Editorial

Impacto de la Ley de Vida Silvestre

El incremento en la demanda de servicios de rescate animal podría agotar la capacidad de algunos refugios.

Como se esperaba, la nueva Ley de Conservación de Vida Silvestre produjo un aumento en la cantidad de animales decomisados, abandonados o entregados en albergues, incluso antes de su entrada en vigencia, el pasado 24 de abril. La donación voluntaria es un efecto disuasivo de la legislación, que penaliza la domesticación de especies salvajes con multas que van de ¢40.000 a ¢1.600.000, y ya ha rendido sus frutos.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.