Salud

Salud pide no usar productos con dióxido de cloro para la covid-19: ‘Ponen en grave riesgo la salud’

Advierte de que estas sustancias no son reconocidas como medicamentos por el Ministerio ni por ninguna agencia sanitaria internacional

El Ministerio de Salud solicitó a la población no comprar productos para tratar la covid-19 que contienen dióxido de cloro o clorito de sodio, ya que “ponen en grave riesgo la salud” de quienes los consumen.

En Internet estos productos se comercializan con los nombres de Miracle Mineral Solution o Master Mineral Solution (Solución Mineral Milagrosa o Solución Mineral Maestra), Miracle Mineral Supplement (Suplemento Mineral Milagroso), MMS, MMS Clorito de Sodio, Solución de dióxido de cloro, CDS y CDS Dióxido de Cloro.

El Ministerio de Salud, a través de la Dirección de Regulación de Productos de Interés Sanitario, alertó de que estos productos no son reconocidos como medicamentos ni por la institución ni por ninguna agencia sanitaria internacional.

Tampoco cuentan con un registro sanitario que respalde su seguridad, calidad y eficacia para tratar o curar la covid-19 ni ninguna otra enfermedad.

Por lo tanto, Salud recalca que su elaboración, importación, distribución y comercialización como uso medicinal o terapéutico no son permitidos en Costa Rica.

Según explicó el Ministerio, los productos que contienen clorito de sodio y dióxido de cloro son comercializados en frascos con una solución ya preparada de dióxido de cloro o como un kit que incluye un frasco que contiene clorito de sodio en agua destilada y un frasco activador que contiene ácido cítrico en solución, los cuales deben ser mezclados (para obtener dióxido de cloro) antes de beberlos.

"No existe evidencia científica que respalde el uso de estas sustancias contra la covid-19 u otras enfermedades tal y como se promocionan a través de redes sociales, sitios web, publicidad engañosa u otros medios de comunicación. Por lo que su uso pone en grave riesgo a la salud de la población que lo consume o pretende hacerlo.

“El clorito de sodio y dióxido de cloro no han sido evaluados rigurosamente ni aprobados por ninguna agencia a nivel nacional o internacional, mediante ensayos clínicos para su utilización como medicamentos”, explicaron la autoridades.

Alertaron de que el clorito de sodio y dióxido de cloro reaccionan rápidamente en los tejidos humanos y si se ingieren pueden causar irritación de la boca, el esófago y el estómago, con un cuadro digestivo irritativo severo, con la presencia de náuseas, vómitos y diarreas.

También pueden provocar complicaciones respiratorias y graves trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales.

“La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos ha recibido informes sobre eventos adversos graves en pacientes que han consumido dióxido de cloro, incluidos insuficiencia respiratoria, alteraciones en la actividad eléctrica del corazón, hipotensión, insuficiencia hepática, anemia, vómitos, diarrea grave y presión sanguínea baja potencialmente mortal causada por la deshidratación”, añadió Salud.

El Ministerio de Salud, además, informó de que la Ley General de Salud prohíbe la elaboración, el comercio y el uso de productos sin registro sanitario, por lo que, las personas naturales o jurídicas que importen, comercialicen, distribuyan o promuevan el uso del clorito de sodio o dióxido de cloro se expondrán a las medidas y sanciones correspondientes.

“La presente alerta se basa en diversos comunicados y alertas emitidas por autoridades reguladoras de países de alta vigilancia sanitaria como Estados Unidos, Canadá, España y Francia, así como de algunos países de Latinoamérica como Argentina, Brasil, Colombia y Chile”, detalló el Ministerio de Salud.

Este vehemente llamado de las autoridades sanitarias se da días después de que el Centro Nacional de Intoxicaciones informara del aumento de llamadas para consultar sobre la posibilidad de consumir esas sustancias.

Dióxido de cloro: es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel, en plantas públicas de tratamiento de agua y en el proceso de descontaminación de construcciones. Este gas se ha utilizado como desinfectante, en bajas concentraciones, para la potabilización de agua y en ensayos clínicos de antisepsia bucal.

Hipoclorito de sodio: es un producto de desinfección para uso en superficies, comercializado como lejía con diferentes concentraciones —alrededor de 3 a 6%—.

Recomendaciones

- No comprar, vender ni utilizar cualquier otro producto que se promocione para prevenir, aliviar o curar la covid-19.

- Si está consumiendo estos productos, suspenda su uso inmediatamente debido a los riesgos que puede representar para su salud.

- No utilizar productos a base de dióxido de cloro o clorito de sodio por vía oral, inhalación o parenteral en pacientes con sospecha o diagnóstico de covid-19 , ni en ningún otro caso. El consumo de estas sustancias puede causar graves daños a la salud, siendo algunos potencialmente mortales.

- Denunciar ante el Ministerio de Salud a aquellos establecimientos, empresas o personas que se sospeche estén comercializando o promoviendo estos productos como medicamento o tratamiento y cualquier otro producto que no cuente con registro sanitario. Para ello, puede escribir al correo dac.denuncias@misalud.go.cr