Servicios

Líder de fuga en La Reforma aparece muerto en su celda

Reo no presentaba signos de violencia en el cuerpo, dicen autoridades de penal

Sentado. Recostado a la pared, desvanecido hacia un lado y sin signos de violencia externa.

Así encontraron las autoridades al recluso Joehl Araya Ramírez, líder del intento de fuga ocurrido en el centro penitenciario La Reforma el 11 de mayo.

La causa del deceso es investigada por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), mientras las autoridades penitenciarias apuntan, por ahora, a la posibilidad de una muerte natural.

El cuerpo fue encontrado por el personal de seguridad penitenciaria a las 6 a. m., durante el conteo matutino previo al desayuno.

De acuerdo con funcionarios del Ministerio de Justicia, el recluso fue escuchado por última vez el sábado, pasadas las nueve de la noche, cuando conversaba a gritos con otros internos de la sección de Máxima Seguridad.

Araya, de 45 años, cumplía una pena de 65 años por homicidio y otros delitos. En octubre del 2006 encabezó una fuga, pero fue recapturado ese mismo mes.

Hace apenas 11 días intentó escapar nuevamente. Esta vez el hecho culminó con un enfrentamiento con la Policía en que falleció un oficial del penal y dos reclusos.

El ministro de Justicia, Hernando París, fue enfático en que las causas de muerte las esclarecerá la Medicatura Forense.

“Según lo que me reportan, no hay signos de violencia ni en el cuerpo ni en la celda donde él estaba aislado. Se le encuentra sobre la cama y recostado a la pared. Aparentemente, se había sentado y ahí ocurre el fallecimiento”, precisó el Ministro.

Tampoco se encontraron signos de ahorcamiento u otra pista que haga sospechar de un suicidio, según declaró el funcionario.

París habló con la prensa al salir de una misa de tropa celebrada ayer en la catedral metropolitana en honor al oficial Francis Morales Fallas, quien perdió la vida durante el intento de fuga del 11 de mayo.

La Nación tuvo acceso a imágenes –que no serán publicadas por ser muy fuertes– en que se puede ver a Araya sentado sobre el colchón, recostado a la pared y con la cabeza inclinada hacia la derecha.

Vestía una camiseta gris sin mangas y una pantaloneta roja.

Investigación. Tras consultarle si se seguirá una investigación a los policías penitenciarios que estaban en turno, París aseguró que ante un fallecimiento siempre se hace una investigación exhaustiva.

“Eso le compete al Poder Judicial. La Medicatura en cuanto a causa de muerte, y la Fiscalía respecto a los demás pormenores del acontecimiento”, dijo, e insistió en que hasta ahora hay indicios de que haya habido un acto de violencia.

Por su lado, Reynaldo Villalobos, subdirector de Adaptación Social, declaró que los hechos no le preocupan “en términos de que hay transparencia en la situación”. Los resultados de las investigaciones del Ministerio Público van a clarificar lo ocurrido, aseguró.

Ayer se intentó conocer la versión del director y del subdirector del OIJ, Jorge Rojas y Francisco Segura, respectivamente, pero ninguno contestó el celular.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.