Fiorella Masís, Daniel Jiménez. 22 febrero

—¿Qué fue la situación que se dio al final con el cuarteto arbitral?

Yo le dije: ‘que buen trabajo’. Y el otro le dijo que me sacara. Hoy aquí los árbitros son dioses. Si yo me lo topo en la entrada, me echan. Yo le iba a bajar el tono y le dije: ‘que buen trabajo’. Le digo a la Comisión de Arbitaje y a los árbitros: ¿qué tienen en contra mía? Yo me hubiera expulsado solo si reclamaba, pero hoy hizo un excelente trabajo. Comisión de Abirtraje y árbitros: ¿qué tienen contra mía? Ahora hablemos de fútbol. Si a mí me ponen fechas, digo que ellos la tienen en contra mía. Ahora sí, hablemos de fútbol.

Hernán Medford (de saco), técnico de Cartaginés, se mostró muy molesto con el arbitraje. Foto: Jeffrey Zamora
Hernán Medford (de saco), técnico de Cartaginés, se mostró muy molesto con el arbitraje. Foto: Jeffrey Zamora

—¿Qué le dijo al árbitro?

Sin hablar, no me dejaron ni decir: buen trabajo, señores. Me expulsaron porque la tienen en contra mía, así la tienen contra otra gente. La agarran personal. Hay que pasar el video a todos los medios. Lo hicieron personal. Por primera vez en mi vida que me voy a portar bien con un árbitro y me expulsan. Lo hubiera mandado para el carajo, pero como las vacas. Puede ser pochocón como vacas, me entiendes... Luego de un buen trabajo... señor. Espero que en la Comisión de Arbitraje no sean tan sensibles.

—¿Qué aprendizaje le deja esta situación arbitral?

Ellos (los árbitros) no son juzgados. Ojalá los colegas aprendan hoy: ni feliciten al árbitro porque los expulsan.

—¿Qué opina del partido?

Yo creo que fue un partido de ida y vuelta. Los dos tuvimos oportunidades, faltó el gol, pero al final en ambos lados hubo oportunidades. Fue ir y venir. Fue bien jugado. Al final el marcador es justo.

—¿Qué hacer en la segunda vuelta?

Hay que hacer cosas diferentes porque estamos en deuda. Lo que no hicimos en la primera hay que hacerlo en la segunda.

—¿Qué le hace falta al equipo para hacer una mejor segunda vuelta?

No es solo la contundencia, hay varias cosas. Es un todo. Todo el equipo hay que mejorar. Los jugadores y nosotros también. No vamos a ocultar eso. Estamos en deuda en la primera vuelta, ahora hay que hacerlo mejor y para eso hay que pulir a todo el equipo.

—¿Cambió su sistema en los últimos partidos?

Siempre hemos generado muchas opciones de gol. Siempre hemos jugado con muchos delanteros. A veces las hacemos y en otras no. Antes hacíamos, pero nos hacían de más. Ahora hay que buscar un equilibrio. Nosotros todos los partidos jugamos con cuatro delanteros. Esos cuatro atacantes tienen la obligación de volverse defensas a la hora de presionar y tener sacrificio. Si no hacemos goles, no solo yo soy el responsable sino todo el equipo.