Columnistas

La diversidad nos hace mejores

La diversidad de opciones sexuales e identidades de género no es una novedad contemporánea. Se remonta a los orígenes de la humanidad. Así lo atestiguan evidencias arqueológicas, antropológicas y, luego, literarias. Lo nuevo (aunque ya no tanto) es aceptar que esas condiciones, preferencias o conductas no pertenecen al ámbito de las extravagancias o desviaciones, sino de los derechos. Como tales, poseen dimensiones individuales y sociales. En ambas merecen respeto y tutela legal.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.