Servicios

Alto costo de luz lleva a empresa a poner baterías y paneles, ajuste le ahorra $41.000 al mes

Proquinal, compañía dedicada a la fabricación de telas recubiertas, invirtió $2 millones en sistema que le permite almacenar energía en franja tarifaria nocturna y luego utilizarla en jornada diurna

Las elevadas tarifas eléctricas de Costa Rica obligaron a la empresa Proquinal, dedicada a la fabricación de telas recubiertas, a instalar un sistema de almacenamiento de energía valorado en $2 millones que le permitió reducir los costos operativos de su planta en Coyol de Alajuela.

Dicha compañía colocó el año pasado 690 paneles para capturar energía solar y almacenarla en unas baterías especiales equipadas con celdas de litio, las cuales tienen una capacidad de almacenamiento hasta de 4.3 Megavatios hora (MWh).

Las baterías se pueden cargar de noche, cuando la tarifa es más económica. Así, la electricidad guardada durante el periodo nocturno se puede utilizar durante el día cuando el costo de la electricidad es mucho más alto. Dicho procedimiento le permite generar ahorros.

Antes de esa mejora, Proquinal pagaba de $0,12 a $0,14 por kilovatio hora por la energía que consumían sus dos plantas dedicadas a la fabricación telas y revestimientos para equipo hospitalario, instrumentos, espacios físicos y otras superficies que requieran protección.

Tras la instalación de los paneles solares y las baterías, este costo productivo cayó a $0,06 por kilovatio hora (50% menos). Así lo confirmó Moisés Hernandez Méndez, gerente general de Proquinal (miembro de Spradling Group).

La energía guardada se inyecta al proceso productivo de la planta en dos periodos de mayor demanda: uno de 10 a. m. 12:30 p. m. y otro de 5:30 p. m. 8:00 p. m. Precisamente, en esos lapsos el costo de la electricidad pública es 4,5 veces más alto que durante la noche.

A través de este sistema, la empresa logra ahorrarse unos $41.000 mensuales lo cual augura una recuperación de su inversión inicial en un plazo de 4,3 años. Más del 60% del ahorro resulta de las baterías, enfatizó el empresario.

“Nuestro mayor costo en Costa Rica, luego de la mano de obra, es la energía eléctrica. Según fuimos creciendo en la operación, este tema cobró más importancia. Competimos contra productos de Asia, Europa y Estados Unidos, donde el costo de la luz es más bajo”, aseveró Hernández.

Sostuvo que la sobrevivencia de la compañía depende de la calidad de sus productos y de cómo producirlos a menor costo. Dicha firmada, ubicada en la Zona Franca de Coyol, da trabajo directo a 500 personas y acumula 20 años en el país.

Hernández agregó que se trata de tecnología alemana fabricada por la empresa Roll Royce Solutions; una división de Rolls-Royce Power Systems AG, empresa industrial dueña de una serie de marcas e instalaciones para fabricación de motores propiedad de Rolls-Royce Holdings.

Proquinal instaló dos contenedores con baterías de litio hechos por esta empresa mientras que los paneles los construyó con ayuda de la empresa Swissol.

“Pensando como costarricense, veo en nuestra experiencia una oportunidad para empresas en Costa Rica cuyos recursos deberían destinarse al crecimiento de más empleo, desarrollo y negocio. Me gustaría ver al Instituto Costarricense de Electricidad y a otros proveedores brindar este tipo de soluciones. En vez nosotros de poner $2 millones, los proveedores deberían ofrecernos esto y hacer ellos negocio”, aseveró el gerente.

Menos competitivos

El llamado del empresario va en línea con declaraciones de Carlos Montenegro, director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Costa Rica, quien advirtió la semana anterior que el país cerró el 2020 con uno de los precios más altos de electricidad para industriales del mundo.

Costa Rica cobra $0,15 por kilovatio hora lo cual es un 24% más caro respecto al promedio latinoamericano de $0,12, explicó Montenegro durante el foro “Desafíos del Bicentenario”, organizado por el diario La Nación y que se enfocó en los retos de la generación eléctrica nacional.

La energía local, agregó el industrial, tiene un precio 67% mayor respecto al promedio europeo de $0,09 y cuesta 129% más cuando se compara al promedio de Estados Unidos de $0,07.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.