8 septiembre
Claro cobró de más

Hace como un mes me quejé por este medio de que Claro me quería rebajar ¢104.000 por un plan pospago pactado en ¢20.000, cobro que no se efectuó por mi pronta apelación, pero ahora me rebajaron ¢40.000 de más, aunque estoy al día con el plan. Solicito a Claro me devuelva el dinero, que buena falta hace.

Víctor Rodríguez Calvo, La Unión

Cambios en incentivo

En relación con el comentario del señor Daniel Madrigal Sojo (Cartas, 29/8/2018), aclaramos que el incentivo por resultados ha variado casualmente en atención a las recomendaciones de la Contraloría General de la República, las directrices emitidas por el gobierno y al mejoramiento de la productividad y la eficiencia de la institución. Este incentivo no es un regalo, sino que se otorga solo si se cumplen parámetros de productividad e indicadores de utilidad y rentabilidad. En el 2018 no hubo ningún pago de incentivo correspondiente al 2017.

Jéssica Soto, Relaciones Institucionales, BN

Cuenta en Scotiabank

Con gran decepción nos hemos encontrado con la incapacidad técnica y logística de los funcionarios de Scotiabank. Ese banco ofrece múltiples propuestas para la gestión de créditos, bajo principios de eficiencia, pero, en la práctica, no son capaces ni de administrar la gestión de cobro automatizado y, peor aún, de llevar las cuentas y cargos de sus clientes.

Esperamos que después de cinco meses y el diálogo con varios técnicos y gerentes, finalmente logren normalizar nuestra operación de crédito y que otros usuarios no tengan que pasar por la frustración de encontrarse con la incapacidad administrativa de esta entidad.

Vanessa Buján Ugalde, Moravia

Pizzería no da factura

El viernes 31 de agosto fui a Pizza Hut de Plaza El Ingenio, en Grecia. Después de ordenar y pagar con mi tarjeta, la persona que me atendió me dijo que después de las 9 de la noche no dan factura porque ya tienen cerrada la caja y que si emiten una tendría un faltante en la caja. Eso me sucedió a mí y a varias personas más.

Le hice ver al dependiente que todavía no eran las 9 de la noche y, en todo caso, aunque fuera más tarde igual tienen que entregar factura. Si lo que quieren es evitar diferencias en la caja, ¿para qué la cierran si el local todavía está vendiendo y recibiendo clientes? Es una cuestión lógica y de sentido común.

Luis Rodríguez Paniagua, Grecia

Camino equivocado

¿Sindicatos para qué? Con paros injustificados y huelgas están llevando al país por el camino equivocado. Deberían aprender de los sindicatos japoneses, privados y públicos. Ellos primero presentan un pliego con las mejoras que requiere la empresa o la institución, se aprueba un plan estratégico de trabajo y luego preguntan qué se les puede ofrecer a cambio.

Las huelgas y paros en Costa Rica, cuando un juez las declare ilegales, deberían cuantificarse los daños y perjuicios que sufrió la economía nacional para proceder a cobrarle a cada sindicalista el daño ocasionado.

Ya es hora de que los costarricenses nos organicemos para realizar una manifestación de ciudadanos indignados en contra de los abusos sindicales. Deberían reconocer que en parte la situación caótica del déficit fiscal ha sido causada por el apetito desmesurado que han manifestado en el pasado para obtener una serie de prebendas en salarios y pensiones, muchas amparadas en leoninas convenciones colectivas.

Mario Herrera Flores, Alajuela

País ingobernable

Una de las frases célebres de don Pepe Figueres era “este país es ingobernable”. Tenía y sigue teniendo razón, en especial en lo relacionado al grave problema de la crisis fiscal. Todos los sectores involucrados jalan para su saco. Los sindicatos, los gremios médicos, los diputados de oposición, los beneficiados con las pensiones de lujo y los taxistas, todos anteponen sus intereses a cualquier intento de dotar al gobierno de los recursos indispensables para hacer frente a sus obligaciones, sin importarles que el país se vaya a la bancarrota.

Rigoberto Prendas Vargas, Guápiles, Pococí