Cartas

Cartas a la columna: Fiestas clandestinas

En Montes de Oca

Por segundo mes consecutivo, todos los viernes, sábados y domingos —y especialmente cuando el lunes es feriado—, se puede escuchar el bullicio incesante que emana de un bar clandestino en Montes de Oca.

La fiesta comienza a las 9 p. m. y se extiende hasta las 9 a. m. del día siguiente. Ese tipo de reuniones, con música a todo volumen, Dj’s y gritos de sus asistentes, pareciera que están por encima de la ley, pese a los múltiples reportes a la línea 911, a la municipalidad y al Ministerio de Salud.

Nada parece detener la famosa resiliencia de la clandestinidad, cobijada con el manto de la noche y protegida por la falta de nuevas órdenes judiciales suficientes para entrar en el «establecimiento privado», pese a que ya se dio un allanamiento en dicha propiedad.

A las autoridades, su percepción ante nosotros, los ciudadanos comunes, está en juego. Necesitamos creer en que nuestras denuncias tienen peso, que nuestras llamadas pueden tener efectividad y nuestras súplicas —porque a las 3 a. m. y sin poder dormir, es una súplica—, de alguna forma son escuchadas y resueltas por las entidades en que las depositamos nuestra confianza.

Monserrat Fallas Madrigal

Montes de Oca

Zona de confort

Nuestra selección de fútbol por los suelos y le echan la culpa a los jugadores. No, los culpables están en la Fedefútbol. Un atleta paralímpico gana dos medallas y todos los dirigentes se quieren montar en el carro del triunfo.

El país a la deriva y no es por culpa del pueblo, son los políticos y los corruptos. Las municipalidades quedaron fuera de la regla fiscal e hicieron fiesta. Otras instituciones quieren hacer lo mismo y seguir con las convenciones colectivas que todos los costarricenses pagamos.

La CCSS compra un edificio de $4,5 millones para tenerlo en desuso, la pandemia hizo millonarios a otros costarricenses. El hijo de un médico con una pensión heredada de ¢2,5 millones, mientras que otros ciudadanos se mueren de hambre porque no califican a una pensión del régimen no contributivo.

Las becas para estudiantes pobres quedaron en el aire al aplicarles un recorte enorme, estudiantes pobres condenados a más pobreza. El Poder Judicial da náuseas. El Poder Legislativo se convirtió en un círculo vicioso de familiares y amigos de los partidos políticos. El Poder Ejecutivo no da cuentas.

Y mientras tanto, los grandes evasores y contrabandistas siguen en su zona de confort.

Jorge E. Varela Solís

Moravia

Unión de la oposición

Argentina acaba de dar un claro ejemplo de cómo a través del voto se puede hacer cambios y poner un alto a sus gobernantes, caso contrario ocurre en Nicaragua, donde los nuevos dictadores cambiaron las leyes y de un solo golpe eliminaron a toda la oposición, bajo la acusación de traición a la patria. Ahora, el pueblo nicaragüense quedó sin ninguna opción por quién votar para hacer un cambio. En este momento es cuando una oposición debe estar unida, en busca de una estrategia que acabe con el hurto y el secuestro del poder político, social y económico de este país.

Bernardino Rojas S.

Liberia, Guanacaste

Derecho de respuesta

Respuesta a la carta de Evelyn Sánchez Hernández, publicada el domingo 12 de setiembre: “Lamentamos los inconvenientes que tuvo el pasado sábado 14 de setiembre al visitar nuestras instalaciones. Agradecemos sus observaciones y comentarios. Investigaremos lo sucedido y lo tomaremos para mejorar nuestros servicios. Estaremos comunicándonos con su persona en los próximos días.

Diego Solís Barrantes

Director General del Hospital Unibe