Foros

El dilema de Uber

Detener vehículos sin que estuvieren brindando el servicio, está viciado de nulidad

La Constitución Política permite la libertad de comercio y la libertad de contratación. Conforme a ello, y amparados al principio de autonomía de la voluntad, que permite a los administrados hacer todo aquello que no esté prohibido, pareciese que tampoco hay razón para que se prohíba la operación de Uber.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.