Fiorella Masís. 11 mayo

Todos ganaron títulos, pero a todos también los descartaron de otros equipos nacionales en algún momento de sus carreras.

Diego Madrigal podría volver a festejar un título si San Carlos logra vencer a Saprissa. Fotografía José Cordero
Diego Madrigal podría volver a festejar un título si San Carlos logra vencer a Saprissa. Fotografía José Cordero

San Carlos se convirtió en su nueva casa y, rápidamente, en la oportunidad para pensar en un nuevo trofeo de campeón.

Marvin Obando, Diego Madrigal, José Luis Cordero, Alberth Villalobos, Esteban Ramírez, Christian Martínez e Ismael Gómez tienen historias similares.

La primera similitud es todos ellos, excepto Martínez, celebraron al menos un cetro con Herediano.

Pero ese mismo club los sacó de sus planes en diferentes temporadas.

Obando salió de Herediano después de dos títulos (Verano 2012 y 2013) y cuatro subcampeonatos.

En el 2015 fue cedido a préstamo al Uruguay de Coronado, luego pasó al Santos de Guápiles y desde julio de 2018 forma parte de los Toros del Norte.

Esos dos años de éxitos florenses también los vivió Ismael Gómez, pero en 2014, cuando le restaban seis meses de contrato, la relación se terminó.

David Patey, en ese momento presidente del Team, dijo que le ofrecieron dos torneos más y enviarlo a préstamo y el futbolista declinó.

No volvió a saborear un título hasta que llegó a San Carlos y ascendió a la Primera División. Actualmente su situación es singular, porque pertenece a los norteños, pero no está inscrito debido a una lesión que sufrió meses atrás.

El currículo de Madrigal y Cordero también incluye pasos por las filas heredianas.

Marvin Obando, con balón, tiene basta experiencia en primera división y ganó dos títulos con Herediano. Fotografía José Cordero
Marvin Obando, con balón, tiene basta experiencia en primera división y ganó dos títulos con Herediano. Fotografía José Cordero

El primero alzó la copa en el Verano 2012, siendo su única alegría con clubes nacionales, aunque también estuvo en Santos, Saprissa, Belén y Alajuelense.

Los manudos lo descartaron en noviembre de 2016, pasó a Tailandia, al Santos de Guápiles y finalmente llegó a San Carlos en agosto del 2018.

Cordero igualmente ha sido portador de varias camisetas. En la S se dejó tres campeonatos en el inicio de su carrera.

Pese a eso, en Tibás no contó con la regularidad deseada y fue cedido a préstamo. Tuvo dos pasos por Herediano y logró el cetro, en el Verano 2015.

Los rojiamarillos también lo sacaron de sus planes, y fue en Belén donde encontró su mejor nivel. De ahí saltó a la Liga y en diciembre anterior lo cedieron a préstamo con los Toros.

“La verdad, estoy muy feliz, muy contento, estoy disfrutando de este momento, fue la mejor decisión que pude haber tomado (salir de Alajuelense)”, asegura el futbolista, quien tiene contrato con los manudos hasta diciembre.

Al conjunto rojiamarillo tampoco le interesó continuar con los servicios de Albert Villalobos ni Esteban Ramírez, quien llegó a ser un símbolo en ese club.

Villalobos campeonizó en el Apertura 2018 y Ramírez tiene un largo historial: Verano 2012, 2013, 2015, 2016 y 2017, además de sus títulos vestido de morado, entre 2007 y 2008.

Al volante le sorprendió cuando el equipo de sus amores lo desechó, en junio del año anterior.

“Es un año que no cambio por nada. No lo vi venir, no me lo esperaba, no me imaginé siquiera salir de Herediano, pero la vida da muchas vueltas. No fue una decisión porque yo no tomé la decisión de salir de Herediano, no voy a mentir con eso, pero se dio en 20 minutos en una reunión, entonces no fue algo pensado, pero imagínese qué afortunado me siento hoy”, declaró días atrás.

Finalmente, está el caso del exmorado Christian Mártinez, campeón en el Invierno 2016 y el Clausura 2018.

Los tibaseños lo enviaron a préstamo, pero su contrato termina en este torneo, y San Carlos quiere dejárselo.

La experiencia juega en estas instancias y los Toros del Norte tienen espuela en varios jugadores, así como las ganas probar de nuevo las mieles del éxito.

A esos nombres se une Álvaro Saborío, quien después de retirarse del Saprissa y del fútbol, regresó para ascender con el equipo de su tierra y ahora buscar el cetro.