Juan Diego Villarreal. 31 mayo
El volante saprissista, David Guzmán, controla el balón ante la marca del rojinegro Dylan Flores. Fotografía: John Durán
El volante saprissista, David Guzmán, controla el balón ante la marca del rojinegro Dylan Flores. Fotografía: John Durán

Dolidos, frustrados y con una gran rabia tras dejar ir una ventaja de 2-0 a su favor, así salieron del campo los integrantes de Alajuelense quienes no pudieron ocultar su desilusión, luego de perder la ventaja de dos tantos, en los últimos 37 minutos del juego y terminar igualados 2-2 con el Saprissa.

Cuando todo parecía que la victoria en el llásico los dejaría a solo cuatro puntos de los morados y con nueve unidades por disputar, el empate, con doblete del saprissista Ariel Rodríguez, deja prácticamente sin opciones a los erizos en su deseo de alcanzar el primer lugar.

La Liga ha perdido cinco de los últimos seis puntos, luego de caer frente a Grecia 1-3 a mitad de semana y dejar ir la victoria frente a los tibaseños.

“Pecamos en algunas jugadas que no pudimos cerrar bien. Aprovecharon errores nuestros”, aseguró el panameño Adolfo Machado en FUTV, sin poder ocultar su desencanto por el resultado.

El canalero visiblemente decepcionado admitió que ahora solo les toca seguir trabajando y lo importante es que ya están clasificados a las semifinales.

“No somos conformistas, nosotros trabajamos para tener buenos resultados, pero por errores puntuales nos empatan el partido. Con una bola quieta y un remate desde afuera nos empatan el partido. Ellos (Saprissa) quedan con una amplia diferencia, pero vamos a seguir trabajando para los partidos que quedan”, reiteró Machado

El verdugo. Por su parte, el verdugo rojinegro, Ariel Rodríguez, explicó que lo importante fue la actitud del grupo que nunca dio el compromiso por perdido y admitió que el trabajo y el esfuerzo se vio recompensado.

“Gol es gol en cualquier lado. Es bonito anotar en un estadio lleno de aficionados, pero esta vez no fue así. Estoy muy contento por el trabajo de los compañeros, todos peleamos, todos lo dimos todo. Uno siempre quiere jugar, como delantero, que es lo que me ha caracterizado, pero hoy en día hay que ser polifuncional y adaptarse a las circunstancias, más que viene lo más bonito del campeonato”, manifestó Rodríguez, quien inició el partido jugando por un costado y lo terminó como hombre de área.

Por otra parte, el delantero rojinegro Ariel Lassiter, quien marcó el segundo tanto de los alajueleses, admitió que las desconcentraciones fueron la causa del empate final, a pesar del buen juego que habían desarrollado en el duelo frente a sus archirrivales.

“Fueron detalles. Creo que mentalmente no estábamos enfocados y debemos estarlo durante los 90 minutos para sacar un partido como el clásico, si queríamos acercarnos al Saprissa. Ahora lo que esperamos es sacar los tres puntos en el próximo partido”, agregó Lassiter.

El artillero rojinegro añadió que ese tipo de desatenciones no las pueden cometer frente a escuadras como Saprissa o Herediano, porque las pagan caro.

“Debemos salir adelante, arreglar esos “detalles”. Obviamente es mejor que nos pasen ahora y no en los siguientes partidos. Hay que aprender de estas situaciones, venimos de un parón muy largo y ahora solo queda seguir adelante peleando el torneo”, acotó Lassiter.