Servicios

Chinchilla ordena investigar anomalías en vía a Caldera

Mandataria pretende que peajes se fijen según la calidad del servicio

La presidenta Laura Chinchilla ordenó ayer investigar a los funcionarios públicos que fiscalizaron la vía a Caldera, para determinar si incurrieron en irregularidades o incumplieron deberes.

El anuncio de la mandataria se produjo en momentos en que llueven las críticas por el estado de la vía: deslizamientos recurrentes, problemas de canalización de aguas y un hundimiento.

Según Chinchilla, la investigación tiene como propósito que, “de comprobarse irregularidades, deficiencias o incumplimiento de deberes, se establezcan las acciones de responsabilidad que correspondan”.

Edwin Rodríguez, secretario del Consejo Nacional de Concesiones (CNC), confirmó que será su junta directiva la que nombrará una comisión investigadora.

Aunque la Presidenta no fijó un plazo para entregar el informe respectivo, Francisco Jiménez, ministro de Transportes, dijo que debe estar listo “a la brevedad posible, en pocas semanas”.

En este proceso se investigará el accionar de funcionarios como Hadda Muñoz, quien funge como gerente del proyecto ante el Consejo de Concesiones.

También se incluiría a Guillermo Matamoros, quien era el secretario de Concesiones, durante la construcción de la vía. Hoy, Matamoros ejerce un cargo público en la Contraloría General de la República.

Francisco Jiménez dijo que la lista incorporará al personal técnico del Ministerio de Obras Públicas (MOPT) y de Concesiones, que estuvo relacionado con la supervisión de la carretera.

Por último, dijo que se incluirá en ese proceso a la anterior empresa fiscalizadora del proyecto: Euroestudios-IMNSA.

Según Jiménez, este consorcio hizo los diseños de referencia de la carretera a Caldera y luego avaló los diseños definitivos que presentó la concesionaria, Autopistas del Sol.

En una tercera instancia, Euroestudios-IMNSA se convirtió en fiscalizadora de la obra, durante toda la fase constructiva.

Anoche, Enrique Molina, representante de esta compañía dijo que la fiscalización era responsabilidad del Consejo de Concesiones.

“Nosotros lo que tuvimos a nuestro cargo fue la supervisión de la obra, lo que corresponde al control de la calidad, la fiscalización es de un nivel superior”.

Molina también se desligó del diseño de la obra. “Nosotros no hicimos ningún diseño, los diseños los hizo el concesionario en función de los planos referenciales que fueron hechos por el MOPT”.

Sin embargo, el CNC aportó documentos en los que Euroestudios -IMNSA da el visto bueno a los planos de la carretera.

La presidenta Chinchilla también ordenó que las tarifas de peaje se fijen según “los niveles de servicio” de la carretera, donde se tomaría en cuenta si hay derrumbes o cierres parciales que afecten a los usuarios.

Además, pidió que el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), de la Universidad de Costa Rica, coadyuve en la supervisión y fiscalización de la ruta a Caldera y que haga “una auditoría técnica de todo lo acontecido hasta ahora”. Colaboró la periodista Ximena Alfaro.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.