Vanessa Loaiza N.. 3 octubre, 2018
Policía antimotines contuvo durante varios minutos a los manifestantes que le gritaban improperios al mandatario en la Plaza de la Cultura. Foto: Albert Marín.

La historia reciente en Costa Rica no registra referencias de un hecho similar. Este miércoles, cuando intentaba salir del Teatro Nacional, donde inauguró el IV Congreso de Movilidad Urbana, una turba de manifestantes atacó al presidente Carlos Alvarado con insultos, un empujón y hasta el lanzamiento de un objeto.

Unos cuantos lograron acercársele lo suficiente para insultarlo con lenguaje soez; otro, con camisa amarilla similar a la que usan los funcionarios del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), lo empujó por la espalda, y un hombre con gorra blanca de un sindicato se agachó para recoger algo en el suelo y lanzarlo contra el vehículo del mandatario, parqueado en el bulevar de la avenida central.

El vergonzoso incidente con huelguistas que se oponen a las reformas fiscales que se discuten en el Congreso duró apenas unos minutos, pero la escalada de condenas de diferentes grupos económicos y sociales se extendió por el resto de la tarde.

Cámaras empresariales, la Defensoría de los Habitantes e incluso el propio ICE condenaron el irrespeto a la investidura del presidente y exigieron acciones inmediatas y ejemplarizantes.

En tanto, el Ministerio de Seguridad Pública confirmó la noche de este miércoles que ya investiga a dos de los manifestantes, uno de ellos plenamente identificado, por las agresiones registradas en video. Todavía no hay detenidos.

(Video) Policía identifica a hombre que lanzó objeto a presidente y equipo de Seguridad

La Defensoría de los Habitantes calificó lo sucedido como un “bochornoso y grave” irrespeto a la figura del Presidente de la República y a la institucionalidad.

“Es necesario que la cordura impere, que el respeto sea el norte de las actuaciones tanto individuales como colectivas, pero sobre todo, que no se ponga en riesgo la integridad de ninguna persona”, manifestó esa institución en un boletín de prensa.

Hizo, además, un llamado a la tranquilidad: “Toda manifestación es válida siempre y cuando sea de manera pacífica. Sin embargo, no son de recibo que estas expresiones eleven el tono de tal manera que llegue al insulto, al bloqueo, a la amenaza, el daño a la cosa pública, a la no prestación de servicios esenciales o incluso a generar un clima de intranquilidad entre las personas”.

Mientras, Irene Cañas, presidenta del ICE, grabó un video en el que asegura que si bien respeta el derecho ciudadano a manifestarse, no tolerará acciones violentas de funcionarios de la entidad.

“En los momentos más complejos que ha vivido el país, muchos de nuestros funcionarios han mostrado su compromiso, mística y entrega. Precisamente, durante la cuyuntura actual se han realizado todos los esfuerzos para que nuestros servicios tengan la menor afectación posible. Quiero decirle al pueblo de Costa Rica que, como presidenta ejecutiva del ICE, he girado la instrucción de abrir de inmediato una investigación interna, y que se tomen las acciones administrativas correspondientes”, indicó.

(Video) Zafarrancho de sindicalistas tras la salida de Carlos Alvarado del Teatro Nacional

“Un acto que deshonra al país”

Al repudio del ICE, se sumó la Cámara de Comercio de Costa Rica, que censuró el irrespeto y la actitud de los manifestantes. "Reiteramos que estos hechos sobrepasan la legalidad, las buenas intenciones y están muy lejos del derecho de manifestarse que tiene la población trabajadora del sector público y privado nacional.

"Ante todo se debe respetar la investidura presidencial, ya que, indistintamente de no estar de acuerdo con su posiciones, acciones o comportamiento, bajo ninguna circunstancia el primer mandatario de la República debe ser objeto de improperios, agresiones o manifestaciones irrespetuosas.

“Instamos a las autoridades a actuar con firmeza y mucha determinación frente a estos hechos y solicitamos que se abra una investigación y se acuse con todo el rigor de la ley a quienes participaron en un acto que deshonra al país y no nos representa”, declaró la vicepresidente de la Cámara, Julio Castilla Peláez.

La Cámara de la Construcción, que la semana pasada denunció el despido de 300 trabajadores por la falta de emulsión asfáltica para atender las carreteras del país, producto de un posible boicot de empleados de Recope, consideró que lo ocurrido este miércoles deslegitima aún más el movimiento de huelga, que cumplió este miércoles 24 días de bloqueos y protestas.

“Esta huelga cada vez va perdiendo más legitimidad, conforme sus dirigentes insisten en promover actuaciones violentas y en generar un clima de inestabilidad. Como sector productivo, no podemos permitir que el país caiga en manos de personas que solo buscan defender intereses particulares a cualquier costo. El costarricense es una persona educada que no debería tolerar la violencia y faltas de respeto que alteran la paz nacional”, declaró el presidente de la organización, Jorge Arturo González.

Simultáneamente, Gonzalo Delgado, presidente de Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), consideró que el irrespeto al presidente excede cualquier parámetro que puede soportar un conciudadano.

Urgió a los sindicialistas y a los dirigentes “que han incitado a la violencia y a la desobediencia civil” a asumir la responsabilidad que les corresponde.

“Por favor señores de los sindicatos empiecen a trabajar como debe ser, con honestidad, con transparencia, y al amparo de la legalidad”, manifestó.

(Video) Huelguistas insultan al presidente Carlos Alvarado: ¡no tenés huevos!

La Cámara Costarricense – Norteamericana de Comercio (AmCham) reaccionó “con estupor y profundo malestar” tras los actos abusivos por parte de manifestantes.

"El Presidente de la República fue víctima de un intento de agresión física y verbal, situación que representa una violación al orden democrático y a la institucionalidad del país (...).

“Los daños causados han sido cuantiosos y los excesos cometidos contra la institucionalidad del país, la vida y la seguridad de las personas deben ser resarcidos y ameritan que caiga todo el peso de la ley penal y laboral, de manera que se sancionen, en forma ejemplarizante, todas las conductas que hayan violado el orden público”.

Por último, la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco) y la Cámara Costarricense de Hoteles urgieron al diálogo entre las partes, la tolerancia y el respeto.

“Ante la situación financiera que enfrenta nuestro país, el camino más acertado para avanzar es por medio del trabajo y del diálogo, no denigrando la destacada democracia que nos posiciona a nivel mundial”, declaró Cadexco.

Justamente, el próximo lunes vence el plazo otorgado por el Gobierno para que los sindicatos suscriban el acuerdo que permita abrir una mesa de negociación, condicionada a que se deponga la huelga, que ya le ha costado al país ¢32.000 millones en pérdidas.

(Video) Hombre empuja al presidente Carlos Alvarado

Otros ataques a la investidura presidencial

Lo ocurrido este miércoles revive otros hechos de violencia contra mandatarios en Costa Rica. Este es un recuento de algunos de esos episodios.

1970: "En los primeros días de la Administración Figueres Ferrer (1970-1974) éste llegó a un acto oficial a la Escuela de Ciencias Económicas (de la Universidad de Costa Rica). Luego del acto, cuando ya se retiraba, antes de la salida del edificio, un estudiante del grupo FAENA, Pablo Azofeifa, increpó a Figueres y éste le dio en la cara al estudiante con la palma abierta, rompiéndole el labio.

" Yo, estaba como a cinco metros del hecho. Después Figueres se entera que ese estudiante es hijo del profesor de literatura de la Universidad de Costa Rica y poeta Isaac Felipe Azofeifa, del Partido Liberación Nacional y amigo del Presidente. Por ello, éste lo invita a tomar café a la Casa Presidencial como una señal de paz. El poeta fue a tomarse el café en un clima amigable", dice el relato de Francisco Escobar, recuperado en la obra Las Jornadas de Alcoa, de Jorge Enrique Romero Pérez.

12 de octubre del 2004: El Consejo Nacional de Rectores organizó una marcha para decirle no a la corrupción que concluyó con el intento fallido del presidente Abel Pacheco por sumarse a la caminata.

El mandatario pretendía unirse a los rectores con tan mala suerte que ingresó a la marcha justo en un sector donde un grupo sindical empezó a reclamarle los $100.000 que Alcatel donó a su campaña, así como los aportes taiwaneses, todo aderezado con fuertes insultos hacia su persona y abucheos.

“Es muy doloroso que le digan a uno corrupto sin serlo; yo nunca me he robado nada ni he alcahueteado actos inmorales ni cosa parecida. Yo no soy rencoroso y entiendo que esa gente estaba indignada con tanta cosa que ha aparecido y es que yo también a veces me siento igual de dolido...”, manifestó en aquel momento.

16 de agosto del 2006: Óscar Arias Sánchez celebraba en el Parque Nacional los primeros 100 días de su segundo mandato (2006-2010). La calma del acto de ayer se quebró cuando 20 universitarios y sindicalistas irrumpieron con pitos y pancartas contra el TLC e insultos al mandatario. Al día siguiente, el contingente de seguridad de Arias estaba conformado por 100 efectivos de la Fuerza Pública.

11 de abril del 2013: La celebración del 11 de abril en la ciudad de Alajuela terminó en caos cuando se juntaron las barricadas de la policía, la indignación de los ciudadanos comunes y las manifestaciones de los opositores a la concesión de la carretera San José - San Ramón.

Las cortinas de hierro de los negocios cerraron de emergencia en el casco central, al término del acto oficial en que participó la presidenta Laura Chinchilla, celebrado en el parque Juan Santamaría.

A dos cuadras de esa plaza, el entonces presidente del Partido Liberación Nacional (PLN), Bernal Jiménez sufría con sus más de 80 años a cuestas el encierro de los manifestantes, quienes rodearon y golpearon su vehículo.

Colaboraron en esta información Armando Mayorga, Joselyne Ugarte, Ángela Ávalosy Eillyn Jiménez.