Daniel Jiménez. 15 octubre

Si el bache del Saprissa en la cancha no tiene nada que ver con la salida de Evaristo Coronado, como advirtió el cuadro morado, su salida justo en medio del momento crítico dejó expuesto al hoy exgerente deportivo.

“Sí, yo creo que no es lo ideal —admitió ante consulta de La Nación, el presidente morado Juan Carlos Rojas—. Lamentablemente no se dio que tuviéramos en este momento una racha de cinco triunfos y estar en primer lugar, lo cual creo que sería lo ideal en una situación así. Pienso que eso es lo que Evaristo se merece y no que haya tanta especulación y no que no le tomen la palabra como la que él la está diciendo”.

La explicación del dirigente y la del propio Coronado, un día después de anunciada su salida, fue que es una etapa de transición en la que se venía trabajando desde hace tiempo.

Evaristo Coronado (izquierda) saluda a Víctor Cordero (derecha) en la presentación de este último como nuevo gerente deportivo. Foto: Twitter del Saprissa
Evaristo Coronado (izquierda) saluda a Víctor Cordero (derecha) en la presentación de este último como nuevo gerente deportivo. Foto: Twitter del Saprissa

Sin embargo, era previsible que todos los focos caerían sobre la embestidura del gerente deportivo si el cambio (por Víctor Cordero) se daba con aún frescas las goleadas ante Alajuelense (2-5) y Herediano (4-0).

Por lo anterior, Rojas admitió que se expuso a Evaristo ante la afición, pues merecía una salida distinta.

“El momento (para el cambio de Coronado), más allá de los resultados era ahora, y me parece injusto que a Evaristo se le juzgue por estas tres derrotas seguidas o se le achaque algo que no es. Si ha sido algo, es un servidor del Saprissa”.

El jerarca intentó recalcar que esta salida de Evaristo fue debidamente programada y no tenía nada que ver con el bache deportivo. No obstante, hubo poca claridad sobre las razones del cambio, más allá de que el propio Coronado habló sobre “comenzar una nueva etapa” en su vida.

Cuando se le consultó de manera directa sobre que quedaba como el principal señalado, contestó: "Eso es lo que mucha gente especula, lo que les puedo decir es que sigan apoyando al Saprissa. Yo estoy bien".

Además, adujo otras situaciones como ser abuelo a sus 59 años y querer dedicarle más tiempo a su familia. “Tengo a mi nieta de nueve meses y mi hija viene a visitarnos y yo no puedo estar porque voy a tal país o no puedo porque hay que venir a una reunión, y mi misma profesión, son factores a tomar en cuenta”, explicó quien seguirá siendo parte de la directiva y de la comisión técnica.

Evaristo fue claro que una vez Víctor Cordero había sido separado del primer equipo junto a Vladimir Quesada, él mismo le comentó a la dirigencia que Víctor tenía el perfil para gerente.

Cordero añadió que se siente debidamente preparado para el puesto que asumió a partir de este martes.

“Le soy franco, creo que es tiempo de empaparme, de conocer más, de seguir ahondando en las situaciones de la institución y en su momento seguir proponiendo. El Saprissa tiene una planilla muy competente y tendré que seguir de la mano de Coronado, no solo por necesidad; es algo que admiro mucho y quien me da la guía necesaria”, expresó Cordero.