Fanny Tayver Marín. 17 noviembre, 2020
Alajuelense atacó mucho el lunes, pero no anotó y Saprissa FF con pocas llegadas fue más efectivo. Fotografía: José Cordero
Alajuelense atacó mucho el lunes, pero no anotó y Saprissa FF con pocas llegadas fue más efectivo. Fotografía: José Cordero

Siendo liguista desde que nació y luego de que en diciembre pasado fue una de las manudas que se proclamaron campeonas nacionales con el escudo de Liga Deportiva Alajuelense en el pecho y con el Estadio Alejandro Morera Soto a reventar, Lixy Rodríguez siente una gran frustración.

Muy analítica en medio del desconsuelo, ella, como una de las capitanas y de las voces más experimentadas del equipo afirma que la eliminación de la Liga no se dio con el clásico del lunes, en el que Saprissa FF se impuso 2-0, con tantos de Katherine Alvarado y Carolina Venegas.

Su conclusión es que el gran problema se dio cuando el equipo tropezó contra el equipo que descendió; porque esa derrota no se quedaba en que se cortaba un largo invicto. Para ella, ese el momento en el que Alajuelense echó a perder varias cosas, entre ellas, ganar la fase regular que garantizaba la gran final.

“Veníamos con la convicción de llevarnos los tres puntos, veníamos con esa ilusión de que todavía teníamos una luz de que podíamos aspirar a una final y salimos con esa convicción. Nos cae un gol bastante temprano, a balón parado, pero después de eso yo creo que el equipo estuvo encima de forma constante”, relató Lixy sobre lo que fue el clásico.

A pesar de que las manudas fueron las obligadas y atacaban de forma constante, el marco se les cerró.

“En el último cuarto de cancha nos cuesta tomar esa decisión concreta y después nos cae el segundo gol, que al final eso te bajonea, pero rescato a cada una de las compañeras. Yo creo que dimos muchísimo esfuerzo dentro de la cancha, pero esto lo dejamos ir hace muchísimo tiempo”, confesó la lateral izquierda.

Lixy resume así lo que fue este torneo para la Liga: “Iniciamos muy bien, con el pie derecho, pero poco a poco fuimos cayendo y tuvimos todo en la mano para asegurar una final y ahora no estamos en la final. Esto lo dejamos ir nosotras. Es muy lamentable, porque el año pasado vivimos algo muy bonito y este año no podemos disfrutar de una final”.

Rodríguez promete que Alajuelense se va a levantar y que aquellas escenas que le dieron la vuelta al mundo, del Morera Soto a reventar. con el liguismo festejando cuando Shirley Cruz levantó la copa, se van a repetir.

“Queda levantar cabeza, tenemos que hacer algo diferente este torneo que viene para volver a estar ahí y vivir esas cosas tan lindas”, aseguró.

A la Liga le queda el último juego de la cuadrangular, en casa contra Sporting FC. El partido es de trámite, pero según Lixy, ellas no lo ven así.

“Tenemos un partido en el que sí o sí tenemos que salir a ganar, primero por el prestigio, por la institución, por esa gente que siempre nos ha apoyado, un partido es un partido y lo vamos a salir a ganar como sea, tenemos que irnos con esa victoria, terminar el torneo con victoria”.

Dijo que a ella le duele en el alma no poder estar en la final, pero que tampoco es un tema de motivación, porque cada jugadora sabe lo que significa ser parte de la Liga.

“Cuando se entra a jugar a la cancha por esta institución, siempre lo hemos hecho así. Se dejaron de hacer cosas, soy muy consciente, lo dejamos ir hace un tiempo atrás, se dejaron de trabajar cosas que se tenían que seguir trabajando”, apuntó.

Indica que quizás fue esa ilusión de que lograron un campeonato el año pasado y que pensaron que les iba a llegar este también, y no fue así.

“Cada equipo trabaja, cada equipo quiere ser campeón y nosotros no podemos perder esa convicción, de cada partido ganarlo. El partido que no teníamos que perder fue el que perdimos, que fue contra Pococí hace bastante y esto es aprendizaje. Vienen chicas muy jóvenes, el grupo está muy unido y nada, yo sé que cada una quiere que ya sea ese partido para salir y demostrar que siempre vamos a dar todo por esta institución”, finalizó.

Las impresiones de la futbolista concuerdan con el criterio de Wílmer López, quien en un principio asumió la dirección técnica del equipo femenino por lo que restaba de este Torneo 2020.

“Es una situación que se viene dando desde hace mucho tiempo atrás. La Liga empezó el torneo muy bien, la Liga empezó el torneo invicta, ganando y de pronto se quebró y no supo cómo levantarse. Por ahí se tuvieron unos picos altos, unos picos donde se retomó buena actitud, buen fútbol, buenos ganes, pero volvemos a tener esas caídas que al final pesaron. Eso es producto de algo que venía desde atrás”, señaló el Pato, quien asumió la dirección técnica de las leonas cuando faltaban dos juegos para que acabara la fase regular.

(Video) Este fue el mensaje de Wílmer López a las jugadoras de Alajuelense tras la eliminación

Además, el técnico confesó: “Yo les dije a las muchachas: No era quitar un entrenador o poner otro entrenador, sino que pasaba más por la mentalidad y actitud de ellas porque las condiciones las tienen. Hay muchachas con buenas condiciones, simplemente pasa más por la mentalidad”.

Después del partido contra Sporting FC que será este viernes, a las 7 p. m., el equipo entrará en análisis y habrá movimientos importantes.