Columnistas

El mito de una reducción progresiva de los combustibles fósiles

En la UE, si bien las tecnologías eólica y solar generan electricidad, la mayor demanda de energía proviene de la calefacción.

BRUSELAS – De qué manera el mundo utiliza la energía es un tema candente para un planeta que se calienta, y los temores de contaminación y presión sobre los recursos han producido una virtual carrera armamentista de estrategias para la eficiencia energética. Desde la Unión Europea (UE) hasta China, las economías están prometiendo reducir su intensidad energética con la ayuda de innovaciones tecnológicas y cambios legislativos.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.