Vanessa Loaiza N., Rafael Pacheco. 10 octubre, 2020
Laura Jiménez Quirós llevó bastante agua para toda la familia, en especial para sus adultos mayores. Ella pidió por la paz en el país. Foto: Rafael Pacheco.
Laura Jiménez Quirós llevó bastante agua para toda la familia, en especial para sus adultos mayores. Ella pidió por la paz en el país. Foto: Rafael Pacheco.

La gruta y la piedra del hallazgo de Nuestra Señora de los Ángeles reabrieron sus puertas este sábado en Cartago, luego de casi siete meses cerradas por la pandemia.

Según el sacerdote Francisco Arias, rector de la basílica, los espacios estarán abiertos al público los fines de semana y los feriados de 9 a. m. a 3 p. m.

Este sábado la alegría de los feligreses fue más que evidente, pues hicieron fila para ingresar individualmente a recoger agua de la gruta y cumplir con los requisitos sanitarios que estableció el Ministerio de Salud.

Entre ellos, solo puede entrar una persona por familia y debe ir con mascarilla y usar alcohol en gel para desinfectarse las manos.

Una de las primeras que acudió a recoger dos galones de agua fue Cecilia Montero, vecina de Tres Ríos, en La Unión de Cartago. Ella no solo llenó los recipientes, sino que aprovechó para ponerse un poco del líquido en la frente y las mejillas.

“Estoy demasiado alegre, demasiado contenta, porque gracias a Dios esto es lo que estamos necesitando ahora, la fe en Dios, que es la que nos va a ayudar a salir adelante”, manifestó. Reconoció que antes entraba con toda su familia, pero ahora el resto de los integrantes la esperaban en las afueras del templo.

Igual sentimiento externó Laura Jiménez Quirós, quien viajó desde El Tejar de El Guarco. Ella también dijo estar muy emocionada y alegre, pues había estado esperando esta oportunidad desde hace mucho tiempo.

Cuando se le consultó si viajó a la basílica con alguna petición, esta fue su respuesta:

“La paz de nuestro país, que se ha perdido tanto, tanta situación que hay, tanta violencia; también por la salud, por recobrarnos, por toda esta pandemia que ha causado mucho dolor a muchas familias, como el desempleo, la pobreza, pedirle a ella (la virgen), que interceda por nosotros ante Jesús para que todo esto se resuelva lo más pronto posible”.

Adrián Monge, su esposa Alejandra Torres, y sus hijas, Adriana y Sidney, de El Tejar de El Guarco aprovecharon la reapertura para visitar la piedra del hallazgo, donde apareció la Negrita. Foto: Rafael Pacheco.
Adrián Monge, su esposa Alejandra Torres, y sus hijas, Adriana y Sidney, de El Tejar de El Guarco aprovecharon la reapertura para visitar la piedra del hallazgo, donde apareció la Negrita. Foto: Rafael Pacheco.
José Bonilla llegó desde Birrisito de Paraíso de Cartago a recoger un poquito de agua en la pilita de la basílica. Foto: Rafael Pacheco
José Bonilla llegó desde Birrisito de Paraíso de Cartago a recoger un poquito de agua en la pilita de la basílica. Foto: Rafael Pacheco

Además de la gruta, los fieles pueden ingresar al templo en los horarios establecidos para misa. De lunes a viernes hay ceremonias en estas horas: 7:30 a. m., 11 a. m. y 6 p. m. Sábados: 11 a. m. 4 p. m. y 5:30 p. m. y domingos: 6 a. m., 7 a. m., 9 a. m., 10:30 a. m., 12 mediodía, 4 p. m. y 5:30 p. m. con un aforo máximo de 125 personas.

Para acudir a la misa el fin de semana debe registrarse en este enlace. Mientras que entre semana, solo debe presentarse en el puesto de ingreso a la basílica, en la entrada principal, donde se completará una inscripción.