Cartas

Cartas a la columna: Ruido de camiones

Pasan enfrente del hospital de Turrialba

No puedo creer que circulen por el país camiones con el sistema de escape modificado para que produzca un ruido descomunal, irresistible al oído.

Como turrialbeño, es muy triste estar en el hospital y escucharlos cuando pasan por enfrente y distraen a las personas con el intolerable sonido. También, alteran la salud de quienes están internados o trabajando. La situación es permitida por la Policía de Tránsito, cuyos oficiales, conocedores de la ilegalidad de circular en esas condiciones, no hacen nada.

No son pocos, sino una gran cantidad de camiones que circulan a diario sin un silenciador. Es un acto de insensibilidad humana de los propietarios de esos vehículos, choferes, autoridades de tránsito y Riteve. Es sencillo comprobarlo. Basta con estar en el lugar para oír el ruido. No me explico cómo obtienen el certificado de la revisión técnica vehicular. Solicito se intervenga para controlar la falta de empatía.

Daniel Gamboa Pereira, Turrialba

También puede enviarnos sus cartas por WhatsApp, al 61350204. Recuerde mandarnos copia de su cédula.

Médicos cubanos

Como médico digo a los 15 exdiputados que piden al gobierno traer médicos cubanos para atender la emergencia sanitaria que alrededor de estos esclavos del siglo XXI, alquilados por Cuba como superdioses, hay un negocio del cual el gobierno de la Isla se queda con el 75 % de lo que recibe como pago por cada uno.

De Italia fueron sacados, porque allá se dieron cuenta de que no sabían nada. Siempre se ha creído que la medicina cubana es la tapa del perol, ya que pregonan que curan el cáncer, el vitiligo, la epilepsia, la retinosis pigmentaria, etcétera; pero no pudieron salvar ni a Hugo Chávez.

Jorge Acuña Calvo, San Francisco de Dos Ríos

Orden sanitaria

Un vecino tiene covid-19 y le dieron una orden sanitaria de aislamiento. Convive con otras personas en una especie de cuartería. El 18 de mayo lo denuncié al 911 y ante el Ministerio de Salud, pues de la vivienda salen constantemente adultos y niños, incluso con uniforme de escuela.

El 20 de mayo llegó la policía en el preciso momento en que llegaba en moto uno de los habitantes de la casa, sin mascarilla, y les dijo que no era su problema, pues la orden se la pusieron al papá, no a él.

Al mediodía funcionarios del Ministerio de Salud les solicitaron que no salieran de la casa y ahí acabó el caso. Yo aporté 10 videos y fotografías, donde se ve a la gente salir y entrar, pero los funcionarios optaron por ignorarme y tomaron la palabra a los vecinos, quienes manifestaron que no salían porque estaban respetando la directriz. ¿Qué hay que hacer para que los irresponsables cumplan el deber cívico de cuidarse y cuidar a los demás?

Róger Acuña Valverde, Curridabat

Sin Internet

Más de un mes sin Internet del ICE, una decena de reportes al 1193, tres visitas a la agencia de Esparza en tiempos de covid-19, y nada. En mi última consulta en persona, en la agencia, tuvieron el descaro de mencionar un contrato sin la firma del cliente, que estipula que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) brinda un servicio y el cliente paga por él. Sin embargo, el ICE no brinda el servicio, pero sí lo cobra.

Philippe Bloton Grall, Esparza

CNFL responde

Con respecto a la cartas titulada «Cortes eléctricos», de Humberto Trejos Fonseca, residente en Santa Ana, aclaro que los cortes en el servicio eléctrico obedecen a situaciones ocasionadas por las lluvias, las cuales originaron caída de ramas de árboles y la atención de una solicitud de la municipalidad debido a este motivo. También se debe a breves suspensiones para conexión de nuevos clientes industriales y comerciales en la zona. Lamentamos las suspensiones que obedecieron a causas ajenas a nuestras responsabilidades.

Luis Fernando Andrés Jácome, director de Distribución de la CNFL

Reposición de tarjeta

Solicité tres veces la reposición de una tarjeta de la empresa al BAC, sin éxito. Por el chat informé de que, de no recibirla, tendríamos que cancelarla y expliqué que varios pagos están ligados a ella. Me preguntaron, únicamente, si deseaba cancelarla de una vez.

Edgar Cabezas Morales, Pavas

Oferta incumplida

El 10 de abril contactaron conmigo telefónicamente de parte de Cabletica para ofrecerme «mejorar el servicio» de Internet y televisión por un módico aumento de precio.

Para tener todo documentado, pedí el correo electrónico. A partir de ese día —salvo la facturación y el aumento de precio— todo ha sido un calvario. Se equivocaron en la instalación del nuevo módem, me facturaron de más durante dos meses consecutivos y me deben las cajas del servicio de cable.

He tratado de coordinar la instalación durante 60 días y ha sido imposible. Ellos fijan el día y no vienen. Cumplan lo ofrecido porque ya pagamos más de lo que vale.

Jorge Roberto Pérez Marset, Tibás