Esteban Valverde. 23 diciembre, 2019
Keylor Navas y su esposa Andrea Salas, en la inauguración de la fundación. Fotografía: John Durán
Keylor Navas y su esposa Andrea Salas, en la inauguración de la fundación. Fotografía: John Durán

Este lunes 23 de diciembre del 2019 Keylor Navas no firmó con el Real Madrid, tampoco fue presentado por el PSG; sin embargo, el arquero vivió su conferencia de prensa más especial, ya que con lágrimas y voz quebrada anunció, junto a su esposa Andrea Salas, su Fundación Tiempos de Esperanza.

El Halcón llegó con sus mejores galas, traje entero negro, zapatos del mismo color y camisa blanca, además de una sonrisa.

No obstante, apenas tuvo su voz normal durante unos 30 segundos frente al micrófono, debido a que cuando intentó expresar lo que sufre la niñez, su voz se partió, al punto que no pudo seguir.

(Video) Con lágrimas y voz cortada, Keylor Navas anuncia su fundación

Mónica Espinoza, una de las socias del tico en este proyecto, corrió a auxiliarlo con agua. Navas bebió un trago, tomó fuerza y continuó.

“Agradecerle a Dios porque fui niño y sé que mucha gente me ayudó; esa es la idea de esta fundación, poder ayudar a mucha gente... Perdón”, expresó el portero con lágrimas.

Seguidamente, continuó con su exposición en la que no escondió que esta no es la Fundación de Navas; por el contrario, él solamente representa a las voces que no se escuchan.

“Estar aquí es dar la cara por esos niños que lo necesitan, por todas esas personas que están en vísperas de Navidad y no tienen qué comer, no tienen regalos, no tienen nada, entonces por ellos que estamos aquí y no por nosotros. Vamos a pedirle a Dios que nos ayude a ayudar a mucha gente”, declaró nuevamente entrequebrado.

Navas y Andrea Salas presentaron Tiempos de Esperanza, una organización que contará con Espinoza como directora.

Mónica es una tica que inició su experiencia en este tipo de organizaciones en Guinea Bissau, un país africano con mucha necesidad, en el que está Casa Emmanuel, una institución de este tipo.

Keylor visitó ese país en 2017 y contó cómo Dios lo inspiró para crear este nuevo proyecto.

“Cuando llegamos vimos muchos niños que con poco se sentían bien, eso me sorprendió mucho. A veces pensamos que necesitamos mucho, pero no es así, por ejemplo una de las cosas que hicimos en aquel momento fue comprarles gallinas, preguntamos y apenas tenían cuatro y entonces compramos muchas, no solo para que tuvieran los huevitos, sino otras cosas. Cuando usted ve a tantos niños que al ver a una persona nueva la ven como esa esperanza de salir de ahí, impacta. Ellos lo ven a uno como la luz, como que los puede sacar de allá, por eso nos tocó el corazón y nos puso esa semilla para salir con ese proyecto”, describió.

La Fundación ya había comenzado a trabajar en Costa Rica, pero ahora lo hará de forma más formal. Tienen un proyecto en Tejarcillos de Alajuelita y otro en los Guidos de Desamparados.

“Soñamos con tener un centro donde se desarrollen habilidades artísticas, tecnológicas, deportivas en niños de zonas de riesgo. Queremos que ese centro sea su escape, que no estén en las calles ni viendo televisión todo el día, sino que puedan ir al centro y desarrollar sus habilidades. Mi sueño es que sea un lugar físico con sucursales”, añadió Mónica Espinoza.

El futbolista del PSG de Francia recalcó que para él es vital convertirse en agente de cambio, por lo que utiliza su carrera profesional como plataforma.

“Esto es algo bonito y uno debe aprovechar todo. Ser futbolista no es solo el partido, eso conlleva muchas cosas y uno aprende mucho también, toda esa experiencia la ponemos a disposición de los niños para que puedan tener esa esperanza y cumplir sueños”, profundizó.

Por último, Andrea Salas reveló que el logo de la entidad tiene cinco niños que son los tres del matrimonio Navas-Salas y los dos pequeños de Mónica.

De esta forma, Keylor Navas sin uniforme de portero y con voz quebrada y lágrimas anunció un logro tan representativo para el tico como una Champions, la Fundación Tiempos de Esperanza, que tiene su Facebook como principal contacto en este momento.

“Es una forma de darle gracias a Dios por haber puesto y seguir poniendo ángeles en mi vida; siempre es importante y nos llena de mucho orgullo, nos emociona mucho saber que poder ayudar a mucha gente y que todos nos unamos al rededor de la niñez”, concluyó Navas.