Juan Diego Villarreal. 12 marzo
El técnico del Herediano, Jafet Soto, no será castigado por pedir que quitaran el micrófono de Canal 7, después del partido entre Grecia y Herediano en el estadio Allen Riggioni. Fotografía: José Cordero
El técnico del Herediano, Jafet Soto, no será castigado por pedir que quitaran el micrófono de Canal 7, después del partido entre Grecia y Herediano en el estadio Allen Riggioni. Fotografía: José Cordero

La exigencia del técnico del Herediano, Jafet Soto, de que se quitara el micrófono de Canal 7 en la conferencia de prensa posterior al juego entre Grecia y el Team (2-1) del domingo anterior, o no daría declaraciones, quedará sin castigo, pues dentro del reglamento que rife la Unión Nacional de Fútbol (Unafut) no se tipifica sanción alguna.

Así lo dio conocer la entidad mediante un comunicado de prensa, en el que explicó que dentro del manual de prensa que rige el campeonato no existe algún punto en el que el entrenador tenga alguna sanción al negarse a dar declaraciones a un medio en específico.

“Hechos suscitados como el de este domingo, en donde un director técnico condicionó la realización de una conferencia de prensa por la presencia de un medio de comunicación, no están contemplados en el manual de prensa, lo que obliga, tanto a medios de comunicación, clubes y Unafut, a aprender de las experiencias y realizar los ajustes necesarios para que este tipo de situaciones no se repitan”, indicó mediante un boletín la Unafut.

El estratega del cuadro florense pidió en la conferencia de prensa que se quitara el micrófono de canal 7, supuestamente por una serie de reportajes en los que la fiscal general, Emilia Navas, aseguró que el presidente de Fuerza Herediana, David Patey, y el socio Scott Brannon son investigados por narcotráfico y legitimación de capitales.

Ante la condición que puso el técnico, el periodista de Teletica Deportes, Daniel Carmona, quitó el micrófono de la mesa y lo sostuvo en uno de los parlantes para escuchar las declaraciones del timonel, que posteriormente respondió las consultas de los demás medios.

Según lo estipulado en los lineamientos de la Unafut, desde la temporada anterior, si un jugador no pasa por la zona mixta o bien un entrenador no da declaraciones tras el partido, serán multados con una suma de ¢500.000.

No obstante, el caso de Jafet Soto no está dentro del reglamento, por lo que no recibirá ningún tipo de correctivo por su accionar, al menos por esta ocasión.

“Enviaremos una misiva a todos los clubes afiliados, puntualmente a la gerencia general y el departamento de comunicación, retomando instrucciones en este sentido para que estas situaciones no vuelvan a suceder”, comentó José Pablo Molina, del departamento de prensa.

La Unafut desde la temporada 2017-2018 incorporó un manual de prensa con el fin de ordenar diferentes aspectos con relación al manejo de la comunicación en los partidos.

Dentro de los reglas vigentes se específico que los técnicos o jugadores no pueden referirse con frases injuriosas a los árbitros o bien miembros de la Unafut y que deben asistir a las conferencias de prensa; mientras tanto, los futbolistas deben pasar por la zona mixta, pero no están obligados a dar declaraciones a la prensa.

En el torneo anterior se castigó con una multa de ¢400.000 al técnico Carlos Watson, entonces timonel del Saprissa, por llamar hipócritas a los miembros de la Unafut, tras un clásico ante Alajuelense en el cual el estratega aseguró que recibió insultos racistas.

Mientras tanto, al estratega de Limón, Horacio Esquivel, por no asistir a una conferencia de prensa luego de un partido en Pérez Zeledón (aduciendo que lo dejaba el bus que los transportaba) se le impuso un castigo de ¢500.000.