Esteban Valverde. 13 noviembre
Eduardo Li en la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn en abril del 2016. Fotografía: AFP
Eduardo Li en la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn en abril del 2016. Fotografía: AFP

El expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Eduardo Li, quedó en libertad supervisada luego de nueve meses en prisión y otro periodo en libertad condicional en el estado de Florida. La Corte del Distrito Este del Estado de Nueva York determinó en su sentencia que el costarricense queda en libertad supervisada y puede volver al país, según informó Radio Columbia.

Arrestado en un lujoso hotel de Suiza el 27 de mayo del 2015, permaneció encarcelado en ese país hasta el 18 de diciembre de ese año. Le faltaban nueve días para completar los 7 meses. En esa última fecha fue extraditado a Estados Unidos, luego de renunciar a una apelación contra la orden judicial para extraditarle. Pasó 82 días encarcelado en Broklyn, antes de que se le concediera el arresto domiciliario en Nueva Jersey, donde estuvo otros 230 días, para luego pasar a un apartamento en Florida, donde portó un brazalete con GPS por un tiempo. En los últimos tiempos solo estaba obligado a realizar reportes periódicos.

El 8 de marzo del 2016, cuando Li cumplió 286 días de estar tras las rejas, recibió la aprobación de la Corte del Distrito Este de Nueva York para vivir en un apartamento donde cumpliría arresto domiciliario.

El exjerarca se declaró culpable en octubre del 2016 de tres delitos de los 14 que fue acusado en principio por la Fiscalía estadounidense. Las tres infracciones que aceptó fueron: asociación para delinquir, transferencias bancarias fraudulentas y conspiración para cometer un fraude bancario.

Según una entrevista que le dio Róger Guevara, abogado de Li, a La Nación la semana pasada, el exfederativo costarricense se encontraba tranquilo y positivo con lo que podía suceder en la sentencia.