, diferentes maneras de ver el fútbol en las que uno en el análisis va viendo que le sirve”, analizó.

No es la primera vez que Borges se enfrenta a la dura tarea de salvar la categoría, debido a que lo hizo con el Deportivo La Coruña en su paso por España y además con el Fredrikstad cuando estuvo en Noruega.

El costarricense tiene la experiencia para afrontar la situación vivida con el Goztepe.

“Esta situación no es fácil en ningún sitio, siempre es complicado llevarla, pero hay que saber, a veces parece ser que todo es muy malo, que las cosas no van a dar correctamente pero en un momento cambia y hay que ser fuerte mentalmente, porque esto es una prueba mental. Toda experiencia es buena más si uno logra aprender, de cada etapa me llevo un poco y claro que sí... Que esto sirva para aportar lo que sé y poder ayudar a salir adelante”, concluyó.

Celso Borges se mentaliza en cuatro finales, vive con intensidad y ansias por salvar la campaña.