6 enero, 2012

El gestor de medicamentos de la CCSS investigado por aparentes anomalías en compras urgentes de fármacos regresó a laborar ayer.

Hans Vindas Céspedes estuvo suspendido de su cargo durante cuatro meses y este jueves se incorporó a un nuevo puesto.

Él trabajará temporalmente en el Área de Almacenamiento y no en la de Gestión de Medicamentos.

Así lo confirmó la oficina de prensa de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

“Fue reubicado en un área que no tiene relación con sus anteriores funciones. En todo caso, los procesos continúan con su gestión normal, de conformidad con lo establecido en las normas que rigen la relación obrero-patronal en la institución”, indicó José Luis Valverde, vocero de la institución.

La solicitud del traslado temporal del funcionario la hicieron los propios encargados del Área de Gestión de Medicamentos.

En su nuevo puesto, Vindas se ocupará de la justificación de inventarios y la valoración de infraestructura de almacenes.

También participará en la capacitación e implementación de pedidos electrónicos de las unidades ejecutoras.

Ayer se le intentó consultar, pero él no quiso dar declaraciones sobre su regreso a la CCSS.

Señalamientos. A principios de setiembre, este diario informó de que Vindas realizó adquisiciones de medicamentos con un proveedor que está ligado a su madre, por medio de una empresa subsidiaria.

Por este motivo, el funcionario fue separado de su cargo de inmediato, por dos meses. Posteriormente, se decidió ampliar la medida hasta ayer.

Además de ser indagado por un órgano de investigación preliminar –cuyos integrantes no se han dado a conocer– y la Auditoría Interna de la CCSS, el caso también está bajo el escrutinio de una comisión legislativa y la Fiscalía.

Mientras regía su suspensión con goce de salario, Vindas viajó al exterior.

Dinorah Garro, gerente interina de Logística, dijo en diciembre que se determinó que Vindas no incurrió en una falta a su trabajo pues no tenía un impedimento de salida dictado por una instancia judicial.

Ileana Badilla Chaves, jefa del Área de Adquisiciones de Bienes y Servicios, indagada por alterar folios de expedientes de compras urgentes de medicamentos, fue restituida en diciembre, tras una suspensión de dos meses.