Esteban Valverde. 19 octubre
Brian Rubio consiguió marcar la tercer anotación herediana ante San Carlos, el volante Freddy Álvarez llegó a celebrar con él. Fotografía: José Cordero
Brian Rubio consiguió marcar la tercer anotación herediana ante San Carlos, el volante Freddy Álvarez llegó a celebrar con él. Fotografía: José Cordero

Herediano y San Carlos tenían todo para dar un espectáculo de lujo. Ambas escuadras llegaban con una igualdad en el papel: los mismos puntos en la clasificación, no obstante en el juego los norteños entraron tarde al partido, solos se hicieron daño y los florenses aprovecharon.

El Team ganó 3 a 1 en un duelo tranquilo, en el que solo tuvo un apuro en la etapa complementaria. Ya en ocho minutos, el conjunto rojiamarillo tenía la ventaja y alcanzó la segunda celebración solo diez minutos después.

Sin ser ampliamente superior, sin calentar en el duelo, el equipo florense vio como San Carlos, solo, sin presión de su contrario, se golpeó dos veces y entregó los tres puntos. Herediano aceptó los regalos de su adversario y se levantó del empate de la jornada pasada, ante Guadalupe.

El primer tanto llegó por una falta de Álvaro Aguilar sobre Brian Rubio, el central se tiró con sus dos pies a los tobillos del mexicano y el central, Ricardo Montero, no dudó en señalar el manchón blanco, luego Yendrick Ruiz marcó su gol 100 como herediano.

El golpe para los Toros del Norte fue tal que no se recuperaron ni diez minutos después. En el 18' Marco Madrigal cometió un error de portero novato al regalar una pelota en salida, Rubio interceptó el mal pase, se metió al área y puso la esférica en bandeja de plata para que Ruiz marcara su doblete.

El portero se levantó su camisa, se tapó la cara, mientras Luis Marín con semblante serio tomó la decisión de sentarse en su banquillo.

Aunque al partido le restaban 72 minutos, lo cierto es que esa cantidad de tiempo sobró, porque San Carlos no estuvo ni cerca de igualar y el único tanto que marcó fue más por relajación florense que por mérito visitante.

El duelo le sirvió a los dirigidos por José Giacone para continuar afianzando su idea. El bloque defensivo se ve muy sólido con Aarón Navarro y Keyner Brown, tanto Ariel Soto como Keysher Fuller tienen claro que deben ser dos alas para aportar en ofensiva y defensiva.

Soto en ocasiones se da la libertad de centralizarse y se convierte en un volante más, así sacó un remate de larga distancia que casi sorprende a Madrigal.

Por otra parte, los rojiamarillos ya encontraron un hombre referencia en ataque. El azteca Rubio es el eje ofensivo, porque es el encargado de hacer el desgaste para que su compañero de turno se lleve los aplausos, ya sea Yendrick o Francisco Rodríguez.

El mexicano es terco en la marca, tiene buena técnica y un físico que le permite chocar y ganar.

El premio al esfuerzo para el número '24' le llegó para sentenciar el encuentro. Keysher Fuller filtró un balón en el área, Rubio se dio vuelta y encaró a Madrigal, con un toque de zurda lo sentenció.

Ya con el partido resuelto, una contra de Esteban Ramírez le permitió a Álvaro Saborío alcanzar su onceavo gol del certamen; así quedó como goleador solitario del Apertura 2019.

El cierre del cotejo fue sin sobre saltos, Giacone ordenó manejar el desgaste físico sin renunciar a otro gol e incluyó a Francisco Rodríguez y Nextaly Rodríguez.

El Team entró al partido ante el campeón nacional como en una final, por el rival que era, pese a que ese contrincante no llegó. San Carlos se hizo daño, los heredianos se aprovecharon de un monarca que dejó la impresión de no querer revalidar su corona.