Sofía Chinchilla Cerdas. 7 junio
Luc Montagnier fue el coganador del Premio Nobel de Medicina, en el 2008, por descubrir el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Sin embargo, desde hace meses, el virólogo de 88 años se dedica a difundir desinformación relacionada con la pandemia de covid-19. watermark-flex watermark-mobile
Luc Montagnier fue el coganador del Premio Nobel de Medicina, en el 2008, por descubrir el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Sin embargo, desde hace meses, el virólogo de 88 años se dedica a difundir desinformación relacionada con la pandemia de covid-19.

No es cierto que un virólogo ganador del Premio Nobel de Medicina 2008 haya vaticinado que las personas vacunadas contra la covid-19 van a morir dentro de dos años.

En redes sociales y grupos de WhatsApp circulan mensajes que le atribuyen dicha afirmación al científico francés Luc Montagnier, pero se trata de una falsedad.

La desinformación se difunde desde múltiples sitios web, tanto en español como en inglés.

“Todas las personas vacunadas morirán dentro de dos años. El laureado con el premio Nobel Luc Montaignier confirmó que no hay oportunidad de supervivencia para las personas que se hayan puesto la vacuna”, dice el inicio de un blog en el portal web Bridgenit.

Según esta publicación, Montagnier dijo en una entrevista que el mundo “deberá estar preparado para cremar los cadáveres”.

No obstante, el científico francés nunca ha dicho tal cosa.

Bridgenit basa su artículo, supuestamente, en el video de una entrevista en la que Montagnier habla en contra de las vacunas. Sin embargo, el científico en ningún momento de la grabación dice que los inmunizados morirán.

Luc Montagnier fue el coganador del Premio Nobel de Medicina, en el 2008, por descubrir el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Sin embargo, desde hace meses, el virólogo de 88 años se dedica a difundir desinformación relacionada con la pandemia de covid-19.

Por ejemplo, en el extracto del video que utiliza Bridgenit, él afirma que las vacunas son las responsables de la aparición de las variantes del virus SARS-CoV-2, lo cual es falso.

Además, afirma que los anticuerpos desarrollados a partir de las inyecciones causan que la enfermedad sea más grave, lo cual tampoco es cierto.

El medio de comunicación estadounidense PolitiFact, el cual investigó si Montagnier ha dicho que los vacunados contra la covid-19 morirán en dos años, no encontró ningún rastro de las supuestas declaraciones.

La cadena de noticias Reuters tampoco halló las presuntas afirmaciones.

Vacunas no crean nuevas variantes del virus

En el extracto del video, lo que Montagnier sí dijo fue que las vacunas crean las variantes del virus. Sin embargo, tal afirmación es errónea.

Por el contrario, en la naturaleza es normal y esperable que, con el paso del tiempo, los virus se transformen en distintas versiones de sí mismos.

Para subsistir, cualquier virus requiere de las células humanas para replicarse y continuar transmitiéndose. Por ello, cada vez que se replica, desarrolla cambios. Es decir, muta, y es así como surgen las variantes.

En ocasiones, los cambios son mínimos y no alteran la forma como se comporta el patógeno; pero en otros casos, el virus puede hacerse más transmisible. Esto es lo que se ha observado en algunas de las variantes del SARS-CoV-2.

Las mutaciones también podrían ocasionar que las vacunas sean menos eficaces en algunas personas.

Sin embargo, la evidencia demuestra que la vacunación reduce en forma drástica la posibilidad de que las personas enfermen gravemente y fallezcan por covid-19.

Por ejemplo, en noviembre pasado, las personas mayores de 65 años representaban el 80% de quienes murieron cada día por esta enfermedad. Siete meses después y de la mano con la campaña de inoculación, ese porcentaje bajó a un 32%.

Además, como lo señaló el medio de verificación Newtral, las variantes de la covid-19 existen desde antes de que iniciaran en el mundo las campañas de vacunación.

“Por el momento lo que se ha visto es que las nuevas variantes surgen con bajos niveles de vacunación y no al contrario y que las vacunas frenan su aparición”, dijo a Newtral la inmunóloga Matilde Cañelles, del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España.

Vacunas no empeoran la enfermedad

Reuters también corroboró que no es cierto que las vacunas desencadenen el fenómeno de facilitación dependiente de anticuerpos (ADE, por sus siglas en inglés). Es decir, que las vacunas en lugar de reducir la gravedad de la enfermedad, la incrementen.

En una publicación en su sitio web, el Hospital de Niños de Filadelfia explica que este fenómeno se ha observado con el virus del dengue, el cual tiene distintas variantes.

Si una persona se infecta con una de esas variantes, es posible que sus síntomas sean ligeros y que genere una respuesta inmune protectora.

Pero si el mismo paciente después contrae una segunda variante, los anticuerpos de la infección previa pueden facilitar el ataque del patógeno.

Sin embargo, este no es el caso de la covid-19, ni de las vacunas que la combaten.

“Ni la enfermedad covid-19 ni las vacunas han generado evidencia de causar ADE. Las personas infectadas con SARS-CoV-2 no han sido proclives a desarrollar ADE en caso de una segunda exposición”, indica el Hospital de Niños de Filadelfia.

Fuentes consultadas

-Hospital de Niños de Filadelfia: ADE y Vacunas

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.